Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
CruiX
© Maria DiasCruiX

Dónde comer cerca de Fira de Barcelona

Una selección de los mejores restaurantes y bares más cercanos a Fira de Barcelona

Escrito por
Time Out Barcelona Editors
Publicidad

Pese a que la Fira de Barcelona y Plaza España parezcan –y sean, no nos engañemos– desangeladas extensiones de hormigón, las calles aledañas esconden restaurantes fantásticos para comer (y luego regresar al tajo del salón de turno). Desde humildes casas de menú a restaurantes gallegos de productazo.  

NO TE LO PIERDAS: Los mejores restaurantes de Barcelona 

  • Restaurantes
  • El Poble-sec
  • precio 2 de 4

El Cañota es un bar de tapas marineras de inspiración gallega con muy buenas referencias. Es el hermano pequeño del reputado Rías de Galicia, uno de los grandes restaurantes gallegos de la ciudad y del Estado. La oferta del Cañota es la de toda la vida: pescado y marisco, patatas bravas, pulpo a la gallega, ensaladilla rusa, cañas y vinos. Todo de la mejor calidad y en un local desenfadado en el que hacer una comida de celebración o cenar al salir del Lliure, el Mercat de les Flors y del BTM, que están al lado.

Xemei
  • Restaurantes
  • Italiana
  • El Poble-sec
  • precio 3 de 4
No es lo mismo decir “hoy hemos cenado en un italiano” que “hoy hemos cenado en un veneciano”. ¡Todavía hay categorías! Cuando, en el Poble-sec, abrieron el Xemei, este inciso se hizo imprescindible. Los gemelos –xemei, en dialecto veneciano– Stefano y Max Colombo llevaron a Barcelona una cocina transalpina que superaba de una vez los macarrones a la boloñesa y las pizzas quattro stagioni. Llegaba el pescado tal y como lo cocinan en el Véneto, y teníamos que aprender qué son las sarde in saor o el baccalà mantecato: otra cocina italiana era posible. (leer más)
Publicidad
  • Restaurantes
  • Sants - Montjuïc

Un hombre importante en la historia reciente de la tapa es Txema Martínez, que fue el chef del Inopia de Albert Adrià, zona cero de la reinvención de la tapa nuestra. Ahora es cocinero y socio de la Bodega Amposta, un encantador local restaurado que recupera la memoria histórica de la Fuente de la Codorniz, así como la mejor cocina catalana de platillo y tapa, hecho con un horno de brasa. Pies de cerdo con picadillo, callos con 'capipota' ... ¡Y unos garbanzos con carabineros inolvidables!

  • Restaurantes
  • Hostafrancs
  • precio 2 de 4

Este restaurante de Hostafrancs se dedica desde sus inicios, hace ya más de 250 años, a la cocina catalana y los productos de temporada. En su carta habitual encontramos ternera de Girona, los pollos picantones, las costillas de cordero o la escalibada, todo bien hecho a la brasa. Los postres también son caseros, como el flan de requesón y pudín de chocolate.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Sant Antoni

El típico bar de barrio que no se ha convertido en el hipsterismo predominante, ni falta que le hace. Nos gustan estos bares que rehúyen cualquier moda y que se mantienen firmes en su espíritu de barrio, de clientela fija, de vermut de toda la vida. Los transeúntes son los de siempre, los que por la mañana van a desayunar sus bocadillos descomunales y al mediodía de cada día (porque el vermut solo del domingo es de modernos), o en las tardes los más valientes, hacen el vermut de la casa con encurtidos exquisitos y conservas de primera que preparan en combinados. Vinos a granel y, sobre todo, ¡muy buen rollo! Una oferta sencilla, pero no hace falta mucho más para disfrutar de los placeres de la vida. Además, ahora han añadido a su oferta un sushi espectacular y a un precio de barrio difícil de encontrar.

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Nova Esquerra de l'Eixample
  • precio 2 de 4

Siempre es noticia que un valenciano haga arroz aquí: un ejemplo de esto es el CruiX, del castellonense Miquel Pardo (cocina) y Carlos Rodríguez (de Valladolid, sala y vinos). Juventud y testosterona: hombretones jóvenes en un bareto chino-gallego reconvertido en casa de comidas moderna y popular, con un menú degustación que no supera los 40 euros.

Pardo explica que después de años trabajando en Michelins le apetecía crear un lugar donde comerían los amigos. Como buen valenciano, el que más los une es la paella en el centro, la cervezita, la diversión y la curiosidad. Como el obús de la canción –suena rock castizo sin manías–, estalla en una carta de platillos/platazos difícil de olvidar. Y que señalan que el Cruix tiene potencial para crujir el panorama, haciendo cocina popular estudiada en alta gastronomía y ha dispuesto un menú de degustación que es para sacarse el sombrero, con platos como croquetas de cordero o arroz de gambas al ajillo. 

Publicidad
  • Restaurantes
  • Catalana
  • El Poble-sec
  • precio 1 de 4

Desde finales de la década de los 70, Maria Xandri está al cargo de unos fogones que siguen fieles a los platos y a la esencia de una casa de comidas clásica, e incluso los precios son del siglo pasado: tres platos y postre por sólo 10 euros. Son versiones humildes pero dignísimas de clásicos de la cocina catalana: canelones, capipota, lentejas guisadas ...

En consonancia, también decoración y mobiliario nos dan una sensación pretérita absoluta y, sin embargo, la estricta limpieza hace que parezca recién inaugurado. Hijo y nuera reparten platos con familiaridad y proyectan el negocio hacia un futuro mestizo: ahora los domingos nos proponen cocina peruana.

  • Restaurantes

Un restaurante de cocina gallega que hacía falta en Barcelona. No porque no haya oferta en este sentido, sino porque es un buen punto intermedio para saborear los manjares de una auténtica taberna gallega sin el ruido ni la incomodidad habitual de estos espacios y sin tener que aflojar mucho el bolsillo. Las mesas y sillas son cómodas, los camareros son muy atentos y se come francamente bien.

Se define como pulpería, y el pop no falla a la brasa, estofado ni en el clásico en 'a feira'. Impresionan las ollas de cobre que tienen justo en la entrada para cocer el pulpo. No te decepcionará el lacón, los peces a la brasa, las croquetas y todo el resto de clásicos gallegos. Tienen un segundo local en el Eixample Izquierdo (Buenos Aires, 2)

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Sants - Montjuïc
  • precio 3 de 4

Espacio importante y vistas espectaculares, cocina creativa. El menú de mediodía merece la pena para después de visitar el MNAC. Y su tranquilidad es insólita para un sitio de alta gama. Podéis comer rodeados de obras de Tàpies.

  • Restaurantes
  • La Nova Esquerra de l'Eixample
  • precio 2 de 4

Al frente de los fogones del Tandoor está el hijo del primer restaurante indio de Barcelona, ​​el Taj Mahal de la calle Calabria, Ivan Surinder, formado en los fogones del Tickets. Él ha actualizado y ha aligerado la cocina india: ver una contramuslo de pollo marinado con yogurt y cilantro, una croqueta de verduras y mayonesa de menta, o un sheek kebab, un taco de cordero masala con una base de iceberg con mango especiado y chutney de aguacate: una excelsa 'streetfoodiezación' de la cocina india, vaya.  

Y el pollo tikka masala, al horno mesa camilla con jengibre, cilantro y pimientos, sigue tan bueno como siempre. Un plato también ligero a pesar de la salsa contundente, acompañado de un vegetable purao, un arroz basmati con verduras y cúrcuma y un naan de ajo. Ah, y nada pica en exceso. Pero podéis graduar el nivel de picante al gusto. Pensad que, como hacemos los catalanes, evitar lo picante a toda costa no es lo mas sensato que puedas hacer: ¡es lo más soso!

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad