Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Esta preciosa isla canaria es, posiblemente, el mejor lugar de playa para viajar en invierno
Shutterstock

Playa en invierno: destinos cálidos para huir del frío sin (casi) salir de Europa

Playas de arena fina y dorada, aguas de color azul turquesa y temperaturas que no bajan de los 15 grados. Y sin turistas

Noelia Santos
Escrito por
Noelia Santos
Publicidad

Tanto si estás pensando en hacer una escapada en el puente de diciembre, o incluso más allá de enero, pero no quieres renunciar a echar un bañador en la maleta, tenemos una selección para viajar a destinos de playa de invierno donde las temperaturas son suaves (cálidas incluso), con paisajes idílicos y sin masificación de turistas. Porque viajar en invierno no siempre tiene que ser con rumbo a un destino de nieve (para hacer esquí o simplemente disfrutar del paisaje nevado) ni a algún pueblo bonito del interior. 

RECOMENDADO: Otros pueblos bonitos con playa y vistas al mar para viajar en cualquier momento

Comino (Malta)
Shutterstock

Comino (Malta)

Malta es, probablemente, el gran desconocido entre los destinos de costa de Europa. Y el archipiélago con el mejor clima del Mediterráneo. Con más de 7.000 años de historia (y a solo dos horas de vuelo desde Madrid), sus tres islas (Malta, Gozo y Comino) son como la combinación perfecta, y a tamaño reducido, de historia, arte, patrimonio, arqueología, deportes acuáticos y paraísos por descubrir más allá de La Valetta (la histórica capital), Mdina (la hermosísima ciudad amurallada que parece haberse detenido en el tiempo) o Rabat (un laberinto lleno de historia, y más de mil catacumbas). Nos referimos a los que se encuentran en la isla de Comino, al norte del archipiélago, un oasis de aguas azul turquesa y arena blanquísima en el que se encuentra la laguna azul o Blue Lagoon, un paraíso que cautiva tanto a quienes van para practicar snorquel o submarinismo (principales atractivos en verano) como a quienes solo quieren disfrutar de un baño de playa idílico en invierno

Porto Santo (Madeira)
Shutterstock

Porto Santo (Madeira)

Con unas temperaturas de entre 16 (de mínima) y 19 (de máxima), la pequeña Madeira, como se conoce popularmente a la isla de Porto Santo, es una grandísima alternativa para hacerse un viaje de sol y playa en invierno. Y de paso, una oportunidad única para descubrir la pequeña de las islas que forman este archipiélago de Portugal en aguas del Atlántico (con permiso de las minúsculas y deshabitadas, como su propio nombre indica, Islas Desiertas), conocidas como las islas de la eterna primavera por su buen clima durante todo el año. Además de un tiempo envidiable, una magnífica playa de aguas color azul turquesa de más de siete kilometros de arena blanca y fina, Porto Santo cuenta con un jardín botánico, la Quinta das Palmeiras, un oasis de 5.000 metros cuadrados que alberga un jardín botánico y zoo en una de las zonas más áridas de la isla. Como una versión en miniatura del Jardín Botánico de Madiera, en Funchal, visita obligada cuando se pone un pie en estas islas maravillosas.  

Publicidad
  • Viaje
  • Transportes y viajes

Essaouira es, posiblemente, el secreto mejor guardado de Marruecos (y el menos tópico, también). Esta ciudad portuaria, tranquila y tolerante de la costa Atlántica (justo enfrente de las Islas Canarias y ubicada a unas tres horas en coche de la bulliciosa Marrakech), es un retiro vacacional que solo unos pocos afortunados conocían (hippies, amantes del sur y fanáticos de 'Juego de Tronos', por ese orden). Y ahora ya sabemos que, además de un clima envidiable durante todo el año (nada que ver con las altas temperaturas que se alcanzan en el resto del país), cuenta con una de las mejores playas de Marruecos. Solo por eso, hay que ir a descubrirla. 

Lanzarote (Islas Canarias)
Shutterstock

Lanzarote (Islas Canarias)

El archipiélago canario es un paraíso para visitar también en invierno. Y aunque todas las islas que lo forman son una increíble opción, en esta ocasión nos quedamos en Lanzarote, posiblemente la más exótica de todas, como esa irresistible (y casi imposible) mezcla de fuego y mar, de arena volcánica y jameos de agua. La isla que vió nacer a César Manrique (visitar su casa o a su jardín botánico es imprescincible) cuenta con playas tan idílicas como las del Papagayo, posiblemente las favoritas de los locales. Las encontraréis en el extremo sur de la isla, siete kilómetros de calas (nada de chanclas, mejor zapatillas porque estas son playas que se abren entre rocas y peñascos) y arena dorada rodeadas de un paisaje árido tan propio de la isla.

Publicidad
Cerdeña (Italia)
Shutterstock

Cerdeña (Italia)

La temperatura media en invierno no baja de los 15 grados, y eso, para los valientes, es un dato clave para echar el traje de baño en la maleta. Aunque el chapuzón es opcional, una tarde de paseo por sus idílicas playas de la costa Esmeralda como escenario de fondo y sin turistas (algo prácticamente impensable si váis en verano a la playa de La Pelosa, la más famosa y visitada de todas) que rompan la magia de tu mejor foto, son sin duda dos de los alicientes principales para poner rumbo hasta la isla italiana del Mediterráno. Destino de lujo, glamour y rica gastronomía que, además, lidera todas las listas de mejores destinos para viajar en 2024. Solo opor eso, hay que ir ya, antes de que os lo cuenten. 

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad