0 Me encanta
Guárdalo

Los 100 mejores bares de Madrid: Gastrotabernas

Seleccionamos entre los 100 mejores bares madrileños aquellos donde se come tan bien, o incluso mejor, que en cualquier restaurante de la ciudad

Cada vez somos más los que buscamos acompañar una caña bien tirada o una buena copa de vino con una delicia gastronómica a la altura. Por eso, los bares madrileños cada vez cuidan más sus cartas de comida, donde encontramos auténticas joyas en forma de tapas, pinchos, raciones e incluso menús del día que bien podrían encontrarse en cualquier restaurante de la ciudad. Da igual que se llamen gastrobares, neotascas, restobares o gastrotabernas (nuestro nombre favorito por ese homenaje castizo de las tabernas), destacamos entre los 100 mejores bares de Madrid aquellos donde acudiréis más por las creaciones que salen de su cocina que por las que salen de su barra.

Celso y Manolo

El segundo local del Grupo DeLuz & Cía en Madrid, tras La Carmencita, es como aquél un valor al alza, un acierto seguro si sales con ánimo de tapear, de compartir varios platos. Una taberna ilustrada que ha aparecido por igual en páginas gastronómicas, revistas de moda y publicaciones de interiorismo/decoración y donde reservar es ya más que recomendable cuanto más te acerques al fin de semana.

Leer más
Chueca

La Gabinoteca

Hasta chefs con estrellas Michelin paran por este local de tapeo lúdico pero con sentido y producto. Un sitio que no defrauda, un éxito ya consolidado (de hecho, la propuesta ha salido fuera de nuestras fronteras, han abierto sucursal en Atenas) y apadrinado por la solvencia del chef Nino Redruello (La Ancha y Las tortillas de Gabino). Dosis de creatividad dentro y fuera del plato para ambiente distendido –idóneo para compartir con amigos-. Un lugar que se convierte fácilmente, parafraseando al cantautor Antonio Vega, en el sitio de tu recreo.

Leer más
Chamberí

Taberna Pedraza

Otra muesca en la rueda del tapeo por la muy recomendable zona del Retiro. Y ésta se postula como uno de los aterrizajes más prometedores. El minucioso viaje a la semilla, a los orígenes de los incontestables de nuestra gastronomía tabernaria por parte de dos ilusionados advenedizos, sobrados de pasión y ganas de trabajar, nos trae de vuelta una espectacular tortilla de patata de Betanzos, un pisto manchego que conquista, carnes sublimes y una quesada de premio.

Leer más
Ibiza

La Chula de Chamberí

Uno de los mejores ejemplos de neotaberna. Producto bien seleccionado, ejecutado con destreza y sencillez, etiquetas vinícolas que apetece probar. Embutidos, cazuelas, tostas… Pocas mesas altas y una mesa baja para ocho comensales donde convencerás a tus amigos de que eres un foodie con buenas cartas.

Leer más
Almagro

Sala de despiece

Interiorismo, comida, servicio… Un concepto tan pensado y tan atinado que conquista a cualquier hedonista culinario que se precie y al que no le importen ciertas apreturas y comer en sillas altas o directamente de pie. Producto de la mejor calidad apenas trabajado (con la leve compañía de una salsa original y efectiva) y una bodega con una veintena de referencias. Haces el pedido, das tu nombre, te haces con los cubiertos necesarios (colgados del techo) y a disfrutar de lo que va saliendo.

Leer más
Chamberí

García de la Navarra

Si algo es irrenunciable para los hermanos que regentan esta vinoteca es seguir la temporada y buscar los mejores proveedores. Una dirección ineludible para disfrutar de la buena mesa y con una de las bodegas mejor surtidas de la ciudad. A este restaurante se viene a compartir raciones sean de ensaladilla rusa o un suculento guiso. Atentos a los platos fuera de carta. Y qué mejor puerta de entrada a su excelente cocina que su barra.

Reservar ahora Leer más
Retiro

Taberna Arzábal

Uno de los ejemplos más logrados de la llamada taberna ilustrada en la ciudad. Tiene una barra rebosante de tapas y raciones y una importante selección de vinos por copa. Al fondo un pequeño comedor permite estirar la visita a platos más elaborados, sin alardes, pero replican con gusto la comida casera.

Leer más
Retiro

Taberna La Carmencita

“¡Qué alegría, qué alboroto! Vuelve La Carmencita, la segunda taberna más antigua de Madrid, para servirle”. Así se presenta este bar-restaurante, modernizada ahora tras abrir sus puertas en 1854. La cocina tradicional es la protagonista de este bonito local que mantiene el espíritu de las casas de comida del siglo XIX. Pero eso sí, ahora el desayuno incluye café ecológico recién tostado, los almuerzos son más contemporáneos, con filetes rusos de ternera ecológica y huevos también ‘eco’, y la cena son espectaculares gracias a sus cazuelitas de montaña.

Leer más
Chueca

Álbora

Un valor seguro y en clara progresión. Obviamente no es lo mismo ir a tapear en la barra, a entusiasmarse con una atractiva carta de mediodía o a cenar, por ejemplo, en el restaurante de la planta superior. No lo es pero en todos sus formatos hay sentido, atención y gran producto. De mimbres y tentaciones para buenos paladares andan sobrados en esta casa. Basta decir que detrás del proyecto se encuentran los propietarios de Joselito y La catedral y en los fogones despacha el vasco David García.

Leer más
Barrio de Salamanca

La Taberna Errante

Nos gusta por muchas razones. Y la primera es que se encuentra al margen de ese circuito de tapeo que atraviesa La Latina y que recorren turistas de toda condición cada fin de semana. Está cerca y lejos a la vez. Como si hubiera una barrera invisible a la altura de la Plaza de los Carros. Aún así es más que recomendable reservar mesa si quieres comer/cenar esos días. Un éxito cosechado por la camaradería de barrio que despliegan sus responsables. Serias, atentas, agradables y entusiastas.

Leer más
La Latina

Críticas y valoraciones

0 comments