Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Los mejores restaurantes donde ya puedes hacer tu reserva
Sala de La Ancha
La Ancha

Los mejores restaurantes donde ya puedes hacer tu reserva

Aunque con dos metros de separación entre mesas, ya podemos compartir una velada bajo techo en muchas direcciones gastronómicas de la ciudad

Por Gorka Elorrieta
Advertising

Instalados en la nueva normalidad, muchos restaurantes abren sus puertas (no solo su terraza quien la tuviera) con un aforo del 60% del total (que subirá al 75% a partir del 6 de julio). Una lista que irá creciendo día a día y que, por supuesto, iremos actualizando convenientemente. Os dejamos algunos de los más populares, interesantes y atractivos 

RECOMENDADO: Las terrazas y azoteas que no te puedes perder este verano

Sala de Lobito de Mar
Sala de Lobito de Mar
Foto: Lobito de Mar

Lobito de Mar

Restaurantes Española Barrio de Salamanca

El nuevo desembarco de Dani García resume las lonjas de nuestras costas (las vitrinas lucen gamba blanca y percebes, cigalas y quisquillas) a la vez que concede un papel protagonista a los arroces (al sarmiento, melosos o secos) y un altar extraordinario al atún. Lobito de Mar, su segunda casa en la capital –barra para entregarse a las croquetas de choco y los callos marineros, comedor exuberante y dos reservados–, guiña un ojo a colegas de profesión (sirven embutidos marinos con ecos de Ángel León) mientras a esa celebrada línea creativa añaden otra, los pescados de larga maduración (o cómo extraer sabores y texturas inéditas a algunas piezas). No habrá arena de playa bajo su terraza en esta codiciada calle pero el chef malagueño se ha montado un chiringuito con sobrados atractivos.

Verdura y Brasa

Restaurantes

Cocina de producto con especial atenciçon a verduras y hortalizas que tienen un cuidado y en algunos casos, original tratamiento. Si os gustan los vegetales, no os podéis perder este proyecto del Grupo Oter, más conocido por su buen hacer con pescados y mariscos. Aquí han vuelto a la tierra, a las raíces fundacionales para levantar un templo donde reinan la calabaza, las alcachofas, el hinojo o los pimientos. Cuentan con huerto propio y proveedores de primera (como Huerta Carabaña) para llenar la despensa de una cocina en manos del chef Ignacio Sánchez, curtido en otros locales de la casa. Temporalidad y parrilla son sus pilares.  

 

Advertising
Latasia
Latasia
DIEGO_MARTINEZ

Latasia

Restaurantes Fusión Chamartín

Corre un singular aire fresco en la Castellana. Sí, sí, en pleno verano. Suena increíble pero sucede. Sale de la cocina de Latasia, de las manos de Roberto y Sergio (antes en La Chusquery), dos hermanos con un ideario estable, dos cocineros viajados. Esta casa de comidas, como ellos mismos la presentan, abarca de Lima a Bangkok haciendo escala en Singapur. Dentro de espléndidas cristaleras y entre mesas altas, bajas, sillas de madera y suelo hidráulico (motivos cúbicos), han dibujado un espacio sencillo, cómodo, funcional. De la cocina, con una apertura al centro de la sala, van saliendo los platos (servicio ágil y competente); este detalle da a su trabajo un punto callejero, una informalidad que ensambla perfectamente con su propuesta y la actitud de sus responsables, que no dudan en salir a dialogar con los clientes. Su humildad es directamente proporcional a su eficacia, a su profesionalidad, a su equilibrio. Todo eso lo vuelcan en cada plato y, claro, la cosa marcha. Hay carácter pero también hay la confortabilidad y el mismo reconocimiento (de un olor, un sabor) que sientes cuando vuelves a la casa paterna para pasar unos días. Hay sorpresa pero tan ajustada, tan bien nivelada que triunfa. Y hay fiabilidad en el producto y atención a los gustos de la zona. Léase notable y canónico lomo bajo de vaca que hay que aprovechar esa estupenda parrilla con carbón de encina que tenemos. Podemos recomendaros con fervor sus mollejas (adictivas), su chili crab (con una salsa para unt

Sala de Treze
Sala de Treze
Foto: Treze

Treze

Restaurantes Mediterránea Barrio de Salamanca

El mercado y el buen hacer de Saúl Sanz serán los que marquen la disponibilidad de unos u otros platos en el menú pero lo que está claro es que esta casa se ha convertido en un imprescindible lugar de peregrinaje para los amantes de la gastronomía cinegética, que encuentran la autenticidad de la cocina de siempre aplicada a las mejores piezas de la temporada. El nuevo Treze es ahora más funcional y adaptado a los tiempos, con una parte destinada a bar, en el piso inferior, que se suma al pequeño comedor para quien quiere tomarse las cosas con más calma.

Advertising
Restaurante Salino
Restaurante Salino
Foto: Salino

Salino

Restaurantes Mediterránea Retiro

Sin renunciar a esa barra que tanto les estimula, los hermanos Aparicio estrenan un espacio más cómodo donde exhibir la vertiente noble de su cocina (lubina y rebozuelos), entregarse al mar (arroz con salmorreta y carabinero) y seguir rescatando y actualizando platos (soberbias castañetas y taco de gallinejas que sabe a hit). Añadid a su solvencia y destreza una torrija inédita y habemus nueva parada obligatoria.

La Bien Aparecida

Restaurantes Española Barrio de Salamanca

De los creadores de éxitos como La Maruca o Cañadío, llegó a sus pantallas La Bien Aparecida en 2015. Echando la vista atrás, el éxito cosechado por Paco Quirós, no tienen límites. Este cántabro hizo las maletas y se vino a Madrid a triunfar por todo lo alto. Para su tercer restaurante, eligió, cómo no, el nombre de la patrona de Cantabria. ¿Qué ha conseguido en La Bien Aparecida? Afianzar, más si cabe, la oferta gastronómica -de altísima calidad- de la calle Jorge Juan. Para este proyecto, contó con la inestimable buena mano del chef José Manuel de Dios, que había trabajado antes en el restaurante Bras de Francia y en El Cenador de Amós. Si bien toda la cocina es de inspiración cántabra, el restaurante tiene dos líneas diferenciadas. Por una parte, una más tradicional con clásicos inamovibles como la ensaladilla, las almejas a la sartén, sus famosísimas rabas de calamar, las flores de alcachofa con rabo de toro, una excelente merluza en salsa verde, el ya célebre arroz con pollo de corral guisado, además de guisos para mojar pan y, por otra, una vertiente más de autor con la propuesta ejecutada por De Dios. Ésta segunda se disfruta a través de un menú degustación que va cambiando con los productos de temporada y es aquí donde el chef da rienda suelta a su buena mano en la cocina. Tú decides, ¿clásico o vanguardista? En la Bien Aparecida no fallarás.

Advertising
Sala de El Hombre Pez
Sala de El Hombre Pez
El Hombre Pez

El Hombre Pez

Restaurantes Madrid

Esta ha sido la última y quizás más inesperada fusión en llegar al panorama hostelero de la capital. Cocina cántabra e india se entrelazan en su carta (y en uno de sus dos menús degustación). Por supuesto, a lo largo del espacio, en un ambiente elegante y cálido, hay detalles de ambos pilares culinarios. Carnes y pescados del norte cocinados al estilo indio en horno tandoori y combinado con las especias del país asiático. Vamos, una paleta muy colorista para una materia prima de nivel.

Comedor del restaurante Pante
Comedor del restaurante Pante
Foto: Pante

Pante

Restaurantes Italiana

El trabajo de Massimo despierta el ánimo del primer amor. Producto sobresaliente transformado en platos –de la imbatible caponata a la fragante spignola al cartoccio– que se visten sencillos pero presentan un sabor profundo y una ejecución impecable. El interiorismo evoca las líneas y colores de Pantelleria, isla donde los tres socios decidieron abrir este Call me by your name coquinario que no acaba en septiembre.

Advertising
99 Sushi Bar Eurobuilding
99 Sushi Bar Eurobuilding
Foto: Grupo Bambú

99 Sushi Bar Eurobuilding

Restaurantes Japonesa Chamartín

Repartidos por la ciudad (La Moraleja incluida) son cuatro los locales de esta casa, muy valorada entre los fanáticos de todo ese lado frío de la gastronomía japonesa. Alta cocina y, como siempre en estos casos, precios considerables que aquí, y eso sí que no es siempre así, se pagan con gusto. Excelente calidad en la materia prima y elaboraciones que combinan rigor y creatividad, sabor y elegancia a partes iguales. A la carta no llegan ensayos. Interiorismo sobrio y acogedor que siempre suma.

Santerra Neotaberna
Santerra Neotaberna
Santerra

Santerra Neotaberna

Bares y pubs Taberna Chamberí

Una bien resuelta dosis de giro copernicano (bocata de calamares, aka Rejos Chilly Peppers), una ración de clásicos de la casa (croquetas de jamón y callos) y una fusión de ambas líneas (torreznos con salsa de tomatillo verde). Miguel Carretero se muda al North Ponzano y muda la piel, en sintonía con el barrio, para este desenfadado esquinazo con cocina non-stop y carta de cócteles en progresión ascendente. ¡Qué lubina de estero!

Advertising
Sala de La Ancha
Sala de La Ancha
Foto: La Ancha

La Ancha

Restaurantes Española Barrio de Salamanca

Ha ido pasando de padres a hijos desde 1930 y manteniéndose, desde entonces, como un valor seguro para todos esos fieles a la buena mesa. Un clásico y, como tal, con platos que no salen de carta: daditos de merluza, escalope Armando, tortilla con almejas... Buen producto, bien trabajado y servicio cortés. En noches agradables no desestimes su acogedora terraza. Tienen un segundo local en la calle Zorrilla.

Taramara

Restaurantes Hortaleza

Quizás se pueda resumir toda una vida en un mochi (como ese trineo en ‘Citizen Kane’). Pero no es el caso. El mochi de galleta María con helado de Cola cao congela un momento. El momento presente, crucial y optimista de los hermanos Sergio y Roberto Hernández. El postre lo sirven en su segunda y muy ambiciosa apertura, Taramara. Día sí día también aquí oficia Sergio mientras Roberto mantiene el nivel de clientes felices en Latasia. Hace tres meses abrieron un espacioso local en el distrito de Hortaleza, pegado a Barajas, su localidad natal. Allí guardan sus recuerdos de infancia, la imagen de su tía guisando, sus primeras incursiones en la cocina… y esos desayunos que fueron los de muchos niños hace tres décadas. Ese pasado se mezcla con todos los billetes de ida y vuelta a Iberoamérica y Asia, con todo lo aprendido en y de aquellas cocinas a lo largo de su vida, para condensarse en un plato.   Pero esto es el final del viaje si te sientas en una de sus mesas. En la pista de despegue te pone su ensaladilla rusa, finísima, bien ligada y con el aderezo particular de las huevas de tobiko. Un bocado redondo. Un clásico ya con mucho recorrido. Los entrantes continúan por un trabajado tartar de zamburiña (servido en su concha, con apuntes cítricos), un ceviche de corvina (canónico y de ajustada acidez; no falla) y su dim sum de gambas y curry rojo (sabrosísimo, acompañado de esas frescas notas aromáticas que equilibran su dosis picante). Será un merecido bestseller en la zona de ba

Advertising

Mawey

Restaurantes Mexicana Chamberí

Abrió a principios de 2018 y, en apenas un par de meses, reinventa el espacio para ampliarla propuesta debido a su gran acogida. El público ‘foodie’ de Madrid aplaudía rápidamentela llegada de Mawey, una taquería mexicana moderna en pleno Chamberí que, a golpe derecetas llenas de sabor, buena coctelería y precios contenidos, se ha hecho un hueco entrelas pistas gastro más recomendables de la zona. Cuenta con espacio destinado al picoteo más informal, fundamentalmente basado en tacos,donde podrás pedir, entre otras cosas, un guacamole casero con totopos delicioso o unostacos gobernador, con gambón salteado, queso oaxaca, salsa de chile ancho, lombardaencurtida y tortilla de maíz azul. En esta dinámica zona también te aseguras disfrutar delritmo de la coctelera, de la que salen mixes clásicos, como Margarita -hasta en seisversiones- y no tanto, como Paloma, con tequila, lima, pomelo y sal negra. Al fondo tienen una sala donde te esperará otra carta, en la que suben las propuestas y sepresta a un ambiente más relajado. Entre ellas, una costilla de ternera cocinada a bajatemperatura con barbacoa de chile morita y pico de gallo que se deshace en la boca y conla que te chuparás los dedos. Tras Mawey están Fernando Carrasco y Julián Barros, dos jóvenes (sobradamentepreparados) entusiastas de la cocina y fascinados con las posibilidades de los chiles. Chilesque, por supuesto, no faltan en las recetas que salen de cocina, pero que trabajanestupendamente, dando lugar a platos donde el

Interior de Rocacho
Interior de Rocacho
Foto: Maximiliano Polles

Rocacho

Restaurantes A la brasa Chamartín

En verano de 2017 llegó un nuevo vecino a la nutrida zona de Chamartín en torno al hotel Eurobuilding, que ya en sí mismo alberga algunos de los mejores restaurantes de la capital. Su nombre es Rocacho y su gran reclamo, la carne a la brasa. Pero no una carne cualquiera, esa que se envejece en el Capricho de Jiménez de Jamuz (León), restaurante del que un día dijo la revista Time que servía la mejor carne roja del mundo. La misma que ahora se puede tomar, por primera vez, en un espacio gastronómico de Madrid. Si quieres probar una chuleta de vaca de trabajo con 90 días de maduración, este es tu lugar. Preparada a la brasa con leña de encina, otro de los pilares de la casa. Más carne en formato carpaccio de entrecot, steak tartar o hamburguesa de buey. Y más, de otras propuestas, como unos estupendos arroces que se elaboran fieles al método levantino, de fina capa y buen fondo, pescados o un apartado de entrantes donde se despliega un poco de creatividad. En forma, por ejemplo, de una delicada lasaña de gamba roja a la brasa. Rocacho es amplio, sofisticado y acogedor. Cuenta con una gran sala en varias alturas, una estupenda terraza, también de invierno, y cocina vista, que permite ver desde el comedor cómo se trabaja en los fogones. Además, un espacio de barra donde poder disfrutar de su cocina de una manera más informal, con platillos como sus buñuelos de cecina o la ensaladilla de la casa.

Advertising

Premiata Forneria Ballaró

4 de 5 estrellas
Restaurantes Italiana Chamberí

Una familia numerosa, una pareja moderna, un ejecutivo solo, tres amigos… Jugaba el Real Madrid (siempre buen momento para cenar fuera de casa), en el comedor superior había varias mesas para elegir, sonaba Eros Ramazzotti y otras canciones italianas*. Todo bien, todo cómodo, todo fácil. Para todos los públicos. Así nos pareció a priori y así fue a posteriori. Por suerte, la conversación se impuso pronto al hilo musical. A pie de calle, una amplia zona de barra, más que apetecible a la hora del aperitivo/afterwork, buen momento para sacarle el mayor partido a su tan atípica colección de grifos, cargada de vinos transalpinos, jóvenes, biodinámicos, sencillos pero sugerentes. Un spritz y un arancini del día tampoco suenan mal como picoteo. Interiorismo en rojo, blanco y negro, de líneas rectas y sobrias, y mobiliario oportuno para esta nueva propuesta informal comandada por los propietarios de Mercato Ballaró, que se hacen fuertes en esta zona de Chamberí , donde no paran de sumarse novedades. Aparte de la experiencia hostelera de Angelo (siliciano y capo culinario del restaurante), su punto fuerte es el horno de leña. De ahí salen pizzas de dos tamaños (un acierto eso de no cerrarse a unas dimensiones únicas; otro guiño, como el de los vinos, para animar al cliente a probar, convencidos como están de la calidad de lo que se traen entre manos). Dos tamaños -pequeña (que no lo es tanto)  y normal (para compartir entre dos)- con esas combinaciones que resultan apetitosas y esos i

