Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Tast a la Rambla / Chickoa
Foto: Tast a la Rambla Tast a la Rambla / Chickoa

Siete platos que tienes que comer en el Tast a la Rambla

Hacemos una selección (catada) de siete de los 26 mejores restaurantes y pastelerías de Barcelona que reúne el Tast a la Rambla

https://media.timeout.com/images/105811575/image.jpg
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

De acuerdo, este año el Tast a la Rambla, que se celebra del 30 de septiembre al 3 de octubre, 'sólo' reúne a 26 instituciones de la cocina y la pastelería de Barcelona, en lugar de la cuarentena larga habitual de años anteriores. Pero los que no se conforman con esta oferta es porque directamente ve la botella medio vacía. Las restricciones de aforo hacen que deambular entre paradas sea fluido, y los frutos de tu paseo siempre serán agradecidos y sabrosos. Este año, quien escribe ha disfrutado de estos siete platos.

1. Taco vegetariano de Virens 

Tast a la Rambla / Virens
Foto: Time OutTast a la Rambla / Virens

El chef Rodrigo de la Calle ha ingeniado un taco de 'cochinita' vegano donde la carne de cerdo se sustituye por 'carne' de proteína vegetal hecha a base de guisantes, con un 'mole' con cactus y coronado por cebolla confitada. Es refrescante y sabroso, y se aprecia que es un guiso hecho a fuego lento. O sea que una vez cumplida la ración de verduras del almuerzo nos tiramos en plancha a ...

2. El mollete Chickoa 

Tast a la Rambla / Chickoa
Foto: Time OutTast a la Rambla / Chickoa

Paco Pérez ha preparado un plato de lo más generoso y sabroso. Estamos ante un mollete de muslo de pollo deshuesado y marinada en hierbas del Empordà, que pasa unas buenas 12 horas al vacío a baja temperatura. Y después planchado con mozzarella (desconozco si de las simpáticas búfalas ampurdanesas), una mayonesa de hierbas, rúcula y unos cacahuetes que le dan el recuerdo un poco exótico de 'bao'. Suave, contundente, pero a la vez lleno de matices. Claro que con bocadillo así, ¿quién necesita fusiones?

3. Empanada crujiente de atún rojo del Besta

Tast a la Rambla / Besta
Foto: Time OutSONY DSC

Encontramos en la parte Tradicional del Tast uno de sus platos más aventureros. El joven chef gallego Manu Núñez ha redefinido una empanada gallega en esta pelotita. El relleno de 'la empanada' -con masa de patata, harina y almidón- es atún crudo marinado, en lugar del tradicional sofrito. Y el pimiento verde no está dentro, sino que lo encontramos en la mayonesa que la corona. La gracia es que la muerdes, es crujiente y fría: la textura es opuesta a la de la empanada gallega –blanda y caliente–, pero reconstruye el sabor de otro modo. Buenísimo.

4. Croquetas de pollo, jamón ibérico y de otoño del Tapas24

Tast a la Rambla / Tapas 24
Foto: Time OutTast a la Rambla / Tapas 24

Carles Abellán llevó la tapa a la alta cocina de Barcelona, y a la vez gurmetitzó la tapa popular vía Tapas 24. Es imposible no abalanzarse ante la visión de este trío de croquetas (sí, iban tres, pero no he podido resistir la tentación de engullir una antes de hacer la foto). Todo lo que se le puede pedir a una croqueta: cremosidad, y producto top abundante dentro la bechamel, además de un rebozado celestial. La de pollo asado a la catalana es la Navidad dentro de una croqueta.

5. La 'clotxa' del Teòric

Tast a la Rambla / El Teòric
Foto: Time OutTast a la Rambla / El Teòric

Una 'clotxa' era un pan de pueblo llenado de escalivada, sardinas, aceitunas, arenque y todo lo que un campesino de las tierras del Ebro pudiera recoger para pasar toda la jornada en el campo. Este icono de la comida rural aparece y desaparece en la alta cocina a menudo. La última aparición es de la mano de Oriol Casals del Teòric, taberna gastronómica: la ha refinado en un bocado de pan de aceituna negra con cebolla y ajo asado, que coronado con un tartar de jurel en salmuera y luego ahumado. Un delicioso 'ngiri' de payés, si se me permite.

6. La tortilla trufada del Bar Alegria 1899

Tast a la Rambla / Bar Alegria 1899
Foto: Ricard MartínTast a la Rambla / Bar Alegria 1899

Y acabamos con una barbaridad que no requiere demasiadas explicaciones: el Bar Alegría de Tomás Abellán anima el 'cotarro', si se me permite la expresión, con un generoso pincho de tortilla de patatas donde todo está en su sitio: la cebolla caramelo · lizada, el huevo -de Calaf, los mejores del mundo chorreando cruet y un aroma de trufa que lo impregna con medida. Una pequeña joya: es probarla y te dan ganas de restregarse por la cara a los indigentes palatales que imploran o amenazan por una tortilla sin cebolla. 

7. El cono Reus de l'Atelier

¿He dicho, acabamos? No se puede terminar este menú degustación sin un buen postre. El cono Reus del Atelier es un salto mortal hecho helado: un helado de cascarilla de avellana de Reus ahumada, de textura 'soft' que está contenido por un cono de croissant, con un toque de praliné y caramelo de avellana. Tanto hedonista como experimental. Pero que te haga replantearte las fronteras del helado y la pasta no quiere decir que no disfrutes como un niño.

NO TE LO PIERDAS: Los mejores restaurantes de Barcelona

Lee el número de octubre de Time Out Barcelona, con entrevistas, reportajes y las mejores recomendaciones de ocio y cultura de la ciudad.

Más de Love Local

    Últimas noticias

      Publicidad