Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Ca La Nuri Platja
Foto: Ca La Nuri Platja Ca La Nuri Platja

Los mejores restaurantes de la Barceloneta

La mejor cocina del barrio marinero: paellas, arroces, marisco, cocina marinera y también otras propuestas para todos los bolsillos

Publicidad

En el barrio más marinero de Barcelona podéis encontrar mucha oferta gastronómica. Desde paellas, fideos y cocina marinera, a locales míticos de tapas, hamburgueserías y recetas de otros lugares. ¡Os ayudamos a escoger!

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • precio 2 de 4

Con una vista bonita frente al mar y junto al puerto de Barcelona, el 1881 del grupo Sagardi –toda una institución en cocina vasca en la capital– se erige como el restaurante del Museu d'Història de Catalunya. Arroces, marisco y pescado del Mediterráneo con recetas del País Vasco. No podían faltar las cocochas de merluza ni el bacalao a la brasa, dos tótems de la cocina del norte, como tampoco la media, en este caso de vaca vieja, de unos 400 gramos. Para coger fuerzas y asumir el festín que estáis a punto de experimentar, dirigíos a la terraza y dejaos imbuir por el espíritu marinero saboreando uno de los cócteles y vermuts mientras os acompaña la brisa embriagadora del mar.

  • Restaurantes
  • Española
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

Los barceloneses quizá no hacemos mucho caso, pero 7 Portes es uno de los restaurantes más antiguos de Barcelona y, aún ahora, es uno de los lugares de referencia en cuanto a buena cocina tradicional de nuestra ciudad. A la hora de elegir qué plato es el más representativo de esta casa, afloran las dudas: ¡hay tanto para elegir!

Los canelones trufados de fiesta mayor se pelean con los arroces de temporada y las sartenes para ver cuál es la receta de más éxito de este establecimiento. Pero no hay que llegar a este punto del recetario catalán para ver la buena cocina en el 7 Puertas: unos 'Sencillos' (no insustanciales) buñuelos de bacalao se vuelven un bien preciado en la mesa del comensal. Vale la pena ir para empaparse de la monumentalidad del espacio y por un servicio de los que ya no se encuentran. 

Publicidad
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Peruana
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

El ají es uno de los productos más utilizados en la cocina peruana, una guindilla alargada muy picante con muchas variedades diferentes. Es también un guiso muy típico, hecho precisamente con ají amarillo y que suele ser de gallina o de huevos. En el Ají de Barcelona se mezcla esta cocina más tradicional del Perú con la japonesa, es decir, hacen cocina nikkei y son uno de los máximos exponentes de la ciudad. 

Y nos rendimos al estilo y creatividad de la chef Alejandra Ormeño, que ha logrado un equilibrio fenomenal entre la voluptuosidad de Perú y la precisión de la cocina japonesa. Si el 'nikkei' en sí mismo ya es un estilo de fusión, ella innova dentro de ese marco con una cocina de autor que pone el pie en dos o más gastronomías por plato con naturalidad y acierto. Un ejemplo magnífico son unos fideos udon donde el caldo es un chupe de camarones que remite al 'suquet', y de picante medido aligerado por brotes de cilantro. O un 'hako sushi' –'ngiri' cuadrado hecho en caja– de innovadora receta: tartar de ternera con salsa de 'lomo saltado', el salteado de ternera peruano. El menú de mediodía posibilita disfrutar de esta cocina por 22 euros.

  • Restaurantes
  • La Barceloneta
  • precio 1 de 4

Una de las bodegas más auténticas de la Barceloneta. Antes, suministraba electricidad el barrio. Ahora, ofrece otro tipo de energía: buen vermut casero, tapas míticas y ambiente asegurado. ¿No os hace pensar en nadie el camarero? Bingo! El Robert de Niro barcelonés (Seguramente el más rápido sirviendo de la ciudad, se parece mucho al actor) os servirá la ensaladilla, que es la tapa más popular del bar, (patata, cangrejo y huevo), pero se nos ocurre una buena lista de otros manjares que hay que probar: tortilla de patatas, croquetas, queso manchego, embutidos curados ... En pleno fin de semana se hacen colas ¡para hacer el vermut! Y de vez en cuando, podréis sentir alguna banda rumbera. Para entender la evolución del barrio.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • La Barceloneta
  • precio 1 de 4

