Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
La Varieté
Foto: Maria Dias

8 tiendas de Barcelona que cierran y echaremos de menos

Las tiendas se resienten con la crisis sanitaria, pero son diversos los motivos por los cuales cierran La Varieté, NU#02, Gidlööf y Beriestain

Por
Eugenia Sendra
Publicidad

La crisis sanitaria ha obligado a los comercios a bajar la persiana durante más de dos meses; mucho antes que pudieran abrir o en el momento que les habría tocado hacerlo, algunos establecimientos han anunciado su cierre. El sector comercial teme por la continuidad y la supervivencia de un tercio de los establecimientos a raíz de la parada: Fundació Barcelona Comerç apunta que entre un 10 y un 15% del tejido comercial de la ciudad no sobrevivirá. La pausa obligada y la posibilidad de replantear el negocio; la dificultad que ha representado tener que asumir el gasto de un alquiler –algunos propietarios han rebajado los precios o condonado el alquiler– con una facturación deficitaria; y la incertidumbre ante factores como el turismo son algunos de los motivos por los cuales no podremos volver a disfrutar de su propuesta y su compañía.

 

Jaime Beriestain

Uno de los primeros en anunciar el cierre fue el diseñador e interiorista Jaime Beriestain; después de siete años de actividad en Pau Claris ha decidido poner punto y final a la 'concept store' y a la cafetería. En un video compartido en Instagram explicaba que el ritmo de las ventas había ido cayendo hasta el 40% desde octubre de 2017 y que la remontada no ha sido posible. "En 2013, el mundo y España salían de una gran crisis económica. Barcelona echaba de menos un espacio con magia y con vida, y pensé: ¿por qué no? Crearé y daré a la ciudad una cosa muy mía, muy personal", dice en el video de su despedida.

 

 

Jaime Beriestain
Foto: Jaime Beriestain

La Varieté

En una dimensión más humana de la decoración y el interiorismo, La Varieté dice adiós después de diez años en el Raval; su historia pasa por dos locales en la calle Doctor Dou y, más recientemente, en Elisabets, y muchas complicidades tejidas con tiendas locales que también se resienten de la parada de estos meses. A Raquel Muntal y a Ricard Commeleran la parada de la crisis les ha hecho replantear el proyecto; de momento siguen funcionando con la tienda online y como marca, La Varieté. Soñando en un futuro, no descartan poder tener una nueva vida física fuera de Barcelona.

 

 

La Varieté
Foto: Instagram La Varieté

Gidlööf

Después del altibajo económico de 2008 arrancaron proyectos como La Varieté o como Gidlööf, la tienda de muebles vintage y de estilo nórdico del Born. A pesar de la reanudación de la actividad comercial a mediados de mayo, pronto anunciaron la liquidación por cierre con un éxito total de ventas y mucho apoyo por parte de clientes y tiendas amigas. "Los proyectos de decoración aguantaban la tienda", explica Sofia, que reconoce no haber recibido todo el apoyo por parte de los arrendatarios. "El Born ha bajado mucho en los últimos dos años, hay muchos locales vacíos", añade una de las almas de Gidlööf. La incertidumbre mundial y el buen ritmo de servicio de proyectos de interiorismo a medida les ha hecho optar por el cambio.

 

 

Gidloof
GidloofFoto: Carla Tramullas

NU#02

La tienda que compartían Txell Miras, Miriam Ponsa y Josep Abril desde hace cuatro años en el Eixample de Barcelona cerró sus puertas antes de decretarse el estado de alarma y el anuncio del cierre definitivo de NU#02 llegaba a través de internet. "Nos despedimos del Eixample, de un proyecto precioso y compartido. Era un milagro mágico, lleno de energía. La energía se transforma y ha llegado el final de una etapa". "Las perspectivas de ventas no eran demasiado buenas", apuntan desde Miriam Ponsa; desde Txell Miras razonan que el cierre ha sido motivado por una mezcla de necesidad y prudencia. "El grosor de la clientela era local y el público extranjero aportaba valor añadido... Era un proyecto hecho con mucha ilusión, pero esto no paga las facturas", añaden.

 

NU#02
NU#02Foto: Edgar Ortiz

Espai Contrabandos

También cerrará sus puertas el 25 de junio el Espai Contrabandos, dedicado a la edición independiente, el libro político y el pensamiento crítico. Dirigida por Polen Ediciones y sustentada por 45 proyectos editoriales, no ha sido viable gestionar un traspaso de la librería, que se instaló en el Raval en 2015. "A principios de año, antes de saber qué era esto del coronavirus, ya teníamos ganas de un cambio de ciclo", explica Mar Carrera, una de las socias trabajadoras. Añade que "desmontamos las piezas de Contrabandos para que alguien pueda abrirlo en otro sitio", dejando la puerta abierta a la aparición de un proyecto parecido en otro punto del área metropolitana.

 

Otros comercios apreciados

Hay comercios de barrio o con cierta tradición que también se despiden: Arlequí màscares cierra después de no poder negociar el traspaso del negocio y también bajará la persiana Espardenyes, un comercio con más de treinta años de tradición en la Sagrada Familia que ha colgado el cartel de liquidación.

También se despide Antique Boutique, tienda de mobiliario y objeto vintage en la calle Séneca, a pesar de que el motivo no es la crisis sanitaria: cierran condicionados por las nuevas formas de consumo. Aun así, mantendrán la marca propia que comercializarán online.

 

NO TE LO PIERDAS: Hazte un regalo en las tiendas de la ciudad

Las mejores ideas de ocio y cultura para hacer en casa en la nueva Time In Pocket interactiva


Time Out Love Local campaign logo

La campaña Love Local de Time Out apoya a los negocios de ocio y cultura de Barcelona. Descubre cómo puedes ayudar a salvar los sitios que hacen de Barcelona una ciudad genial

Últimas noticias

    Publicidad