Horcher

Restaurantes Francesa (tradicional) Barrio de Salamanca

Si te preguntaran por cuáles son los restaurantes clásicos de Madrid, ¿qué dirías? Seguramente vinieran a tu mente el desaparecido Jockey, El Club 31, Zalacaín o Horcher. ¿Verdad? Remontémonos a 1943. Es el año en que Horcher aterrizaba en Madrid. Pero su fundación data del 1904, cuando Gustav Horcher abre su primer restaurante en Berlín. Muchos años han pasado, pero qué maravilla, tanto tiempo después sigue inamovible al paso del tiempo y en manos de la quinta generación de la familia. Hoy en día sigue fiel a sus principios: calidad excelente, servicio excepcional y cocina tradicional ajena a modas pasajeras. Sentarse a la mesa de Horcher, es hacerlo al puro savoir faire madrileño. Por allí han pasado personajes de la talla de Salvador Dalí, Sofia Loren o Ernest Hemigway. Si sus paredes hablaran... La sala se traduce en el clasicismo de cubertería de plata, copas serigrafiadas, claveles en cada mesa y elegancia en estado puro. También disponen de tres reservados: el salón, la recepción y Horcher downstairs. Horcher es, probablemente, ese sitio en el que probar platos que seguramente no tomarías en otro restaurante. Su cocina de tradición austro-alemana no tiene rival en la ciudad. Los clásicos de esta casa e imprescindibles son algunos como los arenques a la crema con kartoffelpuffer o pastel de patata, el consomé 'Don Víctor', el steak tartar, el stroganoff a la mostaza Pommery o platos de caza como la perdiz a la prensa y el lomo de corzo. La verdadera experiencia culinar

Advertising
Espacio en Amazónico
Espacio en Amazónico
Amazónico

Amazónico

Restaurantes Cocina Internacional Barrio de Salamanca

Suma y sigue. Marta Seco y Sandro Silva añaden otra estrella a esta pequeña constelación de éxitos hosteleros que forman El Paraguas, Ten con ten y Ultramarinos Quintín. Dos emprendedores ejemplares que cuentan cada servicio por ‘sold out’. Sí, en este nuevo restaurante hay mucho verde, un aire elegante, colonial y una luz que siempre favorece. Y brasas candentes (refulge la imponente parrilla en su cocina vista) y barra de sushi. Y un servicio uniformado e impecable. Y, claro, gente guapa, gente de barrio acaudalado. Como marca de la casa, han diseñado distintos ambientes pero aquí no están separados sino unidos por detalles invisibles que dan una atmósfera y un ritmo único a todo el restaurante. La unión hace la fuerza. Bien lo sabe esta pareja de asturiana y brasileño. Una carta tan breve y, por tanto, cuidada. Un producto de calidad excepcional y de altos vuelos (léase wagyu de Kobe, por ejemplo), que brilla más en los segundos que en los entrantes. Se paga, claro. Su piña asada y flambeada, hit de la temporada estival a los postres. En este espacio y con esos cócteles estirar la sobremesa viene de serie. La lista de espera, pronto, también.  

Tepic

Restaurantes Mexicana Barrio de Salamanca

Este rincón dedicado a México nació en Chueca y después de nueve años dio el salto para estrenarse ya renovado en el barrio de Salamanca. Desde entonces, ha reforzado su propuesta y podemos decir que está entre los mejores restaurantes de cocina mexicana de la capital. Sin olvidarnos de la barra que cuenta con una importante colección de referencias en tequilas y mezcales, más de 60. El local, con una decoración sencilla, muy cuidada y alejada de topicazos, está dividido en dos plantas lo que deja la opción de elegir ambiente. A pie de calle, está la barra con mesas altas para encuentros más informales y una más abajo, un comedor más tranquilo y acogedor.    Siguen siendo fieles a la apuesta inicial ofreciendo una cocina mexicana tradicional, la de Nayarit. Y lo cumplen con creces a través de un recorrido muy interesante por recetas e ingredientes, algunos como los chiles cultivados en su propio huerto. La carta es tan amplia que lo mejor es que os dejéis aconsejar por el personal. También con los cócteles aunque la margarita y la michelada son apuestas seguras. Destacar su guacamole, los tacos al pastor (impecables), el aguachile de camarón y las tostas de tinga, entre otros. De postre, no os perdáis el pastel de elote, puro maíz.

