6 Me encanta
Guárdalo

15 menús de mediodía espectaculares

Los restaurantes que mejor te cuidan a la hora de comer

© Ivan Giménez
Chicha Limoná

En Barcelona todavía es posible comer un buen menú sin que la economía doméstica entre en quiebra y el estómago necesite una revisión de urgencia. Estos son los restaurantes que os abren la puerta cada día, os alimentan como merecéis y reparten caricias en forma de platos cocinados con amor y devoción por la especie humana. Encontraréis de todo: platos locales, asiáticos, mexicanos, peruanos, ibéricos... Todos preparados por gente que os quiere.

Ofis

Recomendado

“Nos jode tener tan pocos albañiles, porque debe ser tan bonito el sitio que les asusta. Cuando vienen, les hacemos una fiesta”. Habla Jorge Runnacles, chef y socio del Ofis, un restaurante de empresarios argentinos con espíritu proletario. Ofrecen cada día un menú diferente con seis platos sin orden de primeros y segundos. Podéis hacer la barbaridad de comer pizza y entraña o vegetariano. Todo producto fresco (¡hacen su pan!), aplicado a una cocina de raíz italiana con un toque creativo que no cansa nunca.

11,90 €

Leer más
El Raval

Transatlàntic

En un Born donde la clavada es Dios y los guiris sus acólitos, el Transatlàntic es una secta secreta que vale la pena conocer: un bar de menú que ofrece seis primeros y diez segundos platos de cocina catalana y española, bien preparados y sin pretensiones. Y con todo el producto directo de Santa Caterina (congelado, asegura Sergi Macián, solo tienen guisantes, habas y sepia): la lasaña es lasaña, no una pasta inmunda. Y es muy fácil cogerle afecto a su sabroso churrasco y a las patatas a lo pobre. Trabajadores y jubilados pueblan un comedor donde hace tres años que han congelado los precios.

10 €

Leer más
Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Morrysom

Aquí comparten mesa albañiles y jueces, explica el propietario, Pedro Sausor. Y no es una 'boutade': mientras como veo al egregio Joan de Sagarra tomándose un Jameson mientras encarga mesa para cuatro. El Morrysom debería ser declarado patrimonio: precios minúsculos para una cocina casera de raíces distinguidas. Sausor, que cogió el restaurante en 1974, de jovencito pasó por las grandes cocinas burguesas de Barcelona. Y tanto encontraréis un arroz negro buenísimo como una blanquette de veau, estofado francés de ternera con nata. No desconfiéis del vino en botella de pacharán: hace 40 años que se lo traen de Reus y es buenísimo. Si está de humor, preguntadle por el nombre del sitio.

9,50 €

Leer más
Dreta de l'Eixample
Advertising

Ría del Barbanza

Podrías pasar por delante unas mil veces y no entrar si no te lo recomiendan. Resguardado entre el brutalismo de Les Corts, este gallego –más que discreto, ¡clandestino!– a primera vista es una vitrina con pescado y una barra. Te hacen cruzar la cocina (dos fogones y una plancha) y el friegaplatos y te meten en un comedorcito donde te das codazos con los vecinos. Allí dispensan un menú donde siempre hay pescado fresco de segundo (lubina, dorada, caballa) y primeros espectaculares, como un arroz caldoso con gambas (¡en un menú de 10,50 euros!) y una ensalada de cogollos generosa en anchoas.

10,50 €

Leer más

Granja Mabel

Recomendado

En 2008, los hermanos Rufino, en plena crisis galopante, reconvirtieron el bareto de bocadillos de sus padres en un bar de menús cuidadoso. El recambio generacional fue difícil, pero la Granja Mabel ahora es un poder fáctico: a las once, si llamas, se dispara un contestador que dice que no hay sitio. No es extraño: por precio, imaginación (incorpora influencias asiáticas y latinas) y generosidad, juegan en una liga superior. En un menú de mediodía (cada día diferente) podréis encontrar atún bluefin que no sea un bistec de gato. Solo hay que repasar los platos y babear: confit de pato con puré trufado, merluza fresca con vinagreta de ajo... El mediodía de tu vida.

10,80 €

Leer más
Sant Martí

Pan & Oli

Carlos Ortiz tiene experiencia larga en cocinas Michelin, y asegura “estar harto de platos insípidos que hacían algunos cocineros jóvenes sin haberlos ni probado”. Cocinero lector, su libro de cabecera es 'La teca d’Ignasi Domènech' (1924), un tratado que fundamenta las bases de la cocina catalana contemporánea, y se nota: en el menú del Pan & Oli encontraremos versiones de clásicos hechos con audacia y técnica contemporánea. Por el menú rondan, sin extras, arroz caldoso o bacalao con garbanzos. Aperitivo, primero y segundo y postres de alta cocina de barrio por poco más de diez euros.

12,90 €

Leer más
Sants
Advertising

Mitja Galta

Con los dos anteriores, otros jefes de alta cocina de barrio (habría que añadir Can Boneta). Asociado con los tíos, el chef Manel López –con ocho años de mili en el Manairó– propone una oferta semanal de martes a viernes tan inspirada que dan ganas de fichar cada día. López parte de la filosofía manaironiana que hay mucho campo por correr dentro de la tradición. Y lo demuestra cada día con platos sorprendentes como el taco de cordero con guacamole. Siempre, siempre, encontraréis un entrecot fileteado con un toque de autor, y sus arroces del jueves son de traca.

12 €

Leer más
La Bordeta

Gat Blau

Concepto y ejecución impecable: Pere Carrió se rompe la cabeza para ofrecer un menú de cuatro primeros y cuatro segundos ecológicos y de km 0. Con todas las combinaciones posibles: primero y segundo, copa, postres y agua (gratis filtrada, 12,50 euros). O el mismo con dos primeros, 11,50 euros. O plato único, por 9,50 euros. La cocina es fina, fina, y podéis hacer recorridos espartanos o de fiesta mayor: como, por ejemplo, un arroz meloso con abundante sepia, y un wok de conejo deshuesado jugoso, con una efectiva combinación de cebolla morada caramelizada y más cruda. El nuevo local del restaurante induce al zen y, qué caramba, la silla es una de las más cómodas en las que reposaréis el culo.

12,50 €

Leer más

Chicha Limoná

Entiendo que la gente desconfíe de los lugares espectaculares de estética nórdica. Pero por 12,90 euros, el Chicha Limoná no puede ofrecer más: un menú semanal, de martes a viernes, a menudo con segundos de acento vasco –he comido una merluza a la donostiarra y un marmitako de atún cojonudos– y primeros donde mandan las verduras bien tratadas. Y cuatro postres de la casa que impresionan. “Queremos que la gente coma bien y reconozca lo que come”, dice Victor Burgués, uno de los socios. Pues misión cumplida.

12,90 €

Leer más
Advertising

Can Boneta

Otros que también deberían ser patrimonio protegido: en Can Boneta de vez en cuando se cuelan turistas que se escapan de la ruta inmunda de la Rambla, que se piensan que esto es una tomadura de pelo. Pues no, es real: aquí confluyen la cocina mamada de los padres y suegros con la técnica moderna. Por 12 euros, un primero compuesto por la degustación de tres tapitas. Un ejemplo: vasito de salmorejo esperso, con el punto de vinagre justo, ensalada de tomates –¡de los de verdad!– con olivada y un aceite de oliva del de oro líquido, y tostaditas con brie y sobrasada. De segundo, a escoger pasta con panceta y setas o bacalao con sanfaina.

12 €

Reservar ahora Leer más

Akashi

  Aquí tenemos lo que podríamos llamar un pequeño-gran lugar: excelente decoración, un ambiente relajado, cocina buena, sana y sencilla, un sitio ideal para las tardes de invierno, con diferentes, variadas y exquisitas ofertas de té japonés. Con todo el placer de una ceremonia del té, sin tanta pomposidad y a cambio una calidez acogedora por parte de Tina Bagué y Toru Morimoto, dos excelsos fotógrafos que un día decidieron cruzar Japón en caravana.  

Leer más
Esquerra de l’Eixample

Malpaso restaurante

El restaurante de la ultracool editorial Malpaso es un bálsamo a mediodía: si te sientas, además de estar cómodo, escuchas conversaciones que se alejan del fútbol y el mundo de los famosos (al menos los días que he ido). La carta es 100% mexicana –tienen un chef de DF– pero a mediodía encontramos un solventadísimo menú sincrético sección mexiterránea: por 12 euros de nada, ensaladas acevichadas, como una fantástica de atún crudo (dados bien grandes) marinada con limón, o merluza fresquísima con salsa pipián, receta de Oaxaca hecha con semillas de calabaza.

12 €

Reservar ahora Leer más
Advertising

Agut

Recomendado

Este restaurante clásico, partiendo del recetario de las casas de comidas, no ha perdido nunca el ritmo y ofrece uno de los mejores menús de la ciudad. Lo encontraréis resguardado, al lado de la carta en la puerta. Solo son dos primeros y dos segundos, pero de máxima calidad: fideos a la cazuela mar y montaña, garbanzos con espinacas y bacalao, y segundos como el rape con ajo quemado (el pescado aquí siempre tiene aquel punto mágico de melosidad ligeramente cruda, que solo permite el buen pescado fresco). Todo tan bueno y abundante como si hubiera salido de la carta de esta fonda de alta cocina. El vino es excelente, y los postres también. Si coméis en la barra os costará solo 11,50 euros, y es un gusto ver por la mirilla cómo trabajan en la cocina.

13 €. En la barra, 11,50 €

Leer más
El Gòtic

Llamber

Recomendado

El saber hacer de Fran Heras –modernizador de la cocina asturiana– trasladado al menú de mediodía no es estilístico si no conceptual. Hay poco rastro bable, pero se trata de una degustación para probar muchas cosas, incluso comiendo solos. Es el mismo para toda la semana, y cada uno de los cuatro pasos es una media ración: esqueixada con judías, crema de calabaza y cítricos (potente y refrescante), un risotto de verduras al dente y albóndigas con sepia, por ejemplo. Encontraréis producto cotidiano del bueno (son de Slow Food) expuesto de manera clara y con sentido común, ideal para una pequeña celebración.

15,50 €

Leer más
Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Mano Rota

Oswaldo Brito explica que antes hacían un menú de mediodía por 14 euros, pero lo quitaron por no poder ofrecer la calidad deseada por este precio. Ahora lo han reformulado a un precio superior que les permite “trabajar exactamente con la misma materia que en la carta”. El estilo de cocina es más ortodoxo, pero sobresale: los platos son abundantes, y podéis pedir compartir cada plato con vuestro acompañante, haciéndoos un pequeño menú degustación. Un recorrido: sashimi de salmón con olivada y paté de berenjena, ensalada de quinoa y queso fresco, un 'suquet' de rape poderoso y una carrillera de ternera con pasas y espinacas donde mojar pan es una obligación.

18 €

Leer más
El Poble-sec
Advertising

Críticas y valoraciones

2 comments
aldo j
aldo j

Yo fui hoy al Ca meua que está en mallorca 77 y me pareció muy bueno, por lo que ví todo se elabora en el mismo lugar. Me ha encantado, volveré a ir.