Con los años el Leo se ha convertido en un templo de peregrinación de la Barceloneta. ¡No puedes decir que eres 100% barcelonés si no has puesto un pie en este bar! Leo, la propietaria, es como una mamma italiana. Cuida el cliente como si fuera su propio hijo. Estas paredes, que homenajean el rumbero Bambino pero de las que también cuelgan instantáneas de vida de la propietaria y familia, ¡han visto de todo ya! La solera y el ambiente del Leo es fascinante. Música, cervezas, vermut y conversaciones interminables con la agradable propietaria te hacen estar pegado a este local: quieres volver un día y otro, a descubrir qué te espera. Puede parecer mundano, pero a menudo son las cosas más terrenales las que dan sentido en la vida, ¿no?

  • Bares y pubs
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

El Maracaibo tiene una deliciosa terraza en la esquina donde se acaba Via Laietana y empieza la Barceloneta. La excelente situación se corresponde con una carta de comida callejera que cubre todos los frentes: burgers y ensaladas sustanciosas, como la de pollo, tacos y pokes, y tapas contundentes: bravas, tequeños, nachos con gaucamole... Y alegría, brunch todos los días de 10 h a 17 h.

Publicidad
Barraca
  • Restaurantes
  • Marisco
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

Arroces de los de toda la vida en primera línea de mar. Mixto, paella, a banda... Quizás puede sonar demasiado tópico o arriesgado si hablamos de la Barceloneta y su oferta de restauración. No es el caso de la Barraca, uno de los restaurantes del grupo Tribu Woki. Una arrocería con estilo y cocina bien trabajada. Despuntan el arroz a banda con pulpo y alioli, la paella de arroz bomba, terminada con una picada, y la controvertida paella de verduras ecológicas. Sea como sea, comer una de estas fantásticas especialidades junto al mar es un plan que no se puede rehuir. Los entrantes son de pescado y marisco de la lonja, como no podía ser de otro modo a pie de playa de la Barceloneta.

 

  • Restaurantes
  • precio 1 de 4

Una taberna con sabor a pasado pero enfocada al presente. Venden vino a granel y encontraréis barriles y neveras de madera antiguas que denotan el buen gusto por las cosas de toda la vida. Es uno de esos lugares de la Barceloneta que destilan respeto por la tradición y se agradece que todavía queden locales así en el barrio. A la hora del vermut llena como antes, cuando los abuelos salían a pasear con los nietos y hacían el trago, justo antes del festín del domingo. Con todo, tienen el pie puesto firme en la actualidad. Ofrecen un buen surtido de birras artesanas, algunas de tirador, y a menudo hacen presentaciones. Buenos embutidos y quesos y tapas variadas para que piquéis con el alcohol.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

Situado frente al mar, justo debajo del pescado de Frank O. Gehry, está el Bestial, un restaurante con terraza de madera de diferentes niveles, olivos centenarios y vistas al Mediterráneo. Acompañad el aperitivo de tapas clásicas (calamares a la andaluza, gambas al ajillo) y de foráneas con toques contemporáneos (ostras con cebiche, tempura de langostinos con vinagreta de wasabi). Para comer o cenar, elegid entre platos mediterráneos de arroz y pasta muy marineros, carne y pescado. En las noches de fin de semana, el jardín del local muta en el Bestial Beach Club; podréis hacer la primera copa de la noche rodeados de la brisa antes de adentraros en los clubes de la zona.

Can Maño
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 1 de 4

Parece que entres en una casa particular de planta baja de la Barceloneta y que siguiera al comedor de casa de alguien. Pero no, de hecho, esás en una taberna de pescadores como las de antes. Así, de cara a barraca, es como trabajan en Can Maño. No busquéis florituras, ni fusiones, ni modernidad. Aquí es todo mucho más sencillo pero no por ello menos bueno. El pescado fresco se puede comer frito o a la plancha, con ajo y perejil. O lo compras o lo dejas. ni filigranas, ni cocciones complejas, ni guarniciones exóticas. Nos encantan las patatas fritas caseras que sirven: van buscadas en la ciudad. Las sardinas son un clásico en este local de la Barceloneta, punto de encuentro de curiosos venidos de todas partes.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Marisco
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

Nacido en 1957 y padre del Nuevo Ramonet, La Fresca y La Vinoteca, Can Ramonet sigue siendo la taberna insignia del grupo. Es la casa de los buenos arroces de toda la vida pero con un aire modernizado. La carta se mantiene a la altura, donde encontraréis éxitos de siempre como el arroz negro y la fideuá. Una de las nuevas propuestas es un sabroso y meloso arroz de rabo de buey con la atrevida intervención de mejillones, una apuesta arriesgada de óptimos resultados. Recordando la Barceloneta más marinera y popular, comeréis clásicos como callos con garbanzos o caracoles guisados: las recetas de la abuela Ramona. El menú diario, que es asequible, tiene una propuesta quizás algo más atrevida pero que se corresponde con el barrio marinero.

  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

El hermano mayor de La Mar Salada. Hace más de cien años que existe. ¿Garantía de éxito? ¡Sí! Desde hace unos años se presenta renovado con aires de taberna, pero fiel a los platos marineros de siempre. Ansiosos de arroz de calidad bien de precio, este también es vuestro sitio. Defensores del arroz para uno, también. A menudo lo encontraréis en el menú de mediodía sin tengáis que compartirlo por imperativo legal como ocurre en muchas cartas. De bogavante o capipota y langostinos, con gusto y distinción de textura del grano, ¡sublimes! La experiencia es un grado, dicen. Al mediodía, tienen un menú muy bien arreglado con platos muy redondos de pescado fresco que van a buscar todos los días al palco (lo tienen a cuatro pasos).  

Publicidad
  • Restaurantes
  • Braserías
  • precio 1 de 4

En Can Sardi triunfan los calamares con brócoli, el bonito con costra de pane carasau y la especialidad: las sardinas. Las hacen a la brasa, en escabeche y, si tienes suerte, quizá las encontrarás ahumadas con burrata. Para los que no sois muy sardineros, sabed que aquí tienen mucho talento para la plancha y que su caballa es irresistible. En este pequeño restaurante italiano forrado de azulejos antes andaluzas, en Pasquale y Fabrizio también despachan platos de pasta (raviolis de ricotta y escarola salteada con salsa de anchoas y piñones), carne (estofado de cordero), excelentes vinos (Cannonau) y grandes postres (tarta de queso con azafrán y reducción de mirto). Nunca Barcelona y Cerdeña habían estado tan cerca. 

Can Solé
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

El local del litoral barcelonés sigue con las velas bien desplegadas sin perder la esencia que le ha hecho famoso: la frescura de sus productos y unos arroces de bandera (Vázquez Montalbán dejó escrito que aquí hacen el mejor arroz caldoso del Mediterráneo ). Es el reino del arroz marinero con el mejor producto: cangrejo real, vieiras, buey de mar y alpargatas acompañan a un grano inmejorable. ¡Atención al apartado de guisos y de cocina de la abuela! Un ejemplo de la fama de la que disfruta lo encontraréis en el muestrario de fotos de artistas que han pasado por sus mesas: Miró, Dalí, Antoni Tàpies, Josep M. Sagarra, Josep Pla, Sara Montiel y Joan Manuel Serrat.

Publicidad
El Vaso de Oro
  • Restaurantes
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

Es uno de los grandes clásicos locales de tapas de la Barceloneta que cuenta con camareros uniformados con la vestimenta clásica, un detalle difícil de encontrar hoy en día en la ciudad. Hágase un lugar en la barra para ver cómo sirven, puro espectáculo y ejercicio de nostalgia de los bares de toda la vida. Quedan pocos. Aparte de ser uno de los lugares de referencia donde tiran bien la caña en Barcelona, también hay disfrutará de tapas de siempre como bravas, pimientos de Padrón, ensaladilla, y otros más marineras como gambas, almejas y chipirones, como manda en un histórico barrio de pescadores. el plato estrella y que arrastra muchos adeptos entre la clientela es el filete con foie.

Enoteca Paco Pérez
  • Restaurantes
  • Marisco
  • La Barceloneta
  • precio 4 de 4

El mar en los fogones de un dos estrellas Michelin es, dicho en pocas palabras, emoción pura en cada bocado. La carta de este magnífico restaurante está llena de ingredientes de primera fila con mucha técnica: la técnica de un gran chef que ya hace tiempo que demuestra su dominio sobre todo lo que procede del mar. Paco Pérez transporta desde el Cap de Creus hasta la capital catalana sus creaciones ingeniosas basadas en el pescado y el marisco, y maravilla a los comensales con delicias como la ensalada de bogavante con tomates y coral, o un lenguado a la meunière de codium con 'dumplings' de camarón que os hará caer de culo. Desde el Hotel Ars, os comeréis el Mediterráneo tal como lo entiende Paco Pérez, y alucinaréis con todos los matices creativos que aporta este gran chef.

