Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right ¡Comida fresca en Barcelona!

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Menjar fresc

¡Comida fresca en Barcelona!

¿Buscáis alimentos refrescantes? Os presentamos los restaurantes y las tendencias gastronómicas que refrescarán la temperatura y os harán una persona más sana

Por Ricard Martín
Advertising

Las altas temperaturas se instalan en el termómetro y el cuerpo nos pide comida refrescante y baja en grasas. Es el momento de optar por los productos de temporada y los platos ligeros. Estos son los restaurantes con las propuestas más frescas y originales.

Tradición y producto: cocina de mercado 'eco-friendly'

Gat Blau
ⒸIvan Giménez

Gat Blau

Restaurantes

Si la crisis ha tenido algo bueno, es esto: el redescubrimiento del producto humilde. O más que redescubrimiento, reivindicar el material no noble. Partiendo desde un "punto de vista radicalmente ecológico, de temporada y de km 0", que es lo que Pere Carrió aplica en el Gat Blau,  los resultados pueden ser maravillosos: "Una papada de cerdo ecológico cuesta 4 euros. Un kilo de garbanzos eco, 3 euros. El entrecot es caro, pero podemos hacer tartar de partes menos nobles". Y lo consiguen. Hacen un menú ecológico, tradicional y creativo  donde seis de las ocho opciones son vegetarianas. ¡Y varía cada día! La gamba de Palamós no se echa de menos delante de filigranas como un meloso canelón de ternera envuelto con calabacín, o un coulant de patata enmascarada. Por las noches, cenas de alta cocina cercana por 25 euros.

Petit Pau

4 de 5 estrellas
Restaurantes Catalana Hostafrancs

En el Petit Pau el término cocina de mercado tiene mucho sentido: su carta es corta pero afinada, con poca cantidad de producto que entra cada día. Proponen, por ejemplo, una ensalada tibia de berenjena, con judía verde, cacahuete y rúcula, de primero, o vieiras a la plancha con trufa de verano y ensalada de calabacín. Pero donde Pau es un maestro es en el montaje y desmontaje de los clásicos cárnicos: ahora proponen un cabrito confitado y deshuesado, relleno de torta del Casar, que  en broma llaman shawarma cheeseburger. Va humedecido con caldo del mismo cordero, refrescado con tomate y albahaca. Su filosofía es extraer lo mejor de la temporada y ejercer la alta cocina sin que sus platos pasen de los diez euros.

Advertising

Gut

Restaurantes Mediterránea Gràcia

Claro que conocer el producto fresco desde pequeño es una suerte y marca los hábitos alimentarios de por vida. Joan Vilalta, amabilísima cara del restaurante Gut (Perill, 13. T. 93 186 63 60), tuvo suerte porque "tenía una madre que era ama de casa que cada día iba al mercado, y eso educa el paladar". Su visión culinaria es: 1. La de alguien obsesionado con que lo que sirva en la mesa haga poco que ha entrado por la puerta. 2. Acercar el hecho vegetariano a los carnívoros empedernidos, aunque Gut sea un sitio omnívoro y medido. "Les pongo un plato y les digo: 'Si no te gusta, te lo cambio'". ¿Quién puede decir que no a un arroz salvaje con xiitake o chips de alcachofa? Sí, quienes sistemáticamente quieren comer carrillera de cerdo. En la carta estival el pescado pasa por encima de la carne: como el tartar de atún con aguacate, nori y sorbete de limón dulce, que refresca tan solo al pensar en él. Por cierto, más de la mitad de su carta está pensada para los celíacos.

NONONO

Restaurantes Eixample

Al principio hablábamos de la radicalidad ecológica. El paso siguiente es la biodinámica, cultivo ecológico que sigue los ciclos de la naturaleza y la luna. Vale la pena aclarar que en el restaurante NONONO (Passatge de Lluís Pellicer, 12. T. 93 444 99 01) no han optado por hacer biodinámica para conseguir una comida más buena, "sino porque queremos dejar un mundo mejor a los que vienen", explica el propietario, Marcos Acosta. La mayoría de la producción vegetal es de finca propia –Can Gallina, en Canet de Mar– y ahora están en un punto interesante: minutos antes de la explosión de los tomates, están haciendo ensaladas con combinaciones de frutas de final de primavera (fresón, cerezas, albaricoques) con hojas verdes como la de la lechuga espada, poco usual, y el mejor brócoli que os podéis imaginar.

Advertising

Tatau l'Antiquari

3 de 5 estrellas
Restaurantes Sants

Y ya se sabe que muchas veces la gracia de la ensalada es la vinagreta. Pere Cardona, cocinero del restaurante Tatau l’Antiquari (Salou, 5. T. 640 35 28 97), le ha dedicado un libro. Pero sobre todo Cardona destaca en la difícil tarea de ir por la mañana y llenar los mediodías con platos como la ensalada rusa vs. la escalivada, o una crema de zanahoria de aires flamígeros, con jamón tostado y pan también tostado con especias (homenaje al Sants de sus amores, tan maltratado últimamente). Prestad atención a sus arroces con producto de temporada superlativos. Por cierto, ahora en el Tatau también se almuerza de cuchillo y tenedor.

Flexivegetarianos, diseño y poder crudo: el verde es tendencia

Sopa

Restaurantes

¿Hablábamos de radicalidad amable? El Sopa es un restaurante vegano con todas las de la ley, aunque ellos prefieran la etiqueta de “comida sana”. Despistan un poco: en el centro de su extraordinario interiorismo –luz, madera, cristal y mucho espacio– dan ganas de pedirnos una ración de calamares y un vino blanco. Proponen una fórmula de menú diario donde siempre hay una sopa o crema hecha a fuego lento durante tres horas y segundos de estricta temporada, como, hasta hace poco, podía ser una fideuá de alcachofas y brócoli.

Les Tres a la Cuina

3 de 5 estrellas
Restaurantes Cocina creativa Vila de Gràcia

Medio barrio de Gràcia hace cola en Les Tres a la Cuina a mediodía para llevarse un menú de proporciones míticas por su frescura y creatividad. Una irlandesa y una mexicana han unido fuerzas para ofrecer un menú diferente cada día, con tres primeros y tres segundos, que desborda imaginación y sabor, siempre con una opción de proteína animal que nunca será un churrasco. Ejemplo: chalotas rustidas sobre cama de queso de cabra y pan tostado, y unas albóndigas de cabrito con especias, salsa de yogur y arroz aromático. Postre: manzana pasada por la plancha con 'crumble' de manzana y crema. ¡Barcelona necesita que abran una sede en cada barrio!

Advertising

El Cafè de la Blue Project Foundation

Restaurantes

Incluso las formas más radicales del vegetarianismo toma formas creativas, de vanguardia, de complacer al gourmet. Una experiencia para mentalidades abiertas es El Cafè de la galería Blue Project Foundation, el primer restaurante de Barcelona que practica el raw food, vuelta de tuerca del crudivorismo hacia la órbita de la cocina de autor: un hummus germinado sobre una galleta de manzana deshidratada os puede hacer vibrar de placer el paladar y la cabeza.

Obbio

Restaurantes

Y precisamente, la apertura del Obbio abandera la evolución de la tienda de comida bio: en sus 800 metros cuadrados, encontraréis cualquier producto que se os pase por la cabeza, siempre de producción ecológica y con preferencia por la proximidad. Desde 39 variedades de harinas hasta croquetas de langostinos, pasando por chips saludables de escarola y cebolla. Disponen de un espacio de restaurante-cafetería donde todo lo que ponen en la mesa sale de su obrador, y a la hora de comer se convierte en el único  self-service ecológico de Barcelona. No hay menú: cobran la comida a peso, unos 8 euros cada 300 gramos.

Cebiches y Pisco sours: refrescarse a la peruana

Toya Bar

Restaurantes

Al salir de un buen peruano, ya sea tradicional o ultramoderno, la sensación de pesadez no aparece nunca. Pueden ser lugares humildes como el Toya Bar, donde David Villanueva, exsocio del Lúcuma, hace de hombre orquesta. "Esto es muy pequeño, pero no le quita la intención gastronómica", dice. Libreta pequeña y buena letra y siempre pescado fresco: el menú del día, un carpaccio de tomate con pesto y de segundo langostinos a la plancha, por ejemplo, por la noche se convierte en un pequeño menú degustación con el añadido de un aperitivo de falsas papas a la huancaína, y una degustación de hamburguesa con tres salsas y burrito con salsa de anticucho.

Ceviche 103
ⒸIvan Giménez

Ceviche 103

Restaurantes Peruana

Cuando interrogo a Álex Luna, del fenomenal Ceviche 103 (Londres, 103. T. 93 209 88 35), sobre la frescura inherente a la cocina peruana, responde que "la peruana es una cocina en la que todo se prepara al momento. Y podríamos utilizar perca o algún otro pescado que quedara muy bien, pero para el cebiche hay que utilizar corvina salvaje". Del menú de mediodía opto por un fenomenal cebiche que, a golpe de leche de tigre y acompañado por un pisco sour, aligeraría instantáneamente la garganta de Clint Eastwood al final de 'Por un puñado de dólares'. De segundo, un pato con salsa de chile picantito, lo justo para ser juguetona, que no llena nada. ¡Y profiteroles rellenos de maracuyá!

Advertising

The Market Barcelona

3 de 5 estrellas
Restaurantes Peruana Vila de Gràcia

Con unas coordenadas de precio y calidad muy similares al Ceviche 103, The Market (Gran de Gràcia, 7 T. 93 186 42 00) puede presumir de ser el único restaurante cebiche bar de la ciudad. Agarraos bien a su barra, porque disponen de una coctelería de alto nivel donde el pisco sour toma todas las formas imaginables. Para hacer cojín, cebiches creativos –de atún rojo con aguacate y quinoa roja– y causas en formato tapa a precios muy razonables.

Tonka Bar

3 de 5 estrellas
Restaurantes Mediterránea Eixample

Ahora bien, los peruanos no tienen el monopolio de la cocina refrescante: el bar Tonka (Marquès de Campo Sagrado, 27. T. 93 127 05 44) de la venezolana Mayela Armas es una institución de barrio con un prestigio ganado a base de producto local y ecológico tienen el mejor brunch no graso de Barcelona– y platos como la ensalada asiática donde canta el verano.

Advertising

A tu bola Gourmet food

Restaurantes

Acabamos con una bola extra, nunca mejor dicho. La israelí Shira ha abierto A Tu Bola Gourmet Food, un minúsculo restaurante que convierte el producto de proximidad en platos combinados de imaginativas albóndigas, donde se puede escoger pelota y el acompañamiento. Tres enormes bolas de cordero especiado –tienen muchas variedades vegetarianas– más unos fideos –de arroz, extrafinos– salteados con verduras, cuestan 7,80 euros (copa de vino bueno incluido). Si os sentáis en la barra que mira al Raval, espectáculo asegurado.

También te gustará

Restaurantes vegetarianos

Restaurantes Vegetariana

Seleccionamos los mejores vegetarianos de la ciudad: los restaurantes que demuestran que la dieta a base de vegetales es saludable, variada y, sobre todo, deliciosa ¿Crees que falta algún restaurante vegetariano importante? Dínoslo en los comentarios de abajo. Aguaribay Lo mejor que puede decirse de un vegetariano es que no lo parece. Evitan la cocina vegetariana de batalla del tipo tofu rebozado; cada mediodía encontraréis un menú con platos imaginativos, sabrosos y nutritivos, como las judías con crema de polenta y salvia, o la pasta rellena artesanal, siempre acompañada de una tapa como aperitivo. Por la noche triunfa su repertorio de tapas como las papas arrugás, las empanadas argentinas y las fajitas y burritos. Pequeña y cuidada selección de vino y cerveza. Self-Naturista Aquí se adopta el sistema self-service a la vez que se promueve una alimentación saludable y comprometida. Toda la oferta la escoge y sirve el mismo cliente dentro de una variedad cambiante de más de 300 platos elaborados al momento. Situado en una zona en la que confluyen vecinos, trabajadores de comercios diversos y muchos turistas, es el mejor sistema para comer sano, rápido y por poco dinero. Porque el fast food también puede ser vegetariano. La Granja No abundan los restaurantes vegetarianos en la parte alta de la ciudad. La Granja, en Sant Gervasi, es un restaurante sencillo y acogedor donde preparan una cocina casera que el cliente elige en un bufet. Ofrece opciones para veganos y procuran traba

Cocina mediterránea

Restaurantes

Los mejores restaurantes donde comer sano sin salir de la ciudad Dos Cielos Este restaurante ofrece una cocina de gran altura, elaborada por los gemelos Javier y Sergio Torres, desde el último piso del hotel Me. Cocina muy original con sabores de países lejanos, con platos cono la crema de raíces amazónicas con caviar de Sagú. Premio especial del jurado de Time Out 2009. Platja Ca la Nuri Buen ejemplo de cómo el típico restaurante marinero ha sabido renovarse sin perder su razón de ser. Continúan sirviendo arroces y cocina marinera, pero dan un toque moderno y refrescante que consigue hacernos salivar cuando aún inspeccionamos la carta. Platos entre la tradición y la modernidad que se basan en el producto fresco y de temporada, ya sean de mar o de la tierra. Grabado en nuestra memoria tenemos el arroz de butifarra negra y erizos ... Y la terraza junto a la arena ... Ay! Els Pescadors Hay restaurantes que de una manera u otra acaban apareciendo cuando se recomienda un buen restaurante, ya sea en un reportaje como este o en una conversación entre amigos. Els Pescadors es un buen ejemplo: local con encanto y cierta solera, localizado en una plaza de arquitectura marinera y una cocina ubicada en la intersección de las líneas marcadas por la cocina catalana tradicional, la marinera y la de mercado, todo atado con pequeñas dosis de modernidad. Veis? Ya lo hemos vuelto a recomendar! La Mar Salada La Mar Salada se ha posicionado en los últimos años como uno de los referentes de la co

Advertising

Cervezas y tapas vegetarianas

Restaurantes

Birra artesana y maridaje sin carne La fiebre por la cerveza artesana ya hace tiempo que dura. Por eso, y porque los dos socios del Ale & Hop, Albert Coromina y Giles Brown, son un par de culos inquietos, han dado un paso más. Dentro de este bar, acompañan las birras de categoría marca de la casa con platos vegetarianos del mismo nivel. Cocas de verduras ecológicas, hummus generosos, hamburguesas de seitan que no tienen nada que envidiar a las de carne y pan hecho en casa a precios razonables. Difícil superar tanta excelencia, ¿verdad? La pareja también practica otro fenómeno, los brunch. Desde hace unas semanas, en esta cervecería del barrio de Sant Pere, podéis almorzar como unos reyes los domingos y pronto, los sábados. A parte del café de filtro selecto que sirven, podéis ir maridando con cervezas cada uno de los platos de estos almuerzos de tenedor sin animales. Diez variedades de cerveza en tirador Si todavía no habéis ido nunca, la variedad de cervezas del Ale & Hop os dejarán aturdidos. Ofrecen siempre diez variedades que cambian cada semana. En cuanto a los estilos de cerveza, no faltan nunca una cerveza rubia, una de trigo, la negra, la tostada y una IPA. Pero lo más identificativos del local es que, igual que en el Mosquito, el restaurante de tapas orientales propiedad de Giles, siempre encontraréis dos cervezas de casco. Es decir, pinchadas directamente del barril, sin añadirle el gas que provoca la presión, una modalidad muy típica de las cervezas inglesas. Par

Restaurantes peruanos

Restaurantes

La cocina peruana y el cebiche han irrumpido en Barcelona con fuerza: estamos delante de la gastronomía de moda Restaurantes latinoamericanos con reserva on-line Los restaurantes peruanos, que hasta hace poco tiempo el barcelonés medio se miraba como una cosa exótica y con cierta reticencia, ahora son de lo más 'cool'. Y con razón: esta gastronomía, que fue declarada patrimonio inmaterial de la humanidad, aúna producto de calidad con fusión de cocina japonesa, china, española, portuguesa y andina tradicional. Cercana y lejana, moderna y tradicional, la cocina peruana es una delicia que se debe conocer. Nueve formas fabulosas de comer peruano Café Ninoska Prácticamente decano de la cocina peruana en Barcelona –abrió en 1993, en la Villa Olímpica– Café Ninoska se centra en la cocina peruana criolla, y la carta es tan extensa y rica en variedades y sabores.   No tienen menú de mediodía peruano, pero: para probar las papas a la huancaína-asada, con crema de queso fresco y ají amarillo-, los 'tamales' peruanos (que además de ser tortitas de trigo con pollo, huevo y especies envueltos con hojas de plátano) o el arroz salteado con marisco, hay que tirar de carta. Pero tienen la ventaja de que la cocina peruana es ininterrumpida. El Señorío Uno de los buenos mejores peruanos de la ciudad, centrado en la cocina casolana: encontraremos una carta vasta y comprensible, con un repertorio muy amplio de cebiches.   La carta, comprensible, dividida en entrantes, cocina criolla y cebiches, ti

Recomendado

    También te gustará

      Advertising