0 Me encanta
Guárdalo

Los 100 mejores restaurantes de Madrid: Cocina de mercado

El producto y la creatividad son los protagonistas indiscutibles de estos restaurantes

El mimo al producto de temporada y la creatividad que desprenden cada uno de sus platos sin perder un ápice de su esencia son la marca de identidad de estos restaurantes, incluidos en nuestra selección de los 100 mejores de Madrid. Y en la mayoría os costará encontrar una mesa libre para cenar un sábado. Algunos son un clásico de la gastronomía madrileña, como La Tasquita de Enfrente, otros llegaron hace poco pero se han convertido en templos del buen comer, como TriCiclo. ¡Tomad nota!

Lakasa

Todo resulta agradable desde que cruzas la puerta. Apenas te has sentado alguien se acerca con un carrito tentador. Vinos generosos, vermús y demás para abrir boca. Cómo resistirse a una copa de manzanilla Barbiana y un vermú gallego (mencía). Hojeas la carta mientras llega el aperitivo. Todo apetece. Ahí continúa ese gran hit de la casa –patatas revolconas con mollejas y papada-, las sugerencias de la temporada y una veintena de platos (entrantes y principales) que, gracias a sus medias raciones, permiten, como aquellos libros juveniles, elegir tu propia aventura.

Leer más
Chamberí

Al Trapo

El reconocido Paco Morales asesora este céntrico restaurante dentro del Hotel de Las Letras. Así que la alta cocina (presentación de los platos) y la cocina más informal (sin manteles) se dan la mano en un proyecto exitoso. Deja a un lado los corsés que imponen las mesas más exclusivas para dar protagonismo al comensal, que puede confeccionar un menú a su gusto. Echando un vistazo rápido a la carta, “muy viajera y muy fresca” en palabras del estrellado chef, encontrarás seguro varias propuestas seductoras.

Leer más
Centro

La buena vida

La carta puede parecer breve pero el fuera de carta la completa de manera excepcional. Como Carlos Torres es un fanático del producto de temporada lo mejor es dejarse llevar por lo que canta su mujer en la mesa. Pequeño, acogedor, sencillo, con aires de bistró, el establecimiento rezuma sentido y sensibilidad, trabajo, talento y experiencia (llevan tres lustros haciendo un cocina notable y quizás poco considerada).

Leer más
Chueca
Advertising

La Tasquita de Enfrente

La calidad de la materia prima es innegociable en este restaurante (apenas ocho mesas), donde Juanjo López despliega todas sus virtudes culinarias. Las recetas de antaño se transforman en platos contemporáneos, elegantes, con mucho recorrido. Cocina de mercado y de altos vuelos, con una atención sobresaliente y una bodega de champagnes como pocas en la ciudad.

Leer más
Malasaña

TriCiclo

Desde que abrieron sus puertas no se han bajado de la cresta de la ola. Estás avisado: cierran los domingos y mejor reservar mesa o quizás no encuentres ni un sitio en la barra de entrada para comerte un delicioso pincho de tortilla. Tres chefs/empresarios han alcanzado el gusto de foodies modernos y comensales tradicionales. Casi todos los platos se presentan en tres tamaños.

Leer más
Barrio de las Letras

La Tasquería

Dos son los puntos más reseñables y están íntimamente ligados. La curiosidad de que el máximo valedor de este proyecto, Javi Estévez, fue concursante del programa TopChef. Y, sobre todo, que la cocina de este joven y competente chef vive de/por/para la casquería. La ennoblece, la actualiza y la presenta con ese gusto contemporáneo que consigue aligerar todas las asperezas mentales de quienes no comulgan con estos productos: sesos, manitas, rabitos, lengua, mollejas y, por supuesto, callos.

Leer más
Barrio de Salamanca
Advertising

Muñoca Revival

Nuevo giro, mismo local. Sofás chester de terciopelo, bronces y dorados, iluminación art-decó… Acogedor, sin duda. Para esa atmósfera parece diseñada la comida, de un atractivo y sápido clasicismo ilustrado, afrancesada. Javier Muñoz-Calero es un tipo inquieto, con mil planes en la cabeza, que sabe reinventarse, camaleón que no olvida su naturaleza de cocinero bien armado en técnicas y experiencia, de apasionado del producto, del trabajo bien hecho.

Leer más
Chamartín

Vinoteca Moratín

Se vende como tal y cumple con creces. Su bodega, extensa y bien seleccionada, atesora quilates. Déjate aconsejar si se encuentra perdido entre tanta etiqueta. En el lado culinario tendrás menos dudas. Se han decantado por una carta breve con evidentes atractivos y notable ejecución. Para cerrar una cálida experiencia han diseñado un espacio refinado e íntimo (plantas y mucha madera) que conquistará a tu pareja y/o sorprenderá a sus amigos/as.

Leer más
Barrio de las Letras

La Gabinoteca

Hasta chefs con estrellas Michelin paran por este local de tapeo lúdico pero con sentido y producto. Un sitio que no defrauda, un éxito ya consolidado (de hecho, la propuesta ha salido fuera de nuestras fronteras, han abierto sucursal en Atenas) y apadrinado por la solvencia del chef Nino Redruello (La Ancha y Las tortillas de Gabino). Dosis de creatividad dentro y fuera del plato para ambiente distendido –idóneo para compartir con amigos-. Un lugar que se convierte fácilmente, parafraseando al cantautor Antonio Vega, en el sitio de tu recreo.

Leer más
Chamberí
Advertising

Lúa

Una propuesta viva, estacional, basada en producto gallego, que une la vanguardia y los guisos tradicionales en un comedor aburguesado, placentero, de vigas de madera y ladrillo visto. Manuel Domínguez prepara una experiencia completa a través de un menú degustación cerrado con el maridaje de cinco vinos (78€) que en 2015 le valió su primera estrella Michelin. Desde esta cumbre de su creatividad, puedes ir bajando por la carta y recorrer, incluso a través de medias raciones su zona de barra, su filosofía ajustándola a tus gustos y presupuesto.

Leer más
Chamberí
Mostrar más

Críticas y valoraciones

0 comments