Los 50 mejores restaurantes de Barcelona: cocina catalana

Una selección de 10 establecimientos para comer platos tradicionales catalanes

Los mejores restaurantes de cocina catalana

Agut

3 de 5 estrellas
Recomendado

Barcelona tiene la riqueza de disponer de algunos lugares que mejoran con el paso de los años. Muchas veces olvidados, algunos tienen, además, el plus de haberse modernizado sin excesos, para ponerse al día con la exigencia de calidad y buenos productos que pide la clientela. Uno de estos casos es el Agut de la calle de  Gignàs, uno de los primeros buenos restaurantes que conocí cuando llegué a Barcelona en los 70. Allí supe que existía el alioli y a partir de entonces vivé grandes momentos y grandes decepciones. (leer más)

Reservar ahora Leer más
El Gòtic

7 Portes

Uno de los restaurantes más antiguos de Barcelona, con 150 años de trayectoria, sigue siendo un punto clave de la buena mesa en la ciudad. Quien quiera comer unos canelones rossini como Dios manda, éste es el sitio. Preparan muchas otras cosas, todas buenísimas, pero algunos recordamos con especial veneración los entrantes: anchoas, croquetas, jamón... Y unos buñuelos de bacalao que todavía retenemos en las papilas gustativas. Siempre abierto, con cocina ininterrumpida durante todo el día.

Leer más
La Barceloneta
Advertising

Can Boneta

Otros que también deberían ser patrimonio protegido: en Can Boneta de vez en cuando se cuelan turistas que escapan de la ruta inmunda de la Rambla, que se piensan que esto es una tomadura de pelo. Pues, no, es real: aquí confluyen la cocina mamada de padres y suegros con la técnica moderna. Por 12 euros, un primer compuesto por la degustación de tres tapichuelas. Un ejemplo: vasito de salmorejo espeso, con el punto de vinagre justo, ensalada de tomates -¡de de verdad! - con olivada y un aceite de oliva del de oro líquido, y tostadas con brie y sobrasada. De segundo, a elegir pasta con tocino y setas o bacalao con pisto, siempre un plato de cocina catalana excelente. La casa de Joan Boneta, exarquitecto convertido en cocinero sorprende por su tratamiento altamente imaginativo de la tapa y el platillo catalán, que huye de croquetas y tópicos. Al mediodía encontraremos un brutal menú.

Reservar ahora Leer más

Freixa Tradició

Recomendado

Los fogones de Josep Maria Freixa son el preámbulo de un festival de buena cocina tradicional: pies de cerdo con ciruelas y piñones, sepia con alcachofas y quizá los mejores macarrones de Barcelona.

Leer más
Sarrià - Sant Gervasi
Advertising

Portolés

4 de 5 estrellas

A la derecha del Eixample, pasada la frontera del paseo de Sant Joan, todavía queda un lugar que se resiste al poder del yen. Me refiero al Portolés, restaurante popular que representa como pocos lo que es la comida de mediodía, las conversaciones relajadas para coger fuerzas para trabajar por la tarde o, quien vaya solo, beber vino en porrón.

Leer más
Dreta de l'Eixample

Senyor Parellada

4 de 5 estrellas

Un local encantador y una lista de clásicos de nuestra cultura culinaria que siempre va bien revisitar o descubrir: croquetas de la abuela, judías de gancho o bacalao a la llauna son referencias gastronómicas catalanas que siempre apetecen.

Leer más
Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
Advertising

Can Vilaró

3 de 5 estrellas

Una casa de comidas de las de toda la vida en la que encontraréis platos suculentos y olvidados, como los sesos a la romana, unos fideos a la cazuela como Dios manda, o una buena carrillada. Sin menú, sólo carta.

Leer más
Sant Antoni

L'Havana

Cocina tradicional, como si fuéseis a cenar a la masía de los primos del pueblo. Muy buena cocina de setas cuando es temporada, así como platos de toda la vida de las tierras del Ebro, de donde son originarios los propietarios. Podéis probar caracoles con salsa picante, 100% ribereños, o una tortilla de alcachofas con ajo, que si es la temporada vienen de huertos del Ebro.

Leer más
El Raval
Advertising

Casa Agustí

Recomendado

La cocina tradicional de Casa Agustí, con unos canelones excelentes o rabo de toro superlativo, es un bálsamo de viejas épocas en pleno marasmo turístico.

Reservar ahora Leer más
Dreta de l'Eixample

Ca l'Estevet

El bisnieto de Casa Agustí ha montado un nuevo restaurante que parece de toda la vida: manteles blancos en todas las mesas y platos de toda la vida que han quedado prácticamente olvidados. Algunos ejemplos son: los sesos rebozados de cordero o las manitas de cerdo. Y sobre todo la escudella y la carn d'olla, excelente para acompañarla de un buen vino tinto.

Reservar ahora Leer más
El Raval
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments