Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Terrazas de invierno en Madrid

¡Atención! Nos esforzamos para informar con precisión, pero estos son tiempos inusuales, así que comprueba siempre antes de salir.

Arzábal Reina Sofía
Arzábal Reina Sofía

Terrazas de invierno en Madrid

Los bares y restaurantes con acogedoras terrazas para seguir disfrutando de una comida o unas cañas al aire libre a pesar del frío

Por Sara Montero
Advertising

En la capital hay una especie urbana aún por catalogar: los ‘terraceros’. A los ‘eternamente jóvenes’ y a los ‘hípsters’ se suma esta nueva horda de individuos que no renuncian a la libertad del aire libre ni en enero. Los reconocerás por su inseparable chaqueta, sus brazos cruzados para protegerse del viento y, muchas veces, por llevar un cigarrillo en la mano. Pero no te asustes, los tiempos en los que los ‘terraceros’ tenían que luchar contra las condiciones climáticas por conservar su preciado sitio han terminado. Te proponemos unos cuantos bares y restaurantes donde seguir disfrutando de todo lo bueno de las terrazas en el gélido invierno.

RECOMENDADO: Lugares bonitos para pasar el invierno en Madrid.

Ginkgo Sky Bar

Bares y pubs Bares de hotel Centro

Algo bueno está pasando en Madrid: cada vez son más las propuestas para disfrutar de las alturas y esta terraza es una de las mejores evidencias. Se trata de Ginkgo Sky Bar, el bar situado en la última planta del nuevo hotel VP Plaza de España Design. Su estética es sofisticada, con una decoración que te recordará a los felices años 20 en versión tropical, porque si algo hay en esta barra de coctelería son muchas plantas exóticas. Está abierta durante todo el año. Toma nota.

Saporem

Restaurantes Chueca

Algo tiene la luz del Saporem. Siempre quieres volver. Una iluminación discreta que emana de originales lámparas baña este local de mesas metálicas y suelos de madera. Además de su excelente decoración, su carta está llena de platos que mezclan la buena costumbre del picoteo con platos inspirados en la cocina tradicional. Prueba sus rollitos de pollo, mango, salsa de pepino y menta en su original patio interior en medio de Chueca.

Advertising

Doña Tecla

Restaurantes Tetuán

Junto al Paseo de la Castellana se encuentra un elegante restaurante que es a la vez un oasis de tranquilidad donde olvidarse del ajetreo de la ciudad. Con una carta llena de sabor y de platos tradicionales -muy recomendable tanto para una comida de trabajo como una tarde de picoteo con los amigos- y un servicio impecable es uno de los locales más eclécticos de la capital. Aunque su punto fuerte es sin duda su jardín y terraza, perfectamente climatizada para el invierno.

Arzábal - Museo Reina Sofía
Restaurantes

Arzábal - Museo Reina Sofía

Restaurantes Centro

Álvaro Morales e Iván Castellanos son los comandantes de la nave Arzábal, la misma que firma la carta de esta terraza a la sombra del museo Reina Sofía. El ambiente no puede ser ni más clandestinos, ni más refrescante, y eso que está a solo unos metros de la siempre transitada estación de Atocha. Es atrevido, pero no imposible tratar de hacerse hueco en alguna de sus butacas, mesas altas junto a la barra o incluso en su precioso pabellón acristalado para degustar alguna de las elaboraciones de estos dos magos de la cocina castiza reeditada.

Advertising

Taberna Los Gallos

Restaurantes Cocina contemporánea Barrio de Salamanca

La taberna, fiel a una cocina de temporada, de corte ecléctico, reconocidos sabores y destacado producto, amplía su espacio de restauración con una atractiva terraza superior, decorada por el estudio Madrid in Love, donde dejarse ver y ser visto y disfrutar de las agradables temperaturas que ofrece la ciudad. El restaurante, que atraviesa todo un edificio (de la terraza a pie de calle abierta durante todo el año al ático), ha realizado recientemente algunas reformas para crear un ambiente más confortable para el comensal.

El Oso

Restaurantes La Moraleja

Fritos de pixin, fabada, caldereta de rape, ventresca o anchoas del cantábrico... Todo en El Oso sabe a mar, a naturaleza y a pura Asturias. Su cocina cuidada al detalle, sus ingredientes naturales y sus elegantes salones son su carta de presentación. Imprescindible para los amantes de nuestros sabores.  El entorno también es privilegiado. Rodeado de césped y árboles uno se siente en los verdes prados del Cantábrico. No te pierdas sus carnes.

Advertising

Pipa & Co

Restaurantes Cocina Internacional Chamartín

Desde el desayuno hasta la primera copa de la noche, incluido el demandado brunch para los fines de semana. Se ha convertido en punto de reunión informal para la gente bien de la zona (sobre todo, treintañeros). Sirven platos que funcionan: hamburguesas, pastas, steak tartar, chicken roll, pizzas… Interior cálido (madera y algunas sillas vintage) y agradable terraza climatizada.

El Bund

Restaurantes Asiática Arturo Soria

Mesas y juegos de luz se reparten entre tres comedores que habitan en varias plantas. Un pequeño jardín de estilo oriental y decorado con bambú recibe a los comensales, mientras los más osados escogen la terraza para cenar. No os preocupéis, también hay ocho reservados para los más discretos.  Pekinesa, sanghainesa o cantonesa. La cocina asiática de todas estas ciudades se concentra en este chalet de Arturo Soria. Prueba la sopa de nido de golondrino o el pepino de mar con una de sus cervezas asiáticas.

Advertising

La Tita Rivera

Restaurantes Cocina creativa Chueca

Un patio escondido en pleno barrio de Chueca es el principal atractivo de este ecléctico bar-restaurante. Puedes pasarte a desayunar, comer o cenar gracias a su amplio horario, aunque los fines de semana es cuando más lleno suele estar gracias en parte a su delicioso brunch. Su especialidad son los ‘casis’, bollos rellenos de gambas al ajillo, secreto ibérico y pulpo, entre muchas otras opciones. Son famosas también sus ‘latitas’, una original forma de servir tinto de verano, sangría, sidra y bebidas energéticas de frutas naturales, y sus cervezas bien frías.

La Ancha

Restaurantes Española Barrio de Salamanca

Ha ido pasando de padres a hijos desde 1930 y manteniéndose, desde entonces, como un valor seguro para todos esos fieles a la buena mesa. Un clásico y, como tal, con platos que no salen de carta: daditos de merluza, escalope Armando, tortilla con almejas... Buen producto, bien trabajado y servicio cortés. En noches agradables no desestimes su acogedora terraza. Tienen un segundo local en la calle Zorrilla.

Advertising

No

Restaurantes Cocina contemporánea Goya

Precioso restaurante de contrastes. El estilo sobrio y elegante de este local de dos plantas y una terraza exterior se plasma también en su carta. Salmorejo con huevos de codorniz, caviar de arenque y crujiente de puerro, carpaccio de pulpo con vinagreta de manzana verde y lima o chipirones a la sartén con boletus, patatitas y glace de carne son algunos de los manjares de su carta. No olvides pedir un buen vino para acompañar la comida, la conversación interesante correrá de tu cargo. Tienen servicio de aparcacoches.

La Antoñita

Restaurantes Española La Latina

Ensaladilla rusa, croquetas de jamón ibérico o secreto ibérico con guacamole forman parte de su carta. La Antoñita es el precioso restaurante que se encuentra dentro de la Posada del Dragón y donde los viajeros pueden llenar sus estómagos sin arruinarse gracias a su cocina de mercado. Además, el edificio tiene un ilustre origen. En su emplazamiento se encuentra una Alhóndiga de comienzos del siglo XVI, que se remonta a la época de Isabel La Católica. Su terraza interior es perfecta para los días más fríos del invierno.

Advertising

Café Pino

Restaurantes Cocina Internacional La Moraleja

En plena Moraleja se abre un paraíso para los amantes de las pizzas: Café Pino. Pero no te confundas, querido comensal, esto no es un restaurante de comida rápida, sino de platos  preparados con la mejor materia prima.  En su carta encontrarás sopa minestrone de verduras, raviolis de pera a los cuatro quesos o salmón fresco a la parrilla. Su fantástica terraza no tiene nada que envidiar a un interior decorado con leña que recuerda a los hogareños chalets de la zona.

El Jardín Secreto de Salvador Bachiller

Bares y pubs Cafeterías Sol

En plena calle Montera se esconde un precioso oasis urbano en forma de jardín secreto. Para conocerlo, tendrás que subir hasta la cuarta planta de la tienda Salvador Bachiller, dejando atrás bolsos de piel, maletas y una cafetería interior de aire vintage con cómodas sillas y sofás. Pero si subes hasta la azotea del edificio, hallarás un espacio único y maravilloso. Hortensias de colores, enredaderas, árboles jóvenes y plantas con coloridas flores te darán la bienvenida a un salón de té que parece salido de un cuento. Perfecto también para el invierno gracias a sus calefactores y techo retráctil.

Advertising

El Patio del Fisgón

Restaurantes Mediterránea Barrio de Salamanca

Un rincón acogedor del que nunca querrás irte. Nos pasaríamos horas y horas en este bistró del Barrio de Salamanca, con un encantador patio rodeado de vegetación y con las típicas mesas pequeñas de café. Unas grandes ventanas lo cierran en invierno para que no se escape el calor de la chimenea. Sí, también tienen chimenea, por lo que es la terraza perfecta tanto para los meses estivales como para los más fríos. En su carta no podía faltar el brunch los domingos, pero además encontrarás pizzetas, hamburguesas, carpaccio de ternera, sándwiches, revuelto de trufa negra y emmental y diferentes propuestas del chef.

El Viajero

Restaurantes Mediterránea La Latina

Los protagonistas de la escena de La Latina siguen peregrinando a este bar/restaurante de tres plantas famoso por su azotea, concurrida tanto en verano como en invierno. La comida, una mezcla de platos mediterráneos y carnes a la barbacoa, es deliciosa, aunque un poco cara. Los carpaccios se derriten en la boca y la pasta, en especial el taglioni marinera, sabrosísima. Los carnívoros adoran El Viajero por su carne de gran calidad argentina y los golosos se deleitan con su tiramisú.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising