Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Comida de invierno

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Comida de invierno

El frío no se ha ido: esta contundente cocina de cuchara os calentará el cuerpo y el alma

Advertising

Gelida

3 de 5 estrellas
Restaurantes Catalana La Nova Esquerra de l'Eixample

Un bar y restaurante de los que ya no quedan, con platos para presupuestos ajustados y buenos paladares. Su almuerzo de tenedor está para chuparse los dedos. Y a la hora de comer, preparaos para una comida comunitaria y unos primeros y segundos deliciosos. El capipota, el codillo y el bacalado son excelentes. Su carta de mediodía tiene casi 30 platos. Regadlo con un buen vino de Gelida.

El Asador de Aranda

Restaurantes Sarrià - Sant Gervasi

Situado en la casa Rovirata, una de las joyas modernistas de la ciudad. La gracia del restaurante es la calidad de la carne, especialmente la de cordero y la de cochinillo.

Advertising

Agut

3 de 5 estrellas
Restaurantes Catalana El Gòtic

Barcelona tiene la riqueza de disponer de algunos lugares que mejoran con el paso de los años. Muchas veces olvidados, algunos tienen, además, el plus de haberse modernizado sin excesos, para ponerse al día con la exigencia de calidad y buenos productos que pide la clientela. Uno de estos casos es el Agut de la calle de Gignàs. (leer más)

Yalta Crimea

4 de 5 estrellas
Restaurantes Rusa La Barceloneta

A los amantes de la antigua cocina rusa o ucraniana en Barcelona uno de los pocos consuelos que les queda es sentarse en el Yalta Crimea. No es poco consuelo: su sopa borsch o sus golubtsy son inmejorables.

Advertising

El Llagar de Granda

Restaurantes Eixample

El Llagar de Granda, con su dueña Visi Granda al frente, es el único restaurante asturiano de la ciudad que rompe con el monopolio del Furacu. Pasaos por aquí para probar su cocina de cuchara telúrica y sustanciosa, con platos como el paté de El Lagar de Granda, cabracho y las croquetas de Cabrales.

Freixa Tradició

Restaurantes Catalana Sarrià - Sant Gervasi

Los fogones de Josep Maria Freixa son el preámbulo de un festival de buena cocina tradicional: pies de cerdo con ciruelas y piñones, sepia con alcachofas y quizá los mejores macarrones de Barcelona.

Advertising

Escairón

Restaurantes A la brasa El Poble-sec

El Escairón destaca sobre todo por su entrecot de Galicia y su pote, el caldo gallego. Jorge y Pilar os atenderán como si estuvieráis en su casa, tienen una clientela prácticamente fija. Sus platos fuertes son el entrecot o cualquiera de sus carnes a la brasa, pero también sus guisos, el lacón y, sobre todo, algunos postres como el denominado Escairón (crema catalana con un tipo de crocanti helado). Inmejorables y únicas son las patatas fritas que acompañan las carnes, entre las que detaca el escalope a la milanesa. Es un lugar ideal para disfrutar de la cocina gallega y de mercado en el que la calidad, el buen precio y el magnífico servicio hacen las delicias de los paladares más exigentes.

El Furacu

Restaurantes Dreta de l'Eixample

Sidra natural, fabada, merluza a la sidra y los mejores quesos asturianos. Siempre está lleno porque los restaurantes que practican este tipo de cocina en Barcelona, asturianos de pura sangre, se pueden contar con los dedos de una mano.

Advertising

Terra d'Escudella

Restaurantes Sants - Montjuïc

Al lado de la plaza Osca está este bar restaurante de cocina tradicional catalana. Para hacer honor al nombre, lo más recomendable es comer una buena escudella de la casa, pero si la cosa va de carne, el estofado de butifarra y sepia (el clásico mar y montaña), la carrillera de ternera con salsa de manzana y ratafía, o los caracoles guisados son una buena elección. Los pósteres de las paredes proclaman frases como «la lluita mai s´acaba» o «Barcelona decideix», referente a la consulta independentista del 10 de abril. El Terra d'Escudella está comprometido con los movimientos sociales del barrio. Y para beber un buen vino de la tierra.

Llamber

Restaurantes Cocina creativa Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Fran Heras ha abierto en Barcelona la continuación de su restaurante de Avilés: una taberna gastronómica, o mejor podríamos decir un restaurante de tapas con un acento inequívocamente asturiano y vocación autoral. Cocina muy personal y creativa sin hace cosas moleculares extrañas. Probad las anchoas con pan dulce de escanda y queso asturiano, o un fabuloso pulpo gratinado con queso ahumado. Gran oferta de vino a copas para todos los bolsillos.

También te gustará

Restaurantes europeos para matar el frío

Restaurantes

Descubrid los restaurantes de cocina europea no mediterránea en Barcelona: cobijo contra el invierno y platos sabrosos y contundentes Sí, tenemos una cocina cojonuda, y si nos cansamos sólo tenemos que recurrir a la de nuestros vecinos franceses o italianos. Pero en Barcelona también están presentes -de forma un poco testimonial, hay que decir- de restaurantes que ofrecen cocina austríaca, húngara o rusa, la Europa de Francia hacia arriba. Sea como sea, son sabrosas excepciones gastronómicas que vale la pena conocer, sobre todo en invierno. Damos un paseo caliente por la Europa más fría. Hungaryto El primer restaurante húngaro abierto en Barcelona ofrece una gran cocina —todavía muy desconocida— y platos como el gulasch (presentado más como una sopa que como un guiso) y un estofado de ciervo exquisito, refinado y sólido. Descubrid los buenos vinos húngaros. Alt Heidelberg Veterano establecimiento de especialidades alemanas, con tapas, bocadillos y una variada y bien documentada carta de cervezas: ¡Bien servidas! Vale la pena pedir su ensalada de patata. Crama Dracula Tenemos que agradecerle a Valentino y a Maria que hayan abierto el primer restaurante típico de su país aquí. La rumana es una cocina muy variada, con influencias balcánicas y de otros países vecinos como Alemania, Serbia y Hungría. Esta riqueza le proporciona gustos que se pueden conocer ahora en la taberna Crama Dracula. De los embutidos destacan el salami de Sibiu, el filete de cerdo ahumado, el filete gitano

La mejor cocina marinera

Restaurantes Mediterránea

Descubre dónde comer los mejores platos marineros de Barcelona ¿Crees que falta algún restaurante importante de cocina marinera? Dínoslo en los comentarios de abajo. Directamente del mar a tu plato. Disfruta de los productos más frescos en estos restaurantes seleccionados. La Mar Salada El chef Marc Singla ha hecho trascender la Mar Salada más allá del típico restaurante de paellas. Su menú de mediodía ofrece cocina creativa de altísimo nivel a precios populares. El Suquet de l'Almirall La cocina de la Barceloneta, tal y como se tiene que hacer hoy en día (lo más reconocido son los buñuelos de bacalao, pero si tienen calamarcitos, no os los perdáis). Gamba de la Costa Con muy buena materia —atención a gambas y calamares— esta casa de comidas renovada con muy buen gusto convence por la sencillez y honradez de su oferta. Fantástico pescado y marisco. Peixerot Aprovechando la fama y la calidad que siempre tuvo esta casa familiar, originaria de Vilanova i la Geltrú, un equipo entusiasta creó un nuevo concepto en la «city»: el club paella. Además de poder continuar degustando las bondades de la carta –caracterizada por arroces y pescados de calidad– los que tengan prisa o pereza para escoger pueden optar por un club, que consiste en un breve pica-pica y un arroz, con postres y vino a escoger a un precio cerrado. Fishop Este espacio, mezcla de tienda y restaurante, ofrece la posibilidad de comer buen pescado en pleno Passeig de Gràcia. Los platos, con la cocción justa, nos recuerda

Advertising

Gastronomía catalana

Restaurantes Catalana

7 Portes Uno de los restaurantes más antiguos de Barcelona, con 150 años de trayectoria, sigue siendo un punto clave de la buena mesa en la ciudad. Quien quiera comer unos canelones rossini como Dios manda, éste es el sitio. Siempre abierto, con cocina ininterrumpida durante todo el día. Petit Comitè Una carta extensa que recupera la cocina más tradicional, respeta el recetario popular y mejora gracias a las técnicas modernas. Casa Delfín Casa Delfín se hizo un buen lifting general hace poco tiempo, al cambiar de propietarios. Pero hay cirugías que mejoran las facciones y apenas se notan. Ahora es un local que, aunque mantiene el aspecto de restaurante, es más dinámico, tiene una carta tradicional pero más diversa y su terraza es un bien de Dios. Y, como en todo buen bar-restaurante de barrio, tiene un horario continuo desde las 9 de la mañana hasta medianoche, y los viernes y sábados hasta la una de la madrugada. Perfecto para llevar a aquellos amigos de fuera que se encabezonan en probar una paella a media mañana al salir de Santa Maria del Mar. Fonda Gaig Con fondo de fonda y forma de restaurante moderno, el nuevo restaurante de Carles Gaig reformula la tradición catalana con el máximo respeto y recoge perlas del recetario internacional. Bar Velódromo Este clásico ofrece comida de calidad desde primera hora de la mañana hasta la madrugada. Con Jordi Vilà, uno de los cocineros más en forma de los fogones barceloneses, como chef ejecutivo, de su cocina salen incansablemente

Restaurantes tailandeses

Restaurantes Tailandesa

Un paseo por la cocina más orgullosa, picante y delicada del sureste asiático ¿Restaurantes tailandeses en Barcelona? Curiosamente, si los comparamos con sus vecinos chinos y japoneses, o incluso vietnamitas, están en franca minoría. Y no se entiende. La cocina tailandesa combina preparaciones ligeras con componentes aromáticos complejos, y un picante que si no se va con cuidad puede ser sobrehumano. Tiene fama de refinada: un buen banquete tailandés es ideal para una cena romántica o una celebración íntima. Indochine Ly Leap Un delirio de tapas de inspiración asiática en el que Ly Leap juega virtuosamente con las especias, los cítricos y las hierbas aromáticas. El espacio es una locura: mil metros cuadrados de jungla, en el que las mesas son islotes en un gran canal de agua, con peces incluidos. ¡Incluso hay una cabaña camboyana! Consideraciones estéticas aparte, vale la pena hacer el gasto y pasar una noche en buena compañía y comida, como el caviar de lima o el cordero enrollado con hojas con salsa de ciruelas. Seguro que después marcáis un gol. Bangkok Cafè A medio camino entre quiosco y cafetería, este fantástico y pequeño restaurante tailandés ofrece delicias de curry con un alto grado de picante, así como fina cerveza tailandesa para suavizar el fuego interior que provoca. El Petit Bangkok Este magnífico restaurante tailandés ha abierto un nuevo establecimiento, más cómodo, que mantiene la excelencia que caracteriza su cocina. Es imprecindible probar sus nem, los mejor

Recomendado

    También te gustará

      Advertising