Publicidad
  • Restaurantes
  • La Barceloneta
  • precio 1 de 4

¡Tapas, tapas y más tapas! La lista de clásicos aquí es interminable. Desde la ensaladilla, con pimiento asado, una de las más top de Barcelona, ​​hasta las raciones que no fallan nunca en un lugar así: albóndigas, bombas, bravas, pececillo frito, croquetas (uno de los recomendados!) ... y tantas y tantas otras tapas que hacen de este bar un templo de la tapa popular tanto para vecinos del barrio como para turistas que quedan maravillados sólo de poner un pie. Además, tienen una carta de recomendados donde podréis encontrar desde un gazpacho hasta un carpaccio de mojama más que buenos! Hace más de 60 años que existe y esto se nota en su arquitectura, presidida por la barra original de madera.

La Cova Fumada
  • Restaurantes
  • La Barceloneta
  • precio 1 de 4

La Cova Fumada es un fenómeno que supera el ámbito gastronómico. A las 15 h cierran los portales. Quien no está en la lista de Josep Maria Solé, no entra. Dice que en su casa es donde nació la famosa bomba de la Barceloneta. A juzgar por las riadas de gente que concurren es, seguramente, la mejor. Pero damos fe: mezcla magistral de patata y carne con salsa picante y alioli. Ligera, no cansa. Y ¿de dónde sale el nombre? "Un día un vecino que se llama Enric la probó y dijo: 'Esto es la bomba". Para vosotros, historiadores de lo cotidiano. Nos encantan los garbanzos con calamares, el capipota, las sardinas ... Ahí compartes mesa con desconocidos y hay buen ambiente, como en las mejores tabernas. Que no muera nunca.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 3 de 4

Mar Salada es un triángulo bien definido: Marc Singla (chef), Albert Enrich (pastelero) y Marta Cid, heredera de Can Ros y la capitana, que dirige el comedor con simpatía. Si vais desesperados buscando arroces auténticos por la Barceloneta, ¡paraos en ella! Os hacen uno de los mejores de la ciudad. Pero es que, además, os habréis topado con una de las cocinas marineras más excelentes del barrio. Cada día van a buscar a la lonja el pescado que sirven, y al mercado, lo que necesitan para seguir sorprendiendo, aunque algunos platos como la ensalada de pulpo, el risotto con base de suero de parmesano, el cheesecake con mango y la espuma de crema catalana no los pueden sacar de la carta. Para nada el chef, Marc Singla, trabajó en el Bulli.

  • Restaurantes
  • precio 1 de 4

No todo son restaurantes de arroz en la Barceloneta. La Peninsular pone el énfasis en el producto de proximidad y ecológico. Forma parte del movimiento Slow Food y su creador, Sergio Gil, es presidente de la asociación Barcelona Restaurants Sostenibles, lo que quiere decir que aquí se come comida buena y saludable. Bodega gastronómica, dicen ellos, y juegan con la intención de recuperar la cocina de la Barceloneta preolímpica, la auténtica, la de los guisos y el producto fresco sin fusiones. El caso es que el pescado siempre está recién llegado de la lonja: más fresco, imposible. Tapas y vermuts, tortillas de patatas, croquetas... y todo de procedencia muy cercana a la ciudad. Cocina buena y ecológica cerca de la playa.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 2 de 4

Los que dicen que la cocina marinera es más sabrosa cuanto más cerca estás de las olas del mar tienen toda la razón del mundo. En Platja Ca La Nuri, con una historia restauradora familiar que se remonta a mediados del siglo pasado, lo podréis comprobar a pie de playa. Probaréis deliciosas tapas de calamares a la andaluza, buñuelos de bacalao, mejillones a la plancha, platos principales de pescados a la brasa, fideuá y arroces clásicos (paella, negro, mar y montaña); todo servido con la brisa del mar y rayos de sol. Un clásico del barrio, con terraza con vistas incluida, que nunca pierde actualidad. Además, es una opción a tener muy en cuenta para celebrar comidas de