Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Ojalá

Los 100 mejores bares de Madrid: Los más originales

Seleccionamos entre los 100 mejores bares madrileños aquellos que no se han dejado llevar por modas y destilan un estilo propio tanto en decoración como en ambiente

Publicidad

Pides un cóctel y te traen un volcán humeante. Entras a un bar y resulta que es una galería de arte. Bajas a la planta baja y pisas arena de playa. ¡En estos bares todo es posible! Porque Madrid esconde auténticas joyas en forma de bares hawaianos o ‘playeros’, parece imposible creer que estos locales existan en la capital. Si estáis cansados de acabar siempre en el típico bar de cañas o de copas esta selección que hemos hecho entre los 100 mejores bares de Madrid os va a encantar.  

  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Barrio de las Letras
  • precio 2 de 4
Es el hawaiano más mítico de Madrid. No puedes pasar por la capital sin probar uno de sus famosos 'volcanes', de los que sale humo de verdad. Su excelente localización y sus riquísimos cócteles hacen que sea una parada obligatoria. Cañas de azucar, algún acuario y unos alegres periquitos decoran este laberíntico local, plagado de bancos y sillas para relajarte. Nada más pedir uno de sus deliciosos combinados, recibirás un collar de flores de plástico y unos sandwiches de periquitos.
Kikekeller
  • Bares y pubs
  • Sol
  • precio 2 de 4
Cuando las luces de la maravillosa tienda de decoración Kikekeller se apagan, surgen otras más tenues y golfas: las de su bar secreto. Tras contemplar sus maravillosos muebles como los revisteros-patín, sus cándidas teteras o sus eclécticas lámparas puedes comentar la jugada con tus amigos con un vino de por medio, un cóctel o una refrescante cerveza. Eso sí, asegúrate de que tus acompañantes son tan exclusivos como el entorno. Es ideal para disfrutar de un afterwork con gente interesante.
Publicidad
Ojalá
  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • Malasaña
  • precio 2 de 4
En nuestra constante búsqueda de los mejores bares-restaurantes de Madrid a veces encontramos pequeñas joyas como ésta. Ojalá se ha convertido en uno los sitios más famosos del barrio de Malasaña. ¿El motivo? Ha sabido aunar a la perfección la comida de calidad, los precios asequibles y una decoración única, como bien demuestra su comedor de arena.
El Coconut Bar
  • Bares y pubs
  • Lounges
  • Malasaña
  • precio 2 de 4
El Fabuloso Coconut Bar es el último proyecto de la Silvia Superstar. Tiene el sello rockero y rompedor de esta artista, que ha decidido apostar ahora por un local para consumidores que quieran acostarse un poco más temprano. Si te decides a ir, fliparás con su decoración kitsch llena de colores llamativos, como rosa fuerte o verde pastel. Podrás tomarte una copa o un cóctel en uno de sus sillones con cierto aire tiki si vas después de cenar. También es ideal para tomar un batido o unas tortitas a la hora de la merienda.
Publicidad
Cuevas de Sandó
  • Bares y pubs
  • Bodegas
  • Sol
  • precio 2 de 4
Maravillosos cócteles de rosas, copas adornadas con cubos de hielo de menta, frutos rojos o chocolate, gin tonics de lujo... Las Cuevas de Sandó tiene una de las cartas más sofisticadas y originales en lo que a coctelería se refiere. El lugar también forma parte del encanto de este bar. Sus sillones, mesas bajas y cubos recubiertos de skay adornan estas cuevas. Sus arcos de piedra descubierta y sus luces moradas y verdes le dan el toque cool.
Zombie Bar
  • Bares y pubs
  • precio 2 de 4
Solo por la decoración y la animada fauna hipster que se junta allí merece la pena ir a tomar algo. Si al estudio antropológico le sumas grandes ventanales, buenas hamburguesas/sandwiches e irrenunciables cócteles sería un error no acercarse. Además tienen varias opciones veganas.
Publicidad
Muta Bar
  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Chamberí
  • precio 2 de 4
Ahora, y durante unos meses, la región homenajeada es Baleares. Lo próximo de Muta quizás sea un viaje a un rincón asiático. En este bar que cambia de piel periódicamente nunca se sabe. La idea, la penúltima diseñada con tiralíneas por Javier Bonet, epata, funciona y es fiel a sí misma. Cocina a la vista, mesas y sillas blancas al más puro estilo mallorquín y un menú capaz de transportarte a Ibiza, Menorca o Formentera sin levantarte de la mesa. Y ojo a esas tumbonas a la entrada de este bar-restaurante mutante para sentarse a tomar algo. Fácil y limpio. Joven y fresco. Un ‘work in progress’ para seguir muy de cerca.
Recomendado
    También te gustará
      Publicidad