Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las mejores heladerías de Barcelona
Parallelo Gelato
© Ivan Gimenez Parallelo Gelato

Las mejores heladerías de Barcelona

Los mejores helados de Barcelona en todas sus variantes: artesanos, italianos, de autor, singulares, japoneses ...

Por Ricard Martín
Advertising

El calentamiento global –llamadle cambio climático, si os hace sentir mejor– hace que las olas de calor nos caigan encima con alevosía y virulencia. Y llega la pregunta de oro: ¿hay una buena heladería, cerca de casa? Barcelona no es Florencia, de acuerdo –y no nos engañemos, no comemos helado todo el año– pero sí que disponemos de todo tipo de buenas heladerías, algunas de ellas entre las mejores de Europa. Contra el soponcio, un buen helado. Eso sí, la otra mejor manera de combatir tu calentamiento global es sentarse en buena compañía a tomar unas cañas y tapas espectaculares. Otra opción, el terraceo en las terrazas más bonitas de Barcelona.

NO TE LO PIERDAS: Y si ya tienes un buen helado en la mano, disfrútalo en esta preciosa ruta de zonas de sombra para esquivar el calor.


Time Out Love Local campaign logo

La campaña Love Local de Time Out apoya a los negocios de ocio y cultura de Barcelona. Descubre cómo puedes ayudar a salvar los sitios que hacen de Barcelona una ciudad genial

Rocambolesc
© Xevi f. guell

11. Rocambolesc

Restaurantes Heladerías El Raval

¿Recordáis los helados de máquina? Los 'soft ice-cream', que los llaman. Despreciados como helados de mala calidad, pero que avivan un recuerdo inseparable de los veranos infantiles. Los hermanos Roca han fundado Rocambolesc –helados inspirados en los postres del Celler de Can Roca–, en la que expenden un helado de máquina de calidad excelente.El helado no se hace y se archiva en los 'pozetti', sino que cada vez que se pulsa la palanca de una máquina propia –esta gente desarrolló el Roner– el helado se fabrica al instante a partir de una base artesana y con formas divertidas, como el dedo de Colón. El resultado es un sorbete cremoso y un helado lleno de matices y menos frío, sin el choque gélido en tu dentadura. Tienen seis gustos con guarniciones: a mí me ha flipado el de manzana al horno con manzana caramelizada. Y los panecillos calientes, sellados y rellenos de helado, son para morirse de gusto.

12. Gocce di Latte

Restaurantes Heladerías Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Gocce di Latte es un ejemplo más del insultante dominio que ejerce la heladería italiana en nuestra ciudad (bueno, insultante no: este es un lugar amable de procesos artesanales que os permite ver tras un cristal las máquinas de hacer helados y pasteles).Mateo y Rita abrieron este establecimiento en 2012 y a la excelencia italiana ellos aportan un repertorio de sabores original y acertado: cúrcuma, mandarina y romero, o cardamomo y dátiles, por ejemplo. Tan precisas son sus creaciones que un bárman de hotel de cinco estrellas les confesó que se inspiraba en sus helados para combinar sabores.

Advertising

13. Cookona

Restaurantes Pastelerías Eixample

La visión alemana Sabrina Trier de las 'cookies'. Para entendernos, redefine el helado de corte haciendo sándwiches con 'cookies' y un relleno helado y masa de galleta, todo de producción de su obrador y casero. Imaginad un helado de vainilla encarcelado por 'cookies' de Red Velvet y plátano. O una taza hecha de galleta con caramelo líquido, con una bola de helado de chocolate, otra de masa de galleta y bañada en chocolate solidificada: Su brownie de tres capas -con masa de chocolate, galleta y ganache- lo corrobora. Ojo: este es un sito de goce y exceso, si no entras con la moderación por bandera puede salir con un subidón de azúcar de aquí a Guayaquil.

14. Bodevici

Restaurantes Heladerías Gràcia

La que fue la primera heladería ecológica que fabrica todos sus helados con leche de vaca ídem, y sobre todo con fruta que no ha sido tratada con sustancias químicas. Puede que su helado de fruta no sea de color rojo radiactivo, pero su sabor marca la diferencia. Tienen helados como el de crema catalana, o el de chocolate  negro, todo un éxito. Los años pasan, pero los sabores naturales permancen. 

Advertising
La Glace
Foto: La Glace

15. La Glace

Restaurantes Heladerías Dreta de l'Eixample

Elisabeth Veciano es el alma y propietaria de La Glace, una heladería multiuso encajonada en una encantadora esquina de Paseo de San Juan. Ella dice que esto es como el film de 'Smoke', donde desde un estanco Harvey Keitel veía pasar historias humanas, y es cierto: la esquina es privilegiada, y ella tiene un pequeño arsenal de comida buena y apetecible para hacer la vida más agradable al ocasional.

Domina la escena un expositor de helados sabores clásicos que compra a un artesano de calidad: chocolate, vainilla, avellana, café, pistacho, coco, por la parte del helado, y sorbetes de frambuesa, limón, mango o maracuyá. También hay empanadas estilo argentino que sí cocina ella: carne picante, espinacas y mozzarella o caprese, las de toda la vida. Su filosofía es construir un Tetris esquinero de cosas buenas para cada momento y época, sea horchata, pasteles, café o granizados.

16. Ice Wave

Restaurantes Heladerías Barcelona

Helados hechos a mano sobre una plancha a -30 ° C: disponen sobre la placa una base de leche desnatada y yogur (ligera y que se adapta al sabor elegido) con un relleno que trituran con espátulas. Y que por acción del hielo se solidifica y enrollan, y así va a la tarrina con un topping. Ejemplo: helado enrollado de sandía con salsa de frutas del bosque. La cadena fundada en Palma ya tiene dieciocho tiendas en distintas partes, una en Eslovenia. Y la idea nació en "la occidentalización de la manera de hacer helado en Tailandia", explica Maite Mesa, responsable de Cataluña, que añade que "las placas son una patente propia, porque por normativa las tailandesas no se podían importar".

Recomendado

    También te gustará

      Advertising