Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Los 50 mejores restaurantes de Barcelona: cocina italiana

Los 50 mejores restaurantes de Barcelona: cocina italiana

Una selección de 5 establecimientos para comer las especialidades más deliciosas de Italia sin salir de Barcelona

Advertising

La mejor cocina italiana

La Briciola
© Ivan Giménez
Restaurantes, Italiana

La Briciola

icon-location-pin Sants - Montjuïc

Si alguien puede ondear con todo el derecho del mundo la pizza en Barcelona son ellos. Pino Prestanizzi (calabrés) y Patricio Sodano, de Nápoles, abrieron, en 1989, La Briciola. Era un momento en que "sólo había una pizzería en la ciudad, e ir a cenar al italiano era signo de distinción", rememora Pino. El tiempo aquí se ha detenido, pero para bien: han mantenido el nivel y ellos trabajan con todo el producto, incluyendo el agua, de Nápoles. Y la decoración es demasiado auténtica para tacharla de kistch. La pizza Campione -salami picante, rúcula, queso de cabra, achicoria, orégano y parmesano- nos recuerda lo bien que lo hacen. Han optado por la pizza fina, crujiente, nada de napolitana baratita, que ya circulan muchas: "No hay nada peor que una pizza gomosa y poco hecha que te repita", dice Pino.

Restaurantes, Italiana

Meneghina

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Este encantador restaurante italiano ofrece cocina casera y pasta de calidad. Vale la pena visitarlo por entrantes como la burrata fresca, o pasta muy buena: 'linguine' con tomates cherry y albahaca o papardelle al ragú, por ejemplo.

Advertising
Restaurantes, Italiana

Xemei

icon-location-pin El Poble-sec

No es lo mismo decir “hoy hemos cenado en un italiano” que “hoy hemos cenado en un veneciano”. ¡Todavía hay categorías! Cuando, en el Poble-sec, abrieron el Xemei, este inciso se hizo imprescindible. Los gemelos –xemei, en dialecto veneciano– Stefano y Max Colombo llevaron a Barcelona una cocina transalpina que superaba de una vez los macarrones a la boloñesa y las pizzas quattro stagioni. Llegaba el pescado tal y como lo cocinan en el Véneto, y teníamos que aprender qué son las sarde in saor o el baccalà mantecato: otra cocina italiana era posible.

Le Cucine Mandarosso
©MariaDias
Restaurantes, Italiana

Le Cucine Mandarosso

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Si no se puede ir a Italia con cierta periodicidad, lo mejor es llevar Italia a tu ciudad. Cansado de restaurantes italianos que tienen tanto de italianos como yo, es reconfortante encontrar lugares como Le Cucine Mandarosso, un pequeño local que los cursis dirían que huele a 'nonna', y los no tan cursis, a cocina italiana. El local, además, tiene un encanto muy genuino y una decoración que se invita a la felicidad.

Advertising
Obe
© Maria Dias
Restaurantes

Obe

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Reconozco que hace tiempo que conozco bien Italia y sé del maltrato que suele sufrir la cocina italiana fuera de las fronteras transalpinas, y que era muy escéptico respecto a los restaurantes italianos de Barcelona. Pero primero el Xemei, y después el más modesto Piccola Cucina Italiana y ahora el Obe, me han hecho cambiar de idea. El Obe es un pequeño restaurante situado en la plaza de Santa Caterina, y la situación, en plena Barcelona del turismo a gran escala, hace pensar que este es un restaurante para turistas sin escrúpulos. Nada más lejos de la realidad. El Obe –que, por cierto, tiene un nombre que lleva a confusiones con la cocina japonesa– es un pequeño honesto restaurante italiano.

Time Out dice
Advertising