Advertising

Fratelli Figurato

Restaurantes Pizza Chamberí

Los muy esmerados y despiertos Riccardo y Vittorio dieron carpetazo a su vida anterior para abrir esta acogedora y popular pizzería napolitana. Ya han conquistado a medio barrio con su cadenciosa banda sonora italiana, sus masas ligeras y alternativas (de larga fermentación, integrales, 5 cereales, semillas) y su horno de piedra refractaria que mantiene todas las dinámicas y virtudes del de leña. Firme y gustoso presente, futuro prometedor. 

Casa Galleta

Restaurantes Española Barrio de Salamanca

Tras el viaje a la gastronomía de América del Norte con El Canadiense y a Latinoamérica con Raro Rare, para su quinta apertura capitalina el hostelero Carlos Moreno Fontaneda ha decidido volver a los orígenes y ahondar en la cocina de mercado. En este espacio, al otro lado de los grandes ventanales, tiran de tradición para servir unas estupendas cocochas de bacalao o una morcilla con crema de queso de cabra a la vez que echan mano de algunos platos que dieron fama a sus primeros locales (berenjenas rebozadas en galleta, chipirones con arroz negro y carrillera de ternera). El restaurante, que acaba de abrir a unos metros del Retiro, mantiene las señas de identidad del grupo en cuanto a interiorismo y ambiente. Maderas gastadas, retratos realistas, bodegones, botellas de vino empolvadas y gramófonos antiguos trasladan al comensal a las primeras casas de comidas de nuestra restauración. Y sí, los postres son caseros. Y, claro, llevan galletas Fontaneda de alguna u otra manera, incluida una de las últimas incorporaciones: leche frita con helado de leche merengada y crujiente de galleta.    

Advertising

Forte Pizza

Restaurantes Italiana Barrio de Salamanca

Un recién llegado a la gastronomía madrileña pero que ya ha conseguido hacerse un hueco entre nuestras pizzerías imprescindibles. Situado en el barrio de Salamanca, este restaurante abrió sus puertas en septiembre de 2014 con la promesa de crear la pizza “perfecta”: oval, con harinas biológicas molidas a piedra y con una levitación de 48 horas. Y claro, eso se nota en el jugoso resultado final. En su carta también encontrarás tablas de tablas de embutidos y quesos italianos, mozzarella, burrata, pasta alla carbonara y cotoletta alla milanese, entre otros platos. Tienen un ‘hermano pequeño’ en Platea Madrid, Fortino, al que han trasladado su ‘savoir faire’ a la perfección.

Espacio del comedor de La Máquina de Jorge Juan
Espacio del comedor de La Máquina de Jorge Juan
La Máquina de Jorge Juan

La Máquina de Jorge Juan

Restaurantes Española

Materiales nobles y ladrillo visto en un antiguo palacete de cuatro plantas. Así es este local del icónico Grupo La Máquina. Quizás el más especial. Seguro, el más espectacular. De su cocina vista salen platos de corte tradicional principalmente y alguna que otra sorpresa a los entrantes o dependiendo de la temporada. Mucho marisco y fritura andaluza dan paso a bocados mayores: del rodaballo salvaje a las albóndigas de ternera y cerdo ibérico. Pero si hay algo ineludible en la casa son sus versiones dulces. Junto a su afamado arroz con leche, tendréis que elegir entre el souflé de vainilla de Tahiti, el hojaldre hecho en casa o las tartas diarias.  

Advertising
Pristino
Pristino
Restaurantes

Prístino

Restaurantes Mediterránea

Callos, lentejas, potaje, pisto, rabo de toro, peras al vino... Con estos ejemplos de la carta (a los que se suman sugerencias según temporada) es fácil hacerse una idea de su perfil culinario. Se inclinan por el recetario tradicional, sencillo, reconocible y gustoso para vestir un ambiente cargado de luz natural y muy amplío. Solvencia y comodidad parecen ser sus máximas. La terraza en la acerca, muy ancha, suma otro atractivo a este nuevo vecino de la zona de Almagro. 

Aloha Poké
Aloha Poké
Puchero Estudio

Aloha Poké

Restaurantes Hawaiana Chueca

Comer en bol es tendencia. Y dentro de esa fiebre está el poké, una creación originaria de Hawái a medio camino entre un chirashi y una ensalada. Vamos, base de pescado crudo y arroz combinada con verduras y hortalizas de colores exóticos (que no falte algún superalimento). ¿Se puede pedir algo más para ser un pelotazo en Instagram? Sí, que sea lo que parece. Apetitoso y saludable. Apoyándose en este plato como su “one hit wonder”, presentado en dos tamaños y con múltiples combinaciones al gusto del consumidor, tres jóvenes empresarios han abierto un local donde no faltan el espíritu surfero ni ese aire informal y la gente agradable que se espera de un sitio así… ni, por supuesto, una buena oferta de zumos détox. ¿Poké? ¿Por qué no? (perdón). 

Advertising
Cinco Jotas Serrano
Cinco Jotas Serrano
maximiliano polles

Mesón Cinco Jotas (Serrano)

Restaurantes

El restaurante Mesón Cinco Jotas (Serrano) está situado en una de los lugares más selectos de Madrid, la Calle Serrano. Está especializado en la cocina mediterránea y española, combinada con aspectos más creativos. Sin embargo, el plato estrella de este restaurante es el delicioso jamón ibérico de bellota 5 Jotas, que aquí podrás degustar tanto en su forma original como preparado de distintas formas. En el Mesón Cinco Jotas (Serrano) podrás celebrar cualquier acto en su salón privado. El servicio es atento y correcto, y la capacidad media del restaurante le da un encanto especial y acogedor. También posee una bodega donde paladear excelentes tintos y otros vinos. Si quieres, en el Mesón Cinco Jotas (Serrano) podrás degustar y picotear tapas y raciones servidas en la barra. Y si quieres repetir, podrás acudir a cualquier otro restaurante del Grupo Mesón Cinco Jotas.

Santerra
Santerra
Michelle Thomas

Santerra

Restaurantes Española Barrio de Salamanca

A dos pasos de aquí (y hasta el 21 de enero) la Fundación Juan March exhibe las líneas cardinales del movimiento Arts & Crafts con William Morris a la cabeza. Como reza una de las ideas destacadas en las paredes, el trabajo del gran artesano británico encarnaba como nadie los ideales de “sencillez y esplendor” que divulgaba esta corriente. La nota vale también para el jovencísimo chef de Santerra, Miguel Carretero. Si queréis pruebas, pedid sus croquetas de jamón ibérico o su royal de pato, uno de sus platos estrella en la recién estrenada temporada de caza. Se luce en ambas categorías. La más casera, para la que todo el mundo tiene una madre o una balanza a mano, y la más fina, donde la técnica manda más que cualquier otro sentimiento culinario y donde el sabor camina siempre por la cuerda floja. Abrieron, con Alfonso Vega (Premio Nacional de Gastronomía 2009) como jefe de sala y director del restaurante, hace apenas un mes donde antes estuvo Lovnis, y donde ayer habitaba Adunia. Es un local grande al que parece que alguien le ha echado un mal de ojo. Varios proyectos se han sucedido en poco tiempo. Nosotros decidimos no bajar las escaleras esta vez, nos quedamos en la zona de barra, con su propuesta más informal, con sus mesas bajas y sus esquinas convertidas en mesas altas para dos. Y si del veredicto final dependiera la reserva en el restaurante (piso inferior, apuesta superior), ya habríamos reservado para este otoño. Croquetas, ineludibles (cremosísimas y con marcados t

Recomendado

    También te gustará

      Advertising