Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right 10 puntos de la ciudad donde hacer deporte al aire libre

10 puntos de la ciudad donde hacer deporte al aire libre

¡Aprovechad las calles, las plazas, los parques, las playas y los miradores para poneros en forma!

Por Carlota Martí (Lymbus) |
Advertising
Vela
© Carlota Martí Vela

Zapatillas en los pies y ropa de deporte puesta. ¿Estáis listos? Salid de casa y no vayáis muy lejos: muy cerca podéis encontrar un buen espacio donde hacer deporte. Calles, plazas, parques o escaleras de Barcelona pueden convertirse en el mejor gimnasio de vuestra vida. Os hacemos una selección de nuestros lugares favoritos para hacer deporte en Barcelona.

Nike Training Outdoor Project
Foto: Nike
Deportes

Nike Training Outdoor Project

icon-location-pin La Barceloneta

La playa de la Barceloneta se ha vuelto uno de los espacios preferidos entre los deportistas. Porque no hay mejor forma de hacer deporte que al aire libre, ¿verdad? Os proponemos el Nike Training Outdoor Project, un gimnasio al aire libre gratuito, situado en el Espigón del Gas en el Passeig Marítim.

El espacio cuenta con un equipamiento (paralelas, anillas, bancos de abdominales y musculación, barras de apoyo elevadas, etc.) con el que podréis entrenar y realizar hasta 18 ejercicios diferentes. Y lo mejor de todo: este gimnasio está pensado para todo el mundo, seas deportista o no. ¡Anímate!

Pont de Mühlberg
© bcn.cat

Puente de Mülhberg

Los búnkeres del Carmel parecen los dueños de las vistas de Barcelona. Por un día, pasad un poco de ellos y de la multitud de locales y guiris que los pisan. Tranquilos, ¡no os quedaréis huérfanos de panorámicas! A nivel de vistas, el Puente de Mülhberg no se queda atrás. ¿Dónde está? En el Parque del Guinardó, muy cerquita. Aprovechad para correr por las subidas, bajadas y caminos de tierra de unos jardines donde hay poca gente y mucho desnivel y, después, haced un último sprint hasta el puente. Allí haréis estiramientos como reyes. Eso sí, en caso de tener vértigo, absteneros.

Advertising
Monterols
© Carlota Martí

Monterols

¿Unas canastas? ¡Alucinante! Vegetación, vegetación y más vegetación. El parque de Monterols está lleno de hojas por todos los lados así que, de entrada, lo último que esperas es encontrar una canasta donde jugar a básquet. Probablemente, entraréis por las escaleras de Muntaner, os perderéis y pasaréis un par de veces por los caminos de subida y bajada que se esconden en su interior. ¡No sufráis! Ya cerca de la salida que está al lado de la calle Marc Aureli... la encontraréis. ¿Apostamos tres puntos a que está libre?

Jardins de Can Sentmenat
© Carlota Martí

Jardines de Can Sentmenat

Son nuestra debilidad. Por proximidad y comodidad, La Bonanova y Pedralbes concentran la mayoría de kilómetros que sumamos y registramos como locos en nuestro perfil de Strava. Un día, nos hicimos los valientes y con ganas de aventura, entramos en los Jardines de Can Sentmenat, los de l'Eina, como se les llama. Vistas y un bar con una terraza de escándalo, eso nos habían dicho. Ahora, dejaos de tonterías, lo mejor es la zona boscosa de detrás del edificio y lleva directamente hasta el paseo de Les Aigües: perfecta para hacer una buena bajada de trail.

Advertising
Passeig de les Aigües
© Carlota Martí

Carretera de Les Aigües

Lo conoce todo dios pero no podía faltar. Sí, es genial para correr –¡en llano!– pero abrid un poco la mente y descubrid el resto de posibilidades que tiene. Viniendo de la plaza Mireia, si os paráis en el kilómetro 3, os daréis de narices con una barra fija donde trabajar la parte superior del cuerpo y los abdominales en uno de los mejores miradores de la ciudad. Eso sí, también podéis optar por hacer un poco de yoga y un saludo al sol con Barcelona a los pies. ¡De lujo!

Vela
© Carlota Martí

Vela

Series de running, slackline, hula hoop, entrenamientos de alta intensidad... ¿hay alguna zona de Barcelona que sea más versátil que ésta? Id hacia el Vela, y quedaos en las zonas de césped –con laterales de cemento– que hay justo delante de la playa. ¿El ambiente? 100% deportivo. Tendréis ganas, sí o sí de sudar la camiseta. Y luego no os vayáis muy lejos. La zona está llena de chiringuitos donde picar algo. ¿Nuestro favorito? El Pez Vela. La paella sale a unos 22 € por cabeza pero vale la pena.

Advertising
Parc del Forum
© Carlota Martí

Fòrum

¿Todavía os preguntáis para qué sirve el Fòrum? Hombre, pues para hacer conciertos y emborracharnos sin molestar demasiado y... ¡para hacer deporte! ¿Habéis visto qué polivalente? Encontraréis explanadas infinitas, escaleras, muros de piedra y una playa sin arena. En la zona de baños del Fòrum os podréis remojar y hacer ejercicio con la brisa marina acariciando vuestro pelo. ¿Vosotros también odiáis la maldita arena que se pega por todas partes? ¡Venid aquí, sólo hay cemento!

Parc del Clot

Parque del Clot

En San Martí, entre bloques inmensos y acristalados aparecen chimeneas para recordarnos el pasado fabril de la zona. El parque no se queda atrás. En el del Clot, encontraréis todavía estructuras de la antigua fábrica de Renfe que había antes de que llegara el césped y la arena. Los restos industriales se mezclan con el entorno y, además, donde ya no llegan los aires obreros hay una buena plaza con pista para jugar a baloncesto, fútbol y derivados, con escaleras, bancos y barandillas por los alrededores. ¡Ya tenéis gimnasio!

Advertising
Terrat Caixa Forum
© Carlota Martí

Azotea CaixaForum

Tenéis la tabla de ejercicios bien aprendida y, para hacerla, no necesitáis más que vuestro propio cuerpo. ¿Qué os falta? Un espacio amplio, impoluto y etéreo. Y si puede ser con vistas agradecidas mejor. Consultad la agenda del CaixaForum y si no tienen ningún sarao programado, entrad y subid hasta la azotea de la instalación, estaréis rodeados de visitantes con hambre de arte. La entrada es gratuita y queda justo en las faldas de Montjuïc así que haréis burpees, sentadillas y movimientos de piernas entre arquitectura modernista y con el MNAC mirando vuestra sesión de cerca.

Jardins de Costa i Llobera
© Carlota Martí

Jardines Costa i Llobera

¿Para hacer deporte necesitáis sentiros bien lejos de Barcelona? Dadnos la mano y venid hacia el oeste americano. ¡No hará falta que pilléis el avión! Con vuestras propias piernas podréis llegar corriendo hasta unos jardines de Montjuïc que no tienen nada que ver con el resto de espacios verdes de la ciudad. Con su propio microclima, en los Jardines de Costa i Llobera viven 800 especies de cactus y otras plantas exóticas. Haced deporte entre ellas y aprovechad bancos, escaleras y arena para poner en práctica una buena tabla de ejercicios.

Más deporte al aire libre

skaters
Scott Chasserot
Deportes

¡Deporte al aire libre en Barcelona!

Barcelona es muy restrictiva con los deportes urbanos, lo sabemos. A pesar de todo, todavía nos permite vivirla sobre ruedas (más a los patinadores que a los skaters, pero no perdáis la paciencia).

Advertising