Restaurantes y tiendas griegas en Barcelona

¿Hartos de hummus espeso y de musaka indigesta? Os descubrimos los restaurantes y las tiendas griegas más auténticas

©Ivan Giménez

Curioso. Con todo lo que ha pasado y pasará en Grecia, la diáspora helénica en Barcelona, en cuanto al tema gastronómico, no pasa de lo testimonial y un poco folclórico. Sí, tenemos la cadena báquica de restaurantes. Pero poca renovación. O quizá sí, pero hay que rascar un poco para encontrar sitios donde probar comida griega. Petros Pascualidis, joven panadero griego, opina que sitios como el nombrado "no representan la cocina griega, algunos ni son griegos". En todo caso, piensa que esta falta de referencias auténticas sucede porque "la cocina griega es muy mediterránea y aquí no hay que exportarla". Ahora bien, él evita los tópicos: hijo de panaderos de lukumas -la versión griega del dónut-, ha hecho fortuna con esta especialidad, que ha abierto el segundo establecimiento, ahora en el Raval. Los dos Lukumas (Torrent de l'Olla, 169 y Valldonzella, 36) son cafeterías de diseño moderno, impecable, con café excelente y pastas artesanas que hornea cada mañana (probad el glaseado de 'mastiha', resina de árboles de Chios, de sabor inolvidable).

Le pregunto por buenos sitios griegos que rompan esquemas y me señala Naná Yoti(Torrijos, 37), una pastelería grecoitaliana. Allí, Eleni Yoti me corrobora que "pocos griegos cocinan en esta ciudad". Ellos trabajan más la comida griega salada que la dulce. De jueves a domingo, se puede comprar comida para llevar, rigurosamente casera, como musaka, melitzanosalata (ensalada de berenjenas), pastitsio (pasta al horno, muy similar a la lasaña) y sobre todo spanakopita (empanada de pasta filo con espinacas) y tyropita (pastel de pasta filo con huevo y queso). "Estos últimos son nuestro 'fast food', comida de calle que hacemos de forma muy 'slow', todo casero y natural". Criada entre Atenas e Italia, en Naná Yoti hacen una pastelería muy europea, "porque en Grecia lo dulce es muy parecido al baclaua árabe, y yo quería hacer una pastelería ligera, fresca y accesible". No vayáis solo por la comida griega: el tiramisú y los pasteles son delirantemente buenos.

Todavía tengo presentes unos trozos de cordero indigestos, muertos y ahogados en tomate que me giraron el estómago. Esto no pasará nunca en el Itaka(pg. de Pujades, 21-23), amable y coloreado local griego de tapas y platos del día donde prevalece el hecho vegetariano. Uno de los socios, el francés Jerome Lafont -el otro es griego, Dmitri Koutz-, presume de ser de los pocos que tienen en carta el dakos, un plato con una base de pan negro seco cubierto de ensaladas enriquecidas con quesos, pescado y patés vegetales. Toda la carta se basa en la tradición griega "con verduras ecológicas cuando es posible". Ejemplos: la taramosalata -crema de huevas de salmón- y el hummus van con un pan de pita casero, sólido, húmedo y delicioso. Y el cocinero, Ulises -sí, parece hecho a medida-, prepara platos del día 'veggiefriendlies', como unos sabrosos canelones de tres quesos. Itaka está cerca de la intersección de Pujades con Marina, una tierra de nadie muy interesante: tiene el turismo a tiro de piedra, y al mismo tiempo se respira aires de barrio-barrio. Los sábados y domingos por la noche tienen música balcánica en directo.

¿Decía barrio-barrio? Damos un salto hasta el límite obrero de Sants: en el 21 de Jaume Roig ha abierto el Si B Moi, un bar-restaurante único en una zona donde abunda el menú criminal. El propietario, Moshe Falje, es un israelí de padres griegos, con una experiencia de veinte años en los fogones. "En mi casa se vivía la música y la cocina griega, lo que era mediterráneo en general, y mi cocina lo refleja". Esto quiere decir unos menús de mediodía con una relación calidad-precio excelente: aquella cocina humilde y sana que tanto se encuentra en Italia y que tanto falta aquí; la buena comida generalizado en el bar, vaya. Además de cocinar muy bien, Moshe convierte una sencilla ensalada de manzana ácida, hojas, nueces y brotes de soja, en una imagen seductora. Borda los platos del arco mediterráneo, como la musaka o el tambor de escalivada, anchoas y olivada. Y el excelente pastel de zanahoria de los postres es casero. Contra el FMI y la troica, compañero, comamos bien.

Tiendas

Symposion

Symposion

En este establecimiento de la Boqueria (puesto 294), podéis encontrar materia prima y preparada, buena y directa de Grecia. A parte de vinos, aceites, conservas y olivas, encontraréis delicias como los gyros (pita rellena de carne), una excelente crema de pimientos y queso o un yogur como nunca lo habéis probado, si no habéis ido donde ahora manda Syriza. Joronye que joronye!, si me permitís la exclamación.

Follie Follie

Follie Follie

No, no es un prostíbulo, marranos. Es una tienda griega de complementos que tiene tiendas por todo el mundo: en su sede del passeig de Gràcia, 55, encontraréis joyas, bolsos, relojes, gafas de sol, plumas y una serie de objetos que imitan el lujo pero a precios asequibles.

Advertising
Cosmética natural

Cosmética natural

Korres es una empresa de cosmética natural que tiene su origen en la primera farmacia homeopática de Atenas. Aquí podréis comprar tratamientos antievejecimiento, cremas hidratantes, jabón de hierbas, suavizante... Todo sin siliconas ni aceites minerales. En korres.es encontraréis todos los puntos de venta que tienen en Barcelona.

Críticas y valoraciones

2 comments
Irene S

También está Dionisos, en la Av.Marquez de la Argentera en el barrio del Borne, frente al parque de la Ciutadella.

Lovingreece M

Debo añadir un pequeño local en la calle Sepúlveda llamado Vinos y otros remedios. Su especialidad es el vino, pero en su pequeña carta gastronómica tienen platos griegos.