Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Los mejores restaurantes de carne de Barcelona

Los mejores restaurantes de carne de Barcelona

Los sitios de la ciudad donde comeréis la ternera más tierna y jugosa y las piezas de carne mejor cocinada

Can Xurrades
© Can Xurrades
Advertising

Con la ternera no ha pasado lo mismo que con el pollo: no se ha vulgarizado (aunque las aves que cocinan en estos locales son extraordinarias). Y aunque en los supermercados 'low cost' encuentras cortes de ternera como una suela de zapato, ya sabéis todos que degustar un buen entrecot nunca será barato (aunque podéis encontrar piezas excelentes a precios ajustados). Un día es un día: os presentamos una lista de las mejores direcciones para disfrutar de la proteína cárnica en la mejor de sus versiones. ¡Porque ya sabéis que comer carne fue lo que hizo crecer diez centímetros de golpe a los japoneses! Y si os ofende haberos cruzado con esta lista tan carnívora, nos disculpamos con los mejores restaurantes vegetarianos.

NO TE LO PIERDAS: Las mejores brasas de Barcelona.

La mejor carne de Barcelona

1
Maria Dias
Bares y pubs, Bares de tapas

Bardeni

icon-location-pin Dreta de l'Eixample

¿De qué va? Dani Lechuga –ni penséis en la broma– convirtió su gastronómico carnívoro, el Caldeni, en Bardeni, un bar dedicado a la carne. De lo más democrático: aquí no hay ni reservas ni teléfonos. 

¿Qué se come? Todo es para compartir, como un par de raviolis con manzana, foie y butifarra negra, oscura perdición casi líquida que se deshace en la boca. El nutricionista seguro que frunce el ceño si le decís que habéis compartido cuatro platos de carne roja. Pero un día es un día, y esto es una fiesta de buena cocina, impermeable a las modas: nada de interminables referencias de vinos o cerveza artesana. Aquí la cosa va de jugo y vicio del bueno, técnica y talento. Como unos tacos de picanha –fina como un rosbif– con foie, donde el chile no se carga la suavidad de la ternera, o un canelón de rabo de vaca con la pasta casi al dente, y un delirio de jugosidad dentro.

Time Out dice
2
El bou de Sagardi
© Luis Rodriguez
Restaurantes

Sagardi

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿De qué va? Después del Irati, la otra nave insignia del grupo Sagardi es el restaurante del Born, abierto en 1998, eones antes de que el barrio fuera el apocalipsis 'gastrocool' de hoy en día.

¿Qué se come? Encontraréis su sabiduría en materia de pinchos y una cocina vasca tradicional que reivindican con una ejecución fina y moderna. En los últimos años han añadido la ternera suprema en la ecuación: buey gallego comprado en los mejores mataderos de la piel de toro. Y tienen una parrilla vasca con toda la tecnología que la artesanía permite, sin botones ni medidores de humedad. Podéis comer un lomo de vaca vieja madurada y hecha como Dios manda: tostada, con un centímetro de grasa y el centro rojo y sabroso.

Advertising
3
Lomo Alto
© JOSEP GARCIA
Restaurantes, A la brasa

Lomo Alto

¿De qué va? Bajo la dirección de Carlos Tejedor y de la misma propiedad que El Nacional y Boca Grande, Lomo Alto es una ambiciosa jugada para llevar los restaurantes de carne a otro nivel. El debate de si es necesario la supermaduració (o sobremaduración) está presente, pero esto es un nuevo nivel.

¿Qué se come? Bovinos excepcionales reposan en cámaras frigoríficas a la vista del público, abiertos en canal, como si fueran obras de Damien Hirst. Y el precio pica, pero la carne es excepcional: probar un buye madurado durante un año o lomo de vaca gallega de ocho años y 128 días madurada es entrar en otra dimensión. En la planta baja encontraréis Carnes & Panes, una hamburguesería selecta.

4
Los Años Locos
© Ivan Giménez
Restaurantes, Argentina

Los Años Locos

icon-location-pin Sant Gervasi - Galvany

¿De qué va? Los Años Locos tiene una cocina que es el colmo de la sencillez: un círculo donde arde la leña, y dos parrillas alimentadas por un anillo de fuego. Sí, esta es una de las pocas parrillas argentinas de verdad que hay en Barcelona, de aquellas en las que cochinillos y corderos se asan durante ocho horas. Esta casa abrió en 1985 y desde entonces importa la mejor carne y hace sus tres salsas.

¿Qué se come? Las empanadas de punta de entrecot son sublimes, recién hechas, y el entrecot de ternera argentina, servido en un pequeño brasero para que se termine al gusto, no tiene nada que envidiar a los chuletones con más fama de la Rioja.

Advertising
5
Can Xurrades
© Anna Jimenez Roig
Restaurantes, Catalana

Can Xurrades

icon-location-pin L'Antiga Esquerra de l'Eixample

¿De qué va? Can Xurrades ya no está en Gran de Gràcia: ahora se encuentra en la parte alta de Casanova, y dejó de ser taberna catalana –de las que tienen yugos y arados de adorno– para convertirse en un restaurante con todas las de la ley.

¿Qué se come? Aunque mantiene la misma carta que antes –bacalao, caracoles, verduras a la parrilla– el chef Rafa Martínez se ha especializado en carne de vacuno de altísima calidad, como el buey de raza sayaguesa, la ternera de Galicia o la vaca de Ávila. Todas hechas con brasa de carbón de encina.

6
3 Lucas
Restaurantes

3 Lucas

¿De qué va? 3 Lucas es una evolución del Ostias Pedrín –su brutal menú de mediodía no será olvidado– especializada en carne al horno Josper. Bajo el mantra de "tenemos un Josper" se vende mucha burra -metafòrica- a precio de liebre (obviedad; la Josper proporciona una cocción uniforme, pero no arregla un mal producto). Esto aquí no pasa: dirige la proteína el argentino Ezequiel Trigo –especialista en carne, ex-Hetta.

¿Qué se come? Trigo nos aconseja elegir el corte vacuno más sencillo (entraña) y el top, el ojo de bife. La primera es un prodigio de concreción de sabor de ternera magra, la segunda un delirio de grasa infiltrada que te lleva a la euforia. Trigo sostiene que la mejor carne argentina se come aquí "porque allí nadie puede pagar 40 € por un kilo de carne". Los entrantes son tan finos como recordamos en el Ostia: unos magníficos calamares a la andaluza con mayonesa de lima y un bistec tártaro matizado con cilantro y rábano picante y trufa negra.

Time Out dice
Advertising
7
Restaurantes

Brasserie Flo

¿De qué va? Un sinónimo de elegancia pero también, y sobre todo, de materia prima de gran calidad y una retahíla de impecables recetas mediterráneas con alguna chispa francesa. Carnes, pescado y mariscos excelentes. Sumadle un servicio exquisito y más de 30 años de experiencia y tendréis la fórmula de este clásico.

¿Qué se come? Recetas francesas caras de ver por aquí y con un punto deliciosamente decimonónico. Como, por ejemplo, el filete de cerdo Wellington o el 'châteaubriand' a la parrilla con salsa bearnesa, o un bistec tartar canónico.

8
Solomillo
Restaurantes, Española

Solomillo

icon-location-pin Esquerra de l’Eixample

¿De qué va? El restaurante del hotel Alexandra es una entidad cárnica de peso: Solomillo, dirigido por el 'connoisseur' de la proteína animal, Enrique Valentí. Y su bar, a pie de calle, es una charcutería de embutido ibérico y catalán de alta calidad, con 25 referencias de quesos afinados. Recomendación estival: coger una placentera borrachera de carne roja –sin alcohol, pero igualmente euforitzante– en su paradisíaca terraza interior.

¿Qué se come? Aquí podéis pedir carne al peso de diferentes razas bovinas (Salers, Black Angus, Frísia, Nebraska, rubia gallega, Wagyu...), y seguidamente escoger el punto de cocción, la salsa (bearnesa, Café de Paris...) y guarniciones que pueden ser ensaladas excelentes, patatas fritas de forma impecable o verduras.

Advertising
9
Milo
©IvanGiménez
Restaurantes, Mediterránea

Milo Grill

icon-location-pin L'Antiga Esquerra de l'Eixample

¿De qué va? En más de 500 generosos metros cuadrados, el argentino Carlos Trigo, triunfador indiscutible en Formentera por su excelente y colorido Caminito, y el joven chef Lluís Llunas, un de los hijos del cantante Dyango han abierto un restaurante de brasa argentina de alta gama.

¿Qué se come? Podéis optar por una extraordinaria carne a la brasa que tiene como joya de la corona un tierno ojo de bife o unos lechones excelsos. Pero Llunas también es capaz de inventos como una tarrina de cordero, hecha a baja temperatura con setas, rociado con el jugo del propio animal y una crema de queso brie.

10
L'Entrecôt Barcelona
FOTO: Maria Dias
Restaurantes, Francesa

L'Entrecôte Barcelona

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿De qué va? ¿Recordáis Le Relais de Venise-L'Entrecôte? Sólo servían entrecot, patatas y bacon. Cerrado en  2010, cedió paso al Café Emma de Romain Fornell. L'Entrecôte es el nombre de la cadena de los Gineste de Toulouse, primos de Le Ralais.

¿Qué se come? No le deis muchas vueltas. Por 19,50 euros, tenéis un entrecot de 170 gramos fileteado –pura carne, ni grasa ni hueso, bañado en la famosa salsa Café de Paris– con una ensalada de nueces y un plato gigantesco de patatas. Gineste presume de una fórmula secreta de salsa –"cada semana hacemos 900 kg en Toulouse y los repartimos"– y, si intentas la receta, llegas a la conclusión de que es tan barroca que sale más a cuenta venir aquí. 

Advertising
11
PORK boig per tu
Restaurantes

PORK... boig per tu

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

¿De qué va? Oriol Rovira, factótum de la cocina de Els Casals de Sagàs, habla con pasión de su horno I-Rational (en contraposición a la marca Rational): un horno traido de Sicilia que alcanza temperaturas de 400 grados y hace un año y medio que no se ha enfriado del todo.

¿Qué se come? El carbón del horno es un as en la manga que alimenta una brasa por donde pasan delicatessen de cerdo autóctono: papada y pie de cerdo de cal Rovira, camaiot de Ciutadella, butifarras de perol, blanca y negra... y siempre os podéis juntar cuatro o cinco y pedir todo un cochinillo entero al horno. La birra es el nuevo vino y el cerdo, la nueva ternera.

12
Igueldo
Restaurantes

Igueldo

icon-location-pin L'Antiga Esquerra de l'Eixample

¿De qué va? Su cocina, de fuerte acento vasco, la dirige magistralmente Gonzalo Calvete con la otra propietaria, Ana López, que ejerce de óptima sumiller y jefe de sala. El local causa siempre un impacto agradable, gracias a una decoración sobria y elegante.

¿Qué se come? La cocina propuesta y sobre todo la existencia de una parrilla de carne y otra de pescado, nos remite a las buenas mesas vascas. Si bien la gran mayoría de sus adeptos van directamente a la costilla de Oiartzun, con ensalada y pimientos del piquillo, su propuesta es una combinación de ingenio y buen gusto, cuya combinación da como resultado sabrosos entrantes como la ensalada de boquerones y fresones, el tartar de filete con yogur de cerveza o las formidables alcachofas a la brasa con fies gras fresco.

Advertising
13
Pura Brasa
Restaurantes, Braserías

Pura Brasa Rambla Catalunya

¿De qué va? Poca broma: tras esta cadena de restaurantes de carne se esconde la marca Josper, una combinación de horno y parrilla que se ha convertido en indispensable en la alta cocina y que permite una cocción impecable y homogénea. Su apuesta de restaurante más ambiciosa está en Pineda de Mar: una masía con salones espectaculares y ludoteca.

¿Qué se come? Podéis zamparos maravillas cárnicas como unos filetes de Wagyu servidos con unos miniJosper para que les deis el toque final en la mesa. Sugerencia: entre dos, pedid lomo de Wagyu sin hueso, de origen chileno, la ternera más pura de esta raza fuera de Japón. O una increíble  hamburguesa 'Wagyega', picada de vaca gallega y Wagyu.

Advertising