Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Huevos benedict
ShutterstockHuevos benedict

Los mejores lugares de 'brunch' de Barcelona

El almuerzo tardío se ha extendido por Barcelona con infinidad de ofertas y combinaciones. No te pierdas ninguno con esta lista.

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

A medio camino entre el almuerzo y la comida, muchos bares y restaurantes de la ciudad se han apuntado a la moda del 'brunch'. La comida de las mil combinaciones se ha refinado y se experimenta incluso en la alta cocina. Un buen chute de energía a base de huevos revueltos o pan tostado con panceta cada día gana más adeptos, por eso os lo queremos poner fácil y os hemos elegido los mejores. El 'brunch' no excluye y combina perfectamente con los más cafeteros que persiguen las mejores cafeterías de Barcelona. Hacednos caso, el 'brunch' ha llegado para quedarse!

NO TE LO PIERDAS: Los más tradicionales, seguro que prefieren un almuerzo de cuchillo y tenedor como los de toda la vida.

Los mejores 'brunch' de Barcelona

  • Restaurantes
  • Estadounidense
  • Dreta de l'Eixample
  • precio 2 de 4

Pequeño milagro: con producción casera, Eugenia Sukhacheva ha convertido el Eat My Trip en uno de los lugares de desayuno más 'hot'. "Empecé a cocinar tarde, después de un viaje. Y se me ocurrió hacer desayunos con toques internacionales ". Carta bicéfala, dulce y salado, te puedes calzar unas gofres aloha -¡pollo desmigado a la hawaiana con huevos fritos y 'coleslaw'! - o ¡una tostada francesa tapada por algodón de azúcar! A la hora de comer, por ejemplo, unos huevos benedict con un toque tailandés por la salsa 'Panang'. O la máxima apoteosis de la estética 'foodiegrammer': ¡un pastel de semillas de chia en forma de unicornio! Dadle una oportunidad, pseudogurmets cínicos. Todo sale del obrador, y el sabor no desmiente el cuquismo. Para beber, café de especialidad, 'smoothies' y limonada casera.

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • precio 2 de 4

Bajo una apariencia de total descontextualización culinaria, hacen cocina de la buena. Este es el segundo restaurante de Ronit Stern y Rafael Campos. Tienen una carta de 'brunch' excelente. Podéis optar por unos muy nórdicos huevos revueltos con 'crème fraîche', salmón y raifort (el apartado huevos quita el sentido, ecológicos buenísimos) o por un bol de granola con yogur de la casa y fruta ecológica, así como tostadas con mermelada casera, bikinis diversos y cócteles 'mataresacas'. Comida de nivel, sensibilidad ecológica.

Publicidad
  • Hoteles
  • Eixample

Antiguamente, este edificio albergaba la sede de la Asociación de Fabricantes de Algodón y tiene un bonito vestíbulo, un jardín de invierno, varios salones y una biblioteca. El edificio es espectacular: un monumento neoclásico de finales del siglo XIX, y con una terraza ajardinada que ocupa todo el patio interior, 300 m2 con decoración estilo colonial. Y la terraza, alejada del tráfico rodado, es el escenario de un 'brunch' que estará disponible los sábados y los domingos de 11 a 14 h hasta el domingo 30 de mayo.

El chef Albert Campoy ha preparado una carta de altos vuelos que mezcla dulce y salado, y platos hedonistas con un apartado saludable. Hedonismo: sándwich de pastrami, el frankfurt de vaca vieja o bollo de rabo de buey con emulsión trufada. Saludable: tostada de aguacate, ensalada de col kale con nuez pecana y frutos rojos o hummus de guisantes con hierbas frescas y mini pitas. Y una oferta de huevos, con el toque distintivo de la casa, que no son de este mundo. De hecho, Campoy camufla platos de gran restaurante gastronómico en una carta de 'brunch', como un increíble huevo de pato frito con papada confitada y setas de castaño. Y recordad que el Cotton fue el primer hotel de la ciudad que acogió enfermos durante la pandemia.

  • Restaurantes
  • Sant Antoni

Un establecimiento al estilo de las ciudades más cosmopolitas y verdaderamente 'trendy'. Luz natural, decoración cuidada, buena música, servicio muy atento y simpático, y una carta especilizada en almuerzos, capaz de levantar la noche más apasionada de vuestra vida: zumos y batidos, huevos fritos y salchichas, fruta y bocadillos... Ellos fueron unos de los pioneros del brunch en Barcelona y han mantenido el nivel.

Publicidad
  • Hoteles
  • Eixample

El hotel Palace renueva su oferta de 'brunch', y lo hace de una manera moderna y soleada: en su delicioso tejado con jardín –o 'rooftop', como les llaman ahora–locales y turistas pueden disfrutar de las mejores vistas de la ciudad al ritmo de sesiones vinílicas con los DJs Carlos U Soul y Javier Verdes.

Y sobre todo de un sustancioso 'brunch': los sábados de 12 a 15 h, compuesto por una carta clásica y disfrutona, a medio camino entre el desayuno y el almuerzo y la mano de alta cocina de la casa, claro. Propuestas de toma pan y moja como los huevos plato de oriente medio 'shakshuka': dos huevos horneados, sofrito de tomate y especias, yogur, pan de payés o huevos benedictine con bacon, salmón o aguacate. La oferta prosigue con tostadas, las ensaladas, hamburguesas, 'pancakes' o bols de yogur y granola o açai. Sin olvidar el gustazo picante de unos buenos tacos, y una coctelería antiresaca. Por 36 euros, ofrecen un menú cerrado de un plato salado, uno dulce, una bebida caliente y un cóctel. ¡Desayuno de campeones!

Two Schmucks
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • El Raval

Aquí encontraréis afabilidad y calidad-precio brutal. Los dos 'schmucks' son de Suecia (el Moe) y de Londres (el AJ). Abrieron un bar de café, cocteleria y 'brunch. encontraréis una versión del brunch del sur de los EE.UU. con huevos y pollo de la Cataluña central. El chef es americano: medida USA para platos espectaculares. El pollo frito con gofres y mantequilla de miel es un placer que de tan culpable te condena. Y la coctelería tiene un nivel altísimo. 

Publicidad
  • Restaurantes
  • Brasileña
  • El Poblenou
  • precio 1 de 4

Patricia Leona, brasileña de Sao Paulo, es el alma de este pequeño y coqueto bar-restaurante podéis comer un desayuno superlativo. Cocinera profesional con mucha experiencia, ha optado por 'poner un sitio propio de cocina simple y de producto cotidiano, con un giro'. Especialistas en desayunos de los buenos -decid 'brunch' si queréis- aquí podéis comer cuatro tipos de huevos Benedict, 'pancakes' dulces y salados y para almorzar delicatessen sencillas pero hechas exqusitamente, como un bocadillos de 'pulled pork' asado y marinado durante horas o algunos platos brasileños.

  • Restaurantes
  • Irlandesa
  • El Gòtic
  • precio 1 de 4

Vamos del cuquisme gurmet al almuerzo extremo. El tradicional 'Irish breakfast', llegó a su zenit después de la gran hambruna de la patata de mediados del siglo XIX. La cosa iba así: ponían en una sartén llena de manteca todos los productos de la granja que tenían a mano. Al Paddy Flaherty pervive en toda su grasienta gloria (por menos de 9 euros!): salchicha irlandesa, 'baked beans', 'hash brown' (patata frita y triturada), champiñones, huevo frito y 'white pudding' (morcilla blanca). Va con café, tostadas y mermelada. Servía para perseguir las cabras por Derry y te llevará al final de tu jornada laboral.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Pastelerías

Unos años después de que abriera, Adi Nachson se siente orgullosa que el Ugot ('pastel' en hebreo) haya crecido sin perder el alma.  Esta deliciosa 'bruncherie' desarma el 'hater' del cuquismo y la vajilla de la abuela más encarnizado. Y más ahora que han ampliado una carta que es de las que mejor toca los huevos de Barcelona. Tienen cinco recetas de Benedict –celestiales los que flotan en cerdo deshilachado y 'french' toast– y cinco otros que inciden en el almuerzo de cuchillo y tenedor, Israel, las tortillas y la sopa. Y tapas, ensaladas, hamburguesas y pasteles mitificados con toda la justicia del mundo.

  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • El Raval
  • precio 2 de 4

En las dos sedes de Flax & Kale apuestan por fusionar el brunch y el arte urbano. Los sábados, de 13 a 16 h, celebran las sesiones de manduca y música Saturday Live Brunch, donde DJ de postín como la mallorquina Tamara Pérez amenizan las comidas. Y han hecho un esfuerzo conceptual exquisito: para hacer honor al lema de su campaña #BringColourBack, han redecorado los dos restaurantes con intervenciones de los artistas urbanos PichiAvo y Misterpiro. También hay novedades en la carta: dos platos inspirados en las obras de estos artistas. Una exuberante ensalada de aires de Oriente Medio mediterráneo, Salad for The Gods, que remite a la interpretación que hace de la mitología clásica PichiAvo, y una pizza con cinco superalimentos, inspirada en el estilo entre agresivo y delicado de Misterpiro.

Publicidad
La Desayunería
  • Restaurantes
  • Cafés
  • Sant Antoni

'Nuestro concepto es el de 'breakfast all day', pero no queríamos que esto fuera un local para extranjeros', explican. Son un poder fáctico en el barrio: las yayas de Sant Antoni han aprendido a pedir 'pancakes' con el suizo. La carta da vértigo: hay TODO lo que podáis imaginar en un diner, pasado por el filtro de la proximidad catalana. Todavía me lamo los bigotes recordando lo Manchito’s Tail: 'french toast' al límite de la torrija con huevo removido y cheddar, panceta frita de crujiente sobrenatural, fiesta de la untuosidad. Descubrid que se puede hacer con un 'pancake', o el 'po’boy' sandwich, bocadillo de gamba picante de Nueva Orleans.

Picnic
  • Restaurantes
  • Cocina Internacional
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

El 'brunch' del Picnic ya se ha establecido como la mejor manera de recuperarse de una resaca en Barcelona ante unos huevos Benedict y con un cóctel en la mano. Abrieron el restaurante en 2010, cuando el tema de los huevos selectos estaba, como quien dice, en pelotas. Al mediodía manda una visión entre tradicional y autoral del desayuno 'made in USA' que pasa por el reino de los panqueques (con todo, por favor), el norte de Europa, la salsa holandesa y los huevos rancheros.  

Publicidad
  • Restaurantes
  • Barcelona

El 2009 fue un punto de inflexión del brunch: Tara Penke abrió el Picnic. Ahora, la californiana ha abierto The Little Basket, su hermano pequeño. Además de comer, podéis comprar productos de artesanía local. El local es un espacio diáfano y precioso, donde el marido cocinero de Tara, Jaime, explica que trae todos los experimentos del Picnic. Por ejemplo, confitado de pato con pan naan y huevos con salsa 'chipotle'. Es el reino del 'brunch' de autor, donde el sabor neutro del 'pancake' se transforma en una tela donde el chef se suelta. Ojo, solo sábados y domingo. 

  • Restaurantes
  • Británica
  • Gràcia

Vicky Valls, experta cocinera, tenía un catering exitoso, hasta que un vuelco en la salud le obligó a medir grasas, sal y azúcar. La consecuencia es Maai –contracción de Max y Aitana, sus hijos–, un restaurante de comer saludable que pone en juego una carta de almorzar y brunch sano. Nada de 'pancakes' nadando en aceite, sino una gofre de garbanzos con hummus, aguacate y dos huevos: energía para subir al andamio. Todo hecho desde cero, con oficio y producto de primera. Y un menú de mediodía excelente.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Dreta de l'Eixample

Tres amigos licenciados en Filosofía, Periodismo e Historia del Arte han convertido un bar esquinero en un delicioso restaurante en miniatura, en el que reelaboran y modernizan clásicos de la cocina gallega y vasca en forma de platillos. Los sábados por la mañana ofician un 'brunch' con unas tostadas a la plancha y mermelada casera que son motivo de peregrinación.

Milk
  • Restaurantes
  • El Gòtic
  • precio 1 de 4

Respetadlo: es una potencia que nunca ha bajado la calidad. No es que trabajen para el turista: es que es uno de aquellos 'breakfast all day' donde un tío de Michigan se encuentra como en casa. Tienen un repertorio de 'brunch' inmenso que cubre dulce (pancakes), ensaladas, hamburguesas, 'bagels' y todo el que se pueda hacer con unos huevos. Desde la grasienta satisfacción del 'fry-up' inglés hasta el picantito de los huevos rancheros. La parroquia sólo habla inglés, pero los huevos son un lenguaje universal.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Latinoamericana
  • precio 2 de 4

Parecía un crimen que Trópico abriera sólo de noche: a la luz del día es bonito hasta decir basta. Al final de los cien metros más sórdidos del Raval, se abren unos bajos inundados de luz que remiten más bien a una cafetería fina de estilo nórdico que a una taberna de Barranquilla: se llama así porque su carta coge recetas del llamado cinturón del café, la franja tropical que va de Sumatra a Guatemala. "La yuca, el plátano, el limón, queríamos que la gente encontrara cosas que ya hubiera probado en otros lugares y se acordara ", explican.

Uno de los caballos de batalla es el 'brunch' contundente, en una carta donde conviven unos huevos benedict impecables y panqueques –concesión anglosajona– con desayunos de todo el trópico como los huevos rancheros, la 'msemmen' –la crepe originaria de Magreb con huevos revueltos– o el 'açaí na tigela', cuenco brasileño con helado de palmito de Brasil (singular fruta de palmera del Amazonas, de sabor adictivo) con guaraná, plátano, fresa, frambuesa, xia y granola casera.

O sobre todo unas arepas rellenas con huevos pericos, huevos revueltos con tomate, cebolla y mozzarella acompañados de aguacate y plátano. Y refresca la ensalada caprese tropical, coronada por una rebanada de mango. 

Caravelle
  • Restaurantes
  • El Raval
  • precio 1 de 4

Antes bodega Fortuny, este local minimalista de una inglesa y un australiano se define como un gastropub. Podréis encontrar receteas originales y deliciosas, con influencias británicas, italianas o catalanas, pero siempre muy originales. Buenos desayunos, dulces y salados, e imaginativos platos como el 'fried rabbit', es decir, conejo frito y rebozado al estilo norteamericano. Excelentes postres caseros. Hacen de todo y todo bueno: desde costillas confitadas a la brasa a fuego lento, hasta los ahora omnipresentes y muy saludables 'poke bowls', esas super ensaladas con pescado crudo y 10.000 cositas.

Recomendado

    Más de comidas icónicas

      También te gustará
        Publicidad