Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Guía del estudiante: Comer y beber

Guía del estudiante: Comer y beber

Arroces deliciosos, buena comida a buen precio, alta cocina y mucho más

La mar salada
© Irene Fernández La Mar Salada
Por Time Out Barcelona |
Advertising

En Cataluña, los arroces también son para el verano. Pero la capacidad que tiene para absorber sabores hace que el arroz también sea un perfecto plato de temporada. También podréis encontrar las increíbles creaciones que algunos de los mejores chefs del mundo llevan a sus mesas. Pero no os preocupéis si vuestro presupuesto es más limitado, ya que Barcelona tiene un montón de propuestas para que vuestros bolsillos no sufran.

Arroces irresistibles

La Barraca
©Ivan Giménez
Restaurantes, Marisco

Con tripa de bacalao

icon-location-pin La Barceloneta

Vaya par de tíos están haciendo paellas en La Barraca. Xavier Pellicer es el asesor jefe –frecuente, va tres días por semana y se pone la chaquetilla– y Rafa de Valicourt es un chef barcelonés que ha dejado los hoteles de lujo montañoso para volver a la Barceloneta.
El centro de la temporada de frío es un extraordinario –y sencillo– arroz a la cazuela, con alcachofas, salchichas, almejas y, sobre todo, una tripa de bacalao. Por obra y gracia de la gelatina de la tripa, todo se liga en una melosidad delimitada por un sofrito con marca de sepia. ¡Truco! Un chorrito de bazo de bacalao lo acaba de aromatizar. Brutal.

Restaurantes, Mediterránea

Con marisco y habitas

icon-location-pin La Barceloneta

Marc Singla, otro cocinero mayúsculo que decidió centrarse en paellas y cazuelas, no entiende que la gente, cuando escucha cocina de temporada, no piense directamente en el arroz. “El arroz no es neutro. ¡Lo absorbe todo y le puedes poner de todo! explica. En la Mar Salada, en el arroz  de temporada manda el producto de la lonja de la Barceloneta, concepto romántico que muchos invocan cuando en realidad pasan por Mercabarna. “No llamamos al proveedor para que nos traiga pescado. A las cuatro vamos a la subasta. No siempre encontramos lo que queremos, pero sobre lo que encontramos, trabajamos”, explica. Lo que haya salido –sean langostinos o gambas de la Barceloneta– lo cocinan con habitas y alcachofas. Dicho así suena fácil, pero aquí trabaja un caldo hecho con quince kilos de pescado, de donde han salido 40 kilos de caldo.

Advertising
Restaurantes, Marisco

La casa del bogavante

icon-location-pin La Barceloneta

Bienvenidos a Cavamar, una de las pocas terrazas en la playa. Excelentes pescados, arroces-especialmente con bogavante- y 'tataki' bien hecho por el chef ibicenco Jordi. Es el de bogavante el clásico de la casa: su secreto es el cangrejo que refuerza el sabor de mar del caldo, y una picada con un toque de anís, el truco ibicenco. La paellas de pescado, mixtas y negras también tienen mucho tirón. Una de las pocas terrazas de la playa. Excelentes pescados, arroces –especialmente con bogavante– y tataki bien hecho por el chef ibicenco Jordi.

Comer bien y barato

Restaurantes, Mediterránea

Lluís de les Moles

icon-location-pin El Gòtic

Para hacer un menú que es más que un menú en una pequeña calle junto a la plaza Catalunya. Con tantos platos para escoger que comer de menú parece casi comer a la carta. Alerta, sólo al mediodía y sin bebida. Su timbal de patata y butifarra negra ya es un clásico.

Restaurantes, Catalana

Gelida

icon-location-pin La Nova Esquerra de l'Eixample

Un bar y restaurante de los que ya no quedan, con platos para presupuestos ajustados y buenos paladares. Su almuerzo de tenedor está para chuparse los dedos. Y a la hora de comer, preparaos para una comida comunitaria y unos primeros y segundos deliciosos. El capipota, el codillo y el bacalado son excelentes. Su carta de mediodía tiene casi 30 platos. Regadlo con un buen vino de Gelida.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Vegetariana

Biocenter

icon-location-pin El Raval

Uno de los pioneros en la ciudad desde 1980. A nuestro entender es un lugar muy animado, con una decoración cuidada, espacioso y, en definitiva, agradable. Cuando se entra se tiene la intuición de que es un restaurante no sólo para vegetarianos, sino para todos aquellos que quieren comer bien y sano, con buenas cantidades, rápido y a buen precio. Al mediodía funciona como un self service a base de diferentes formatos.

Restaurantes, A la brasa

Escairón

icon-location-pin El Poble-sec

El Escairón destaca sobre todo por su entrecot de Galicia y su pote, el caldo gallego. Jorge y Pilar os atenderán como si estuvieráis en su casa, tienen una clientela prácticamente fija. Sus platos fuertes son el entrecot o cualquiera de sus carnes a la brasa, pero también sus guisos, el lacón y, sobre todo, algunos postres como el denominado Escairón (crema catalana con un tipo de crocanti helado). Inmejorables y únicas son las patatas fritas que acompañan las carnes, entre las que detaca el escalope a la milanesa. Es un lugar ideal para disfrutar de la cocina gallega y de mercado en el que la calidad, el buen precio y el magnífico servicio hacen las delicias de los paladares más exigentes.

Más restaurantes baratos

¿Arte o comida?

Dos Palillos
Cristina Reche
Restaurantes, Cocina creativa

Sunomono de algas frescas y moluscos

icon-location-pin El Raval

"Puro Japón, pero con todo lo bueno del Mediterráneo". Así define Albert Raurich su sunomono de Dos Palillos. Estudioso de la cocina asiática, partiendo de la etimología de un plato clásico (Suno, 'vinagre', mono, 'cosas') lo lleva a su terreno: la alta cocina en barra japonesa y bar Manolo. Con la base de pepino y wakame, las algas frescas juntan todo el buen molusco que hay dentro una sopa con una parte de vinagre y de zumo de yuzu. No sabemos si comerlo con palillos o pincharlo.

Restaurantes, Cocina creativa

Tortilla a las finas hierbas

icon-location-pin L'Antiga Esquerra de l'Eixample

Desde una concepción profundamente pragmática, poco pirotécnica, Rafa Peña, en el Gresca, tiene la capacidad más preciada en un cocinero: poder dar la vuelta a lo que parece obvio y hacer saltar el plato a un nivel superior. El plato que mejor ejemplifica su trabajo lo demuestra: una tortilla de finas hierbas, con estragón, cebollino y perejil, donde la piel de la trucha se sustituye por una envoltura de panceta ibérica, y el relleno es un revuelto de perfecta consistencia, suavizado por tomate marinado. Una caricia de grasa que envuelve la bavosidad perfecta.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Cocina creativa

Guisantes con butifarra

icon-location-pin Eixample

Raül Balam, hijo de Carme Ruscalleda, recuerda que de pequeño su madre sustituyó las golosinas por guisantitos frescos, golosinas naturales. Fiel a las intenciones de "no hacer humo y dejar que la naturaleza se exprese en el plato", Balam ha concebido este guiso desde el restaurante Moments: guisantes que han cocido 30 minutos con puerros, tocino y butifarra de perol. Después, probamos una vaina de guisantitos y pétalos de la flor del guisante, en un delicioso juego de recuerdos del cocido, el crudo y su origen.

Time Out dice
Restaurantes, Cocina creativa

Huevo con espárragos

icon-location-pin Sarrià - Sant Gervasi

Jordi Cruz, desde el Àbac, pone el ejemplo de su huevo deconstruido como fusión de desarrollo I + D con tradición a ultranza. Después de muchos experimentos, lograron que esferificar una yema cuajara a 67 grados. Pasó a ser un clásico. Pero descubrió que podía resolver mejor las cosas sin tanta técnica. Cocido a 62 º C, lo curó con agua de mar, descubrió que adquiría un punto de salado "mucho más sutil que la capa de gelatina de la esferificación". Con un huevo de Berga, sobre una Parmentier de piel de limón, pan de mantequilla y cucharadita de caviar, es espectacular.

Time Out dice
Más cocina creativa

Más restaurantes y bares

Restaurantes, Catalana

Cocina catalana

'Capipota', buñuelos, escalivada, arroz a la cazuela, pies de cerdo...  Si leer los nombres de estos platos os hace salivar, sentaos en las mesas de estos 15 restaurantes que os llevarán al cielo de la cocina tradicional catalana Cal Boter Restaurante de gran tradición en Gràcia, con un trato excelente y un bacalao a la llauna para chuparse los dedos. El menú de mediodía és de mucha calidad. Reservad los fines de semana, que está abarrotado. No encontraréis ninguna sorpresa, pero sí una excelente cocina catalana, y variedad de platos de butifarra: esparracada en un 'trinxat', colgada para secar o el más común y glorioso destino: a la brasa. Casa Delfín Casa Delfín se hizo un buen lifting general hace poco tiempo, al cambiar de propietarios. Pero hay cirugías que mejoran las facciones y apenas se notan. Ahora es un local que, aunque mantiene el aspecto de restaurante, es más dinámico, tiene una carta tradicional pero más diversa y su terraza es un bien de Dios. Y, como en todo buen bar-restaurante de barrio, tiene un horario continuo desde las 9 de la mañana hasta medianoche, y los viernes y sábados hasta la una de la madrugada. Perfecto para llevar a aquellos amigos de fuera que se encabezonan en probar una paella a media mañana al salir de Santa Maria del Mar. La Cuina del Guinardó Buena cocina todos los mediodías en un casero salón en la primera planta de una charcutería de exquisitos productos. Platos de cuchara, espalda de cordero, callos (cuando hay), el rabo de toro y o

Bares y pubs

Bares de vinos

Siempre es un buen momento para disfrutar de un buen vino, seas un entendido o no Tiendas de vinos Celler de Gelida Negocio que abrió sus puertas en 1895 y que va ya por la cuarta generación. Con 4.000 referencias a la venta, que incluyen cosechas que se remontan a finales del siglo XIX. Celler de Can Dani ¡La bodega de Gracia por excelencia! Vila Viniteca En pleno Borne encontraréis esta tienda repleta de propuestas nacionales e internacionales y una de las distribuidoras más importantes de Europa. También disponen de un espacio gastronómico. Enoteca d'Italia Empresa de distribución y promoción de vinos y destilados italianos, especializada en pequeños elaboradores. El Petit Celler En esta bodega de estanterías blancas e inacabables, encontraréis una increíble variedad de referencias: vino, cava, champán, destilados... miles de botellas. Con muy buen criterio, también venden patés, quesos artesanos y embutidos ibéricos. Ideal para comprar buena comida y bebida y hacer un pícnic en el Turó Park. Sexy Wine En esta pequeña bodega tienen un concepto de vino sexy muy específico: vinos navarros de gran calidad que no superan los quince euros. ¿Crees que falta algún bar de vinos importante? Dínoslo en los comentarios de abajo. Reserva en los restaurantes más populares Vila Viniteca En pleno Born encontraréis esta tienda repleta de propuestas nacionales e internacionales y una de las distribuidoras más importantes de Europa. También disponen de un espacio gastronómico. Els Sortidor

Advertising
Restaurantes, Mediterránea

Cocina marinera

Descubre dónde comer los mejores platos marineros de Barcelona ¿Crees que falta algún restaurante importante de cocina marinera? Dínoslo en los comentarios de abajo. Directamente del mar a tu plato. Disfruta de los productos más frescos en estos restaurantes seleccionados. La Mar Salada El chef Marc Singla ha hecho trascender la Mar Salada más allá del típico restaurante de paellas. Su menú de mediodía ofrece cocina creativa de altísimo nivel a precios populares. El Suquet de l'Almirall La cocina de la Barceloneta, tal y como se tiene que hacer hoy en día (lo más reconocido son los buñuelos de bacalao, pero si tienen calamarcitos, no os los perdáis). Gamba de la Costa Con muy buena materia —atención a gambas y calamares— esta casa de comidas renovada con muy buen gusto convence por la sencillez y honradez de su oferta. Fantástico pescado y marisco. Peixerot Aprovechando la fama y la calidad que siempre tuvo esta casa familiar, originaria de Vilanova i la Geltrú, un equipo entusiasta creó un nuevo concepto en la «city»: el club paella. Además de poder continuar degustando las bondades de la carta –caracterizada por arroces y pescados de calidad– los que tengan prisa o pereza para escoger pueden optar por un club, que consiste en un breve pica-pica y un arroz, con postres y vino a escoger a un precio cerrado. Fishop Este espacio, mezcla de tienda y restaurante, ofrece la posibilidad de comer buen pescado en pleno Passeig de Gràcia. Los platos, con la cocción justa, nos recuerda

Bares y pubs, Bares de tapas

Bares de tapas

Para muchos son una religión y una excusa para reunirse con amigos y pasar un buen rato. En estos bares encontraréis algunas de las mejores tapas de la ciudad Quimet i Quimet Lo dicen todas las guías del mundo y siento repetirme pero Quimet y Quimet es, bueno, para que te salten las lágrimas. Tienen cerveza propia, sirven el mejor vermut de grifo del planeta y ofrecen una variedad de vinos que llega hasta el techo. Todo este cúmulo de felicidad acompaña a unas tapas que harían resucitar a los muertos. La Esquinica Esta tasca aragonesa es un referente de la gastronomía popular de Nou Barris. No aceptan reservas (hay que coger número y esperar un rato en la calle con un letrerito que pone «salica de espera» colgando de un platanero). Camareros geniales. El Xampanyet El cava y el vermut riegan las tapas sencillas pero efectivas de este sitio que acoge tanto a turistas como a nativos. Las Delicias Poca gente va al Carmel si no es porque vive allí, y es una lástima porque hay más sinceridad es sus calles empinadas y en sus casas excavadas en la roca que en todo paseo de Gràcia. La terraza del Delicias se sujeta de milagro. Nace torcida y termina de la misma manera porque, como todo en el Carmel, está en una cuesta. ¿Y qué importa? Las desgracias se olvidan con un boquerón en la mano. Hacen unos calamarcitos buenísimos, ensaladas rusas de campeonato, bravas y una lista de tapas que siempre sirven con generosidad. Desde sus sillas se ve la entrada al parque del Guinardó. Podréis hac

También te gustará

Restaurantes

Dónde comer barato

Os ayudamos en la dura tarea de encontrar un lugar bueno y barato para comer en Barcelona con esta selección de los 10 mejores restaurantes económicos de la ciudad. ¿Crees que falta algún restaurante económico importante? Dínoslo en los comentarios de abajo. Àpat Comer bien a precios razonables sería una entelequia en Barcelona si no fuera por casas como Àpat: su menú de mediodía sorprende y gusta. De noche es una fiesta, con invitados como el morro de bacalao confitado con manzanas o los estofados de garbanzos de l'Anoia. Granja Mabel Esta granja familiar, se modernizó al pasar de padres a hijos dando lugar a uno de los mejores menús de mediodía de la zona de Marina. Por menos de diez euros, ofrecen cuatro primeros y cuatros segundos diarios de materia humilde pero tratados con un gran saber hacer y originalidad. Un ejemplo son los macarrones al revés, rellenos de pollo y bechamel. Todo un poder fáctico en la zona. Lluís de les Moles Para hacer un menú que es más que un menú en una pequeña calle junto a la plaza Catalunya. Con tantos platos para escoger que comer de menú parece casi comer a la carta. Alerta, sólo al mediodía y sin bebida. Su timbal de patata y butifarra negra ya es un clásico. Himali El entrañable nepalí que lo lleva desde hace casi una década no cambió la decoración del antiguo propietario, y pintó puntos budistas sobre los retratos de Joan Manel Serrat, Salvador Dalí y Montserrat Caballé que están dibujados en las vidireras. Una imagen surrealista que mere

Restaurantes

50 mejores restaurantes

Barcelona es una de las mejores ciudades del mundo para comer y beber. Esto lo sabemos quienes vivimos aquí, y también los profesionales de la gastronomía que año tras año premian nuestros fogones con distinciones que alzan la ciudad en el podio de la buena comida internacional. La oferta es variada, de calidad, monumental: desde el pequeño bar de tapas de toda la vida, hasta los restaurantes con estrellas Michelin. Aunque el reto es difícil, nos hemos propuesto seleccionar los 50 mejores restaurantes, aquellos con los fogones más fiables de la multitud de buenas mesas barcelonesas. No le demos más vueltas: aquí tenéis los 50 restaurantes que no os fallarán nunca. Buen provecho. Lo más visto Las mejores escenas de sexo del cine La relación especial que tiene el cine con el erotismo -que sitúa al espectador en la posición privilegiada del 'voyeur'- ha sido objeto de diversos estudios académicos (sobre todo por parte de feministas). Tal y como se vio con el jaleo creado por 'Nymphomaniac', la línea que separa las escenas de sexo de la pornografía es muy fina y poco definida en algunas ocasiones. Pero dejémonos de teorías por un rato y observemos cómo hacer el amor -hetero, gay, bi...- se ha llevado a la gran pantalla durante todos los tiempos. No os perdáis las escenas que han hecho subir la temperatura en los cines.  También te gustará Restaurantes románticos 13 restaurantes para impresionar a nuevas conquistas y conquistar a parejas poco impresionables El Pla Sólo hace falt

Advertising
Restaurantes

Restaurantes románticos

13 restaurantes para impresionar a nuevas conquistas y conquistar a parejas poco impresionables El Pla Sólo hace falta que paséis por delante para comprobar que el Pla es el restaurante íntimo por definición. La llegada entre callejuelas oscuras y húmedas del Gòtic nos prepara para un local dibujado con luz tenue y bien dirigida, decoración informal pero elegante y una cocina de criterios similares. Los vinos y los postres no desentonan y superan el nivel. Le Cucine Mandarosso Comer sí, pero cenar en el Cucine Mandarosso con un amigo o un familiar puede resultar extraño. Muy extraño. Porque emana un no sé qué íntimo y acogedor que parece hecho a medida de una cita romántica. Pero todo sutil, casual, con mobiliario retro, productos y libros en los estantes. Y una cocina italiana que es por sí sola el súmmum de la sensualidad. Si todavía no han quedado claras tus intenciones, Le Cucine te ayudará. Torre d'Alta Mar En esto de la seducción y la pareja, el factor sorpresa y cierta picardía pueden marcar un punto de inflexión. Recibir a la pareja con ropa interior y la rosa en la boca es una posibilidad. Pero invitar a un restaurante situado en la torre del teleférico es un puntazo, ya que es un capricho absurdo en sí mismo… Es momento de desplegar toda la artillería pesada para decirle “Soy un muerto de hambre, pero por ti me vendo un riñón”. Celler Can Recasens Una antigua tocinería de barrio pasó, hace 10 años, a convertirse en el local de degustación de estética modernista, con

Restaurantes, Cocina creativa

Restaurantes con estrella

Barcelona sigue estando al frente de la vanguardia gastronómica internacional. Y entre la amplísima oferta de restaurantes de calidad en la ciudad destacan 23 afortunados: los que tienen el honor de haber recibido una (o dos) estrellas Michelin. Si el bolsillo os lo permite y os queréis dar un homenaje, aquí tenéis una lista con los 23 restaurantes 'estrellados' de Barcelona. ¡Que aproveche!   Restaurantes con dos estrellas Moments El hijo de Carme Ruscalleda, Raül Balam, ha alcanzado la segunda estrella Michelin con este restaurante de hotel 'top'. Como el restaurante materno Sant Pau, el concepto es una impecable cocina innovadora pero muy catalana, con platos como el fricandó de ternera con senderuelas o las gambas del Maresme con pétalos de tomate confitado, bouquet vegetal y piñones tostados. Dos estrellas Michelin. Enoteca El chef Paco Pérez consiguió dos Michelin por el Enoteca –ya no es el otro restaurante del hotel Arts, es un peso pesado en Barcelona por méritos propios– y también vio cómo su Miramar de Llançà ha recibido la segunda estrella Michelin. Poca gente transporta el sabor del mar a la alta cocina como lo hace él: este exquisito cocinero, lacónico en palabras, habla con la imaginación y el oleaje del mar. La elevación que ha hecho de las ‘espardenyes’ merecen un capítulo en la cocina de vanguardia catalana, y sus arroces contentan por igual a la clientela bulliniana y a los fundamentalistas del corpus de la cocina catalana. Rendirse a la fragancia de su arr

Advertising