Las mejores tortillas de Barcelona

Pasaros al 'Tortiller': Los mejores locales de la ciudad donde comer el plato con más huevos
La-Ceba-6462.jpg
La Ceba
Por Marcelo Aparicio
Advertising

La mejor red social es la que se establece compartiendo una buena tortilla: un plato universal, económico y sencillo que puede convertirse en un placer de alto voltaje si nos lo comemos en el lugar idóneo.
Si es cierto que hay que tener huevos para hacer frente a la crisis, nada mejor que tener siempre a mano los elementos básicos de una buena tortilla: patatas (mejor agrias) cebollas (las más dulces, mejor de Figueras) y huevos (los más frescos, y si es posible ecológicos). Pero la tortilla de patatas y cebolla no se limita a este panorama. Somos muchos los que consideramos que la mejor tortilla de Barcelona no sale de un restaurante especializado, sino del genio, la personalidad y la mano de Carmen Erdocia, propietaria y chef de Taktika Berri: su tortilla de poca patata y cebolla confitada y la de bacalao destacan con creces en el panorama tortillero de la ciudad. Son sublimes.

Aunque, si se quiere conocer la verdadera dimensión que puede asumir ese mundo de sartén, huevo y aceite, sólo hay que recurrir a una enciclopedia. La que escribió Joan Antoni Miró: su libro L'art de fer truites (Andana) que pone en práctica diariamente. Alma del templo Les Truites, Miró abrió este restaurante hace unos 27 años, cuando vino de Ordal, su pueblo natal del Penedès. "Empecé con una tortilla y me fui animando al ver el panorama que se me presentaba", dice orgulloso. En este sencillo y agradable local de la zona alta de la city, se puede probar la más ingeniosa variedad de productos elaborados a partir del huevo. Aquí sí que el huevo ha sido antes que la gallina...

Pero lo más interesante es que, además de ser artísticas, las tortillas que prepara Miró son mucho sabrosas y de sabias y originales combinaciones. Diariamente, sirve un surtido de las del día a 7,90 euros, un plato que está incluido en el menú diario de 11,30 euros. La de alcachofas, la de berenjena y queso cheddar y la de guisantes rellena de jamón y queso, una obra de arte y que se ha de saber hacer, son algunas de las que tienen más éxito. También se pueden hacer por encargo, según capricho y las ideas del cliente. I como caprichosa, la de caviar, cangrejo y salmón ahumado, y como exquisita, la tortilla con jugo de Aragón. Una de original: la de xató. También hay de postre, como la de cerezas y la de plátano. A Miró se la dan bien las tortillas, y además no le falta imaginación. Sus tortillas son de autor, sabrosas, variadas, originales.

Donde también se encuentra una variedad inimaginable de tortillas, insertadas en menús muy atractivos con otros platos bien logrados, es la tortillería La Ceba, de Gràcia. Ha hecho 28 años de camino de la sabia mano de Isabel, que la abrió, precisamente, un día de Sant Jordi. Para empezar, La Ceba tiene un menú de presentación llamado Somiatruites, para los de gastar poco: por 6,50 euros ofrece una tortilla más tostada y agua, refresco o cerveza, y se puede elegir entre 50 tortillas. En su carta tienen tortillas marineras, entre las que destacan la de gambas, champiñones, ajo y perejil y la de atún, tomate y cebolla.

Hay para quienes buscan emociones fuertes, como las tortillas de montaña, entre las que se encuentra la de sobrasada, champiñones, ajo y perejil, y la de morcilla y alubias, por cuerpos resistentes. La variedad más grande proviene del huerto: la de alcachofas es la más solicitada, con la de champiñones, cebolla y queso. Isabel relata que también gusta mucho la de calabacín, cebolla y quesos, y la de patatas y jamón. Y una de curiosa, para atrevidos: la de arroz, champiñones, cebolla y queso. Salvo alguna marinera y la de alcachofas (7,95 euros), el resto cuestan 5,45 euros. Además, este lugar tan personal ofrece una buena selección de platos de la cocina catalana, entre los que destaca un delicioso fricandó y varios bacalaos, que si uno es bueno, el otro aún mejor, y diferentes fórmulas de menús y tostadas que lo hacen atractivo para el bolsillo joven.

Históricamente, hay una tortillería pionera: Flash Flash. Nació hace casi 30 años siendo de 'diseño'-que perdura intacto-y hasta se ha extendido a Madrid y Valencia, repitiendo éxito. Además de experiencia y veteranía, hay un excelente y amabilísimo personal que recibe a todos con una sonrisa, simpatía y buen hacer poco extendido por la city, y menos en este barrio. Lejos de ser un lugar elitista, aún conserva un aire bohemio, gracias a su habitual y buena costumbre de atender hasta tarde. Allí se pueden encontrar desde aficionados al fútbol que llegan después de algún triunfo en el Camp Nou, gente que sale del teatro, noctámbulos empedernidos que aún siguen iniciando sus rondas nocturnas con una buena tortilla o excelentes hamburguesas, o políticos y personajes mundanos. Naturalmente, disponen de una gran oferta de tortillas, acompañadas por un óptimo pan de cristal con tomate. Muy buena cerveza, bien tirada, un hecho que también se agradece. Muy buen ambiente.

Info práctica

Restaurantes

Taktika Berri

icon-location-pin Eixample

Esencia vasca, sencillez, tradición y producto (no hay manera de encontrar mesa). El tronco de merluza o el chuletón de buey son inapelables, y también disponen de una de las mejores barras de pintxos de la ciudad.

Restaurantes

Les Truites

icon-location-pin Sarrià - Sant Gervasi

Joan Antoni Miró es un gurú de la tortilla: abrió este restaurante en 1985 y desde el principio se centró en la tortilla. Aquí podréis probar sencillas obras de arte gastronómicas, como la tortilla de caviar, cangrejo y salmón ahumado; e incluso tortillas de postre, probad la de cerezas y plátano.

Advertising
Restaurantes, Catalana

La Ceba

icon-location-pin Gràcia

Toda una institución en Gracia: este restaurante ya hace más de un cuarto de siglo que la carta tiene más de 50 variedades de tortilla. De montaña, marineras o de huerta, imaginad una tortilla y os la pondrán en la mesa. Y si no la tienen, os la harán.

Restaurantes, Mediterránea

Flash-Flash Truiteria

icon-location-pin Sarrià - Sant Gervasi

Si queréis una buena tortilla, éste es el lugar. También es muy aconsejable para comer a deshora. Hay que probar la receta secreta de hamburguesa de la casa.

También te gustará

Bocadillos de vicio

Aunque parezca sencillo, hacer un buen bocadillo, diferente, elaborado y con buenos ingredientes, no es una medalla que se pueda colgar cualquiera ¿Crees que falta algún lugar de bocadillos importante? Dínoslo en los comentarios de abajo. El Kiosko Brad Ainsworth, el chef que propulsó la hamburguesa gourmet en Barcelona con el minúsculo Bacoa, también abrió Kiosco, el mismo concepto pero un espacio más amplio y cómodo, abierto a la calle. Probad cualquiera de sus deliciosas recetas y la salsa especial chutnet con sus patatas caseras y ya me diréis. Can Conesa Es un clásico capaz de provocar largas colas en la plaza de Sant Jaume. Sus bocadillos lo merecen, probad el caliente de roquefort, el de cocido y salsa de Marta y los frankfurts, también para celíacos. Carrot Café El lugar definitivo de bocadillos de Sant Martí: disponen de cuatro tipos de panes distintos hechos a medida, que se aplican en recetas tan sugerentes como el de atún a la plancha con mahonesa de wasabi, o un muy catalán bocadillo de pan de coca con butifarra negra y alioli. También hacen hamburguesas, buenas y generosas, y tienen una carta de más de 40 cervezas de todo el mundo. Y un pastel de zanahoria casero, claro. Sagàs Los hermanos Rovira, con estrella Michelin en el restaurante-masía Els Casals de Sagàs, se han instalado en Barcelona. Practican el noble arte del bocadillo gourmet, relleno de la carne y la verdura que ellos mismos producen en su granja del Bages. Merece la pena probar delicatessen como e

Restaurantes

Hamburguesas: la lista definitiva

Los locales que hacen de la hamburguesa un placer gastronómico Es un hecho: Barcelona es territorio de hamburguesa gourmet. En los últimos cuatro años, tomando como zona cero de la hamburguesa 'premium' la apertura del Bacoa, el goteo de aperturas dedicadas al buen panecillo cárnico es incesante. Es una moda, sí, pero es una moda que aplaudimos: cuando pase esta locura, quedarán funcionando las buenas direcciones. Y cada vez hay más diversidad y matices en el asunto. Desde Time Out hemos seguido muy de cerca el fenómeno, y esto nos autoriza a ofreceros el listado definitivo de hamburguesas de Barcelona. Bacoa La sede central de la pequeña cadena de hamburgueserías gourmet, pionera del tema en Barcelona, se traslada a Ronda Universidad, y la madre pasa a llamarse Little Bacoa. El nuevo Bacoa es enorme, pero mantiene la informalidad y excelencia marca de la casa. Novedades? Ainsworth apuesta por el km 0: cada trimestre ofrecerá una hamburguesa con productos de proximidad, como por ejemplo con alcachofas del Prat, y aparte de los clásicos de la casa ofrecerá hamburguesas exclusivas del Bacoa grande, como la de san Jacobo, lomo ibérico y jamón serrano contra el queso manchego empanados con panko, pan rallado japonés. El Kiosko Brad Ainsworth, el chef que propulsó la hamburguesa gourmet en Barcelona con el minúsculo Bacoa, también abrió Kiosco, el mismo concepto pero un espacio más amplio y cómodo, abierto a la calle. Probad cualquiera de sus deliciosas recetas y la salsa especia

Advertising
Bares y pubs, Bares de tapas

De pintxos por Barcelona

Los pintxos son "propiedad" del País Vasco y Navarra, pero en Barcelona también hay lugares con largas barras repletas de estas pequeñas delicias sobre pan. Desde los clásicos a los más elaborados. Reserva en los restaurantes más populares Àpat En la búsqueda permanente para encontrar sitios donde la relación entre la comida ofrecida y el precio de la cuenta final tenga cierta consonancia, hemos vuelto a poner a prueba el Àpat, donde un equipo dirigido por Oriol Vicente demuestra diariamente, a mediodía, que es posible comer bien, de menú y a un precio razonable, 14 euros. Es un menú variado diariamente y que en su propuesta da juego para no aburrir ni decir “siempre lo mismo”. Ahora, con la crisis, muchos se han volcado en ofrecer menús a mediodía y por la noche, pero no siempre acertados. Esto aquí no sucede. No se trata sólo de ofrecer un precio tentador. Hay que tentar con los platos que se ofrecen y por eso hace falta mucha profesionalidad y saber hacer. Uno de los días de visita pudimos ver que el menú ofrecía cinco primeros, cinco segundos y tres postres, con agua mineral o cerveza o refrescos o copa de vino o cava. Encontramos una pasta fresca rellena de tomates secos y alcaparras con salsa a la pizzaiola, un mezclum de lechugas con apio, nueces, peras y vinagreta de yogurt, raviolis de exquisito relleno y bien acompañados por una salsa harmoniosa. Entre los segundos, un lomo de buey Cafè de París, con patatas pont neuf confitadas y un arroz picante de berberechos y

Bares y pubs, Bares de tapas

Los mejores bares de tapas

Para muchos son una religión y una excusa para reunirse con amigos y pasar un buen rato. En estos bares encontraréis algunas de las mejores tapas de la ciudad Quimet i Quimet Lo dicen todas las guías del mundo y siento repetirme pero Quimet y Quimet es, bueno, para que te salten las lágrimas. Tienen cerveza propia, sirven el mejor vermut de grifo del planeta y ofrecen una variedad de vinos que llega hasta el techo. Todo este cúmulo de felicidad acompaña a unas tapas que harían resucitar a los muertos. La Esquinica Esta tasca aragonesa es un referente de la gastronomía popular de Nou Barris. No aceptan reservas (hay que coger número y esperar un rato en la calle con un letrerito que pone «salica de espera» colgando de un platanero). Camareros geniales. El Xampanyet El cava y el vermut riegan las tapas sencillas pero efectivas de este sitio que acoge tanto a turistas como a nativos. Las Delicias Poca gente va al Carmel si no es porque vive allí, y es una lástima porque hay más sinceridad es sus calles empinadas y en sus casas excavadas en la roca que en todo paseo de Gràcia. La terraza del Delicias se sujeta de milagro. Nace torcida y termina de la misma manera porque, como todo en el Carmel, está en una cuesta. ¿Y qué importa? Las desgracias se olvidan con un boquerón en la mano. Hacen unos calamarcitos buenísimos, ensaladas rusas de campeonato, bravas y una lista de tapas que siempre sirven con generosidad. Desde sus sillas se ve la entrada al parque del Guinardó. Podréis hac

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com