Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Las mejores marisquerías de Barcelona: lo mejor del mar en la mesa

Las mejores marisquerías de Barcelona: lo mejor del mar en la mesa

Los restaurantes de pescado más exclusivos de Barcelona y mariscadas de lujo

La Barra
© Maria Dias La Barra
Por Time Out Barcelona |
Advertising

Si no tenéis ningún límite presupuestario a la hora de apoquinar la cuenta, lo vuestro es comer en las mejores marisquerías de Barcelona. Son restaurantes que recogen los mejores frutos del mar cada mañana en las lonjas catalanas, y que disponen de proveedores de pescado 'premium' desde Finisterre hasta Cádiz. No esperéis lujos extravagantes, tan solo puro sabor de mar.

Marisco de lujo

Restaurantes, Marisco

Botafumeiro

icon-location-pin Gràcia

Las mariscadas de alto standing de este restaurante gallego son míticas en el subconsciente colectivo: langostas, bogavantes, gambas, cigalas... siempre todo muy fresco.  El servicio también es excelente y la carta, muy amplia. Además, podéis hacer un buen banquete cuando más os apetece, puesto que la emblemática marisqueria de Gràcia tiene la cocina abierta durante todo el día. La última vez que Mick Jagger subió a un taxi en Barcelona, lo llevaron aquí.

Marea Alta
© Maria Dias
Restaurantes, Marisco

Marea Alta

icon-location-pin El Raval

Sólo por la vista, el restaurante Marea Alta pasa a adquirir el codiciado título de atracción turística de primer nivel: en la planta 24 de la Torre Colón, ofrece una visión de 360º de la ciudad despampanante, inédita: a 110 metros de altura , vas descubriendo, en el trayecto circular hacia el lavabo, las colinas del Tibidabo hasta las costas del Maresme. Son 1.000 m² en tres plantas, una terraza de cócteles en la 23, un ascensor que te teletransporta ... "Pero partimos de la base que estábamos montando el mejor restaurante de pescado y marisco posible en un sótano. Con la esperanza de que, si hiciéramos algo interesante en un sótano, la gente volvería ". La vista, considera Enrique Valentín, director, es "un regalo al cliente".

Advertising
Estimar
© Ferran Sendra
Restaurantes, Marisco

Estimar

Anna Gotanegra, de estirpe pescadora de Roses, y el chef Rafa Zafra pilotan Estimar: un restaurante en pleno Born que ofrece lo que llamaríamos 'pornococina' en versión marinera: de la pescadería del local sale un producto excelso vestido sólo con algún aliño. ¿Queréis ejemplos? Unos sensacionales chipirones fritos acompañados de gota negra (mayonesa y tinta), unos mejillones ahumados al Josper o navajas en escabeche tibio. O un carpaccio de cigala, nada diferente de aquellos inventos minimalistas que hacía ElBulli con el marisco a mitad de los 90.

Restaurantes, Española

Espai Kru

icon-location-pin El Poble-sec

No descubrimos nada, pero una lista de cocina en crudo estaría incompleta sin la apuesta más personal de los hermanos Iglesias. Lo que empezó como un entresuelo del Rías de Galícia ha evolucionado en una de las propuestas de alta cocina más personales de Barcelona; ofrecen el mejor marisco del mundo a base de empequeñecer la razón. Además de producto excepcional, cuando los matices de los platos del chef Ever Cubilla –como la ensalada de bogavante, aguacate y mayonesa de coral, y las navajas de las Islas Cíes con vinagreta de mostaza y jengibre– invaden tu boca, la emoción alimenta estómago y espíritu.

Advertising
La Barra
© Maria Dias
Restaurantes, Cocina creativa

La Barra de Carles Abellan

"Esto no es cocina creativa, no quiero que lo sea, pero sí que tenga su rigor, producto y ejecución", define. En tapas, no ha reeditado la agotada trilogía bomba-brava-rusa sino que se inventa 'delicatessens' como el matrimonio de boquerón y anchoa (homenaje a La Sirena de Roses, donde la anchoa es pasta en un bocadillito de boquerón) o unas sutiles 'papas aliñás' con caballa. Cuando llegas al plato principal, la cosa se pone seria: la mariscada de la barra es una miniorgía de mar crudo (almejas, mejillones, ostras, navajas...) servida en un erizo de mar de metal, con toques asiáticos y andinos. Pero sale poco del Mediterráneo: el chef ha optado por mezclar tradiciones interiores a la hora de rescatar guisos de pescador, con resultados que sorprenden por la claridad de ideas y el acierto.

Tunateca
© Maria Dias
Restaurantes, Catalana

Tunateca Balfegó

icon-location-pin L'Antiga Esquerra de l'Eixample

El atún rojo de l'ametlla de Mar está considerado la pata negra del mar. Este jabugo marino lo cocina el chef Pedro Lladó en Tunateca Balfegó, restaurante temático con una treintena de preparaciones en crudo (de influencia asiática, con el asesoramiento de Hideki Matsuhisa del Shunka) y en caliente con la ayuda de Marc Miró, de la Lonja de la Ametlla de Mar. Son delicadezas que esquivan el empacho y la monotonía con éxitos como el bikini de atún con pan de té (¡viva el bikini de atún!), El uramaki de atún con pesto o un guiso de carrillera con mistela. Por un ticket ajustado a 40-45 €, que si tenemos en cuenta que este es el Rolls del pescado, no está nada mal. Pero por el doble es un fiestón.

Advertising
Restaurantes, Marisco

Rías de Galicia

icon-location-pin El Poble-sec

La gran cita permanente que propone la familia Iglesias con los mejores productos del mar. De su carta destacamos el bogavante del cantábrico con ajitos,  el gallo de Sant Pedro y los canelones de txangurro. Y cuando es temporada disponen de la exquisita lamprea a la bordelesa.

Advertising