Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 8 cosas curiosas que han pasado en los restaurantes de Barcelona

8 cosas curiosas que han pasado en los restaurantes de Barcelona

Anécdotas extrañas, frikis y demenciales que han pasado de verdad en algunos de los mejores restaurantes de Barcelona

Xef espantat
Advertising

En los restaurantes de Barcelona pasan cosas extrañas. Patinadores que entran por la ventana, japoneses que mojan pulpo a la gallega en el café con leche... Hemos recopilado todos estos fenómenos paranormales –que pasan tanto en sala como en cocina– para vosotros. Eso sí: si lo que deseáis es estar tranquilos y ensimismaros os con las vistas, leed sobre los pasajes más bonitos de Barcelona. O mejor, si sólo deseaís que pasen cosas extraordinarias mientras coméis, echad un vistazo a los diez platos más espectaculares de Barcelona. Pero piensa que, a pesar de todo el anecdotario que leeréis, en estos sitios se come de narices. 

NO TE LO PIERDAS: Los bocadillos más originales de Barcelona.

¡'Stranger things' en el comedor!

Restaurantes, Cocina creativa

Sergi de Meià

L'Antiga Esquerra de l'Eixample

¿Qué pasó? La gente pide cosas raras. Un día, Sergi explica que "entraron veinte tailandeses y me empezaron a pedir cosas suyas: ¡querían 'noodles' y jugo de mango! Les preparé unos fideos a la cazuela y quedaron contentos con la adaptación 'nostrada'". El cliente no siempre tiene la razón.

¿Que comeré? Sergi de Meià tiene un restaurante con nombre propio, donde hace lo que ha hecho siempre: trabajar con una treintena de proveedores de confianza, km0, para ofrecer cocina de autor con voluntad ecológica que él denomina como "cocina absolutamente de proximidad". ¿Platos espectaculares? Un cebiche de verduras excelente o un cordero deshuesado con puré de aguaturma y tierra de hierbas sensacional.

Restaurantes

Telefèric

4 de 5 estrellas

¿Qué pasó? El chef Jorge Sastre clava las cocciones. Pero explica que un día ¡"entraron un grupo de japoneses que pidieron nuestro pulpo crudo! Es un pulpo muy bueno que hacemos a la brasa, con parmentier de trufa. Pero oye, lo querían crudo, y lo hice porque el comieran así ".

¿Que comeré? Contra el 'montadito' de todo a cien, arte y gastronomía. "Queremos llevar la barra a la mesa" dice Maria Pedrosa, la propietaria, para que maravillas como el pincho de foie gras a la plancha se puedan degustar con calma. Comeréis entre tapias y Chillida: su madre, Soledad Urabayen, antes de poner una barra, era marchante de arte. También hay un repertorio de plato entero basado en el recetario vasco de alta frescura y calidad.

Advertising
Restaurantes, Cocina creativa

Informal

El Gòtic

¿Qué pasó? Marc Gascons explica que "el otro día un cliente quería una espalda de cabrito entera, un foie y un pichón. Todo en el mismo plato. Le propuse servirlo plato a plato. Dijo que no. Pues mira, lo hice montar todo en una bandeja de porcelana gigante y listos ". ¡Esto sí que es cocina creativa y de proximidad!

¿Qué se come? El producto es el protagonista de una carta que revisita los 'hits' de la gastronomía catalana y mediterránea con un toque de autor, aquella chispa inconfundible de los grandes cocineros. Gascons lo es, sin duda. 

Restaurantes, Española

Capet

Ciutat Vella
4 de 5 estrellas

¿Qué pasó? Agárrate: Armando Álvarez recuerda que en el antiguo Capet, en Gracia, "en pleno servicio nos entró un patinador volando por la ventana: un coche lo golpeó y entró rompiendo la cristalera. Se hizo mucho daño. Quedó tendido en el suelo inconsciente ". ¿Se mató? "No, pero por la seriedad de los paramédicos se notaba que era un accidente grave". Nadando en la ambulancia, que dirían los Surfing Sirles.

¿Qué comeré? Hacen una cocina de características muy propias, refinada, sabrosa y donde cada ingrediente juega un papel importante con el resultado final de la excelencia. Como el espárrago blanco cocinado de manera diferente a la habitual, crocante y sabroso, acompañado de botárga, hinojo y eneldo, una combinación exquisita.

Advertising
Hawker 45
© Irene Fernández
Restaurantes, Cocina creativa

Hawker 45

Dreta de l'Eixample
4 de 5 estrellas

¿Que pasó? ¡Los prejuicios! Laila Bazham (hija de filipina y brasileño), intenta ofrecer una panorámica inclusiva de las cocinas del sudeste asiático. Y explica, sorpresa, que "cierta gente de aquí cuando piensa en la cocina del sudeste asiático piensa en insectos. ¡Y me los piden! Aprovecho la ocasión para decir que el sudeste asiático no hay ninguna cocina con insectos!". Ya lo sabéis, si queréis hormigas, a un mexicano.

¿Qué comeré? Un lugar particular, personal e intransferible: Practican una fusión de comida callejera del sudeste asiático y de Latinoamérica hecho con realismo, inspiración y coherencia. Uno de los platos firma: el 'laksha' es una sopa de fideos de Malasia que convertimos en un risotto.

Mano Rota
© Maria Dias
Restaurantes, Cocina Internacional

Mano Rota

El Poble-sec
4 de 5 estrellas

¿Qué pasó? Cuando cena de alta gastronomía, la gente suele ir muy maqueada y cuida su comportminet. Pero Bernat Bermudo recuerda "un chico con 'jetlag', o demasiadas copas, a saber, que pidió el degustación en la barra y se quedó dormido en el snack. Cada diez minutos caía dormido, se despertaba y preguntaba si ya había terminado". El pobre tipo no pasó de los 'snacks' de un menú degustación de ocho pasos.

¿Qué comeré? Bermudo fusiona tradiciones culinarias muy alejadas, como la tailandesa, la peruana o la catalana, con grandes resultados. Un ejemplo: el suquet thai, donde por un lado te presentan las salsas tailandesas y por el otro el pescado y el sofrito.

Advertising
Bar Muy Buenas
© Maria Dias
Restaurantes, Catalana

Muy Buenas

El Raval
4 de 5 estrellas

¿Qué pasó? Seguimos a vueltas con los japoneses y el pulpo. Suso André, el chef, explica que "un japonés pidió pulpo a la gallega. ¡Lo quería para untarlo en el café con leche! Bueno, el gusto es algo muy personal", reflexiona. La moral de la historia es que no iremos a discutir de pulpo con un nipón, que tienen una cultura 'gastro' rica y milenaria.

¿Qué comeré? En esta joya modernista, el chef Suso André explica que practica "cocina tradicional respetando sus tiempos y valores, hacerla como se hacía no hace tantos años. Es la base de la cocina moderna. Yo soy de Orense, y aprendí la base de la tradición catalana cocinando en la Cerdanya ". Esperad un fenomenal fricandó, unos buenos buñuelos de bacalao o albóndigas con sepia. Siempre con un buen sofrito y un buen caldo de carne o pescado.

L'Havana
© Ivan Gimenez
Restaurantes, Mediterránea

L'Havana

El Raval
4 de 5 estrellas

¿Qué pasó? Según explica el periodista Eloy Pérez en el muy recomendable libro 'Nikki Sudden: el blues de la revolución' (66RPM), cuando el insigne roquero británico tocó en Barcelona, ​​allá en 2004, Pérez y un amigo suyo se lo llevar a cenar a L'Havana. Él y el colega se pusieron hasta las trancas de las delicias populares del local –ensaladilla, fricandó, croquetas ...– mientras que un Sudden inapetente -vegano y politoxicómano– picó como un pajarito un plato de judías con patata. Nikki Sudden murió de sobredosis dos años después. ¿Moral de la historia? Si tienes que tomar drogas, llénate la panza, hombre.

¿De qué va? Quedan pocos restaurantes en Barcelona que hayan sido inaugurados en 1897. En 1945, otra familia se hizo cargo de uno de ellos, L'Havana, manteniendo su nombre y el compromiso con la cocina casera y catalana. Ahora, dos hermanas y su descendencia llevan cuidadosamente esta casa de comidas, con una clientela fiel y cotidiana y un calor familiar que seduce a primera vista.

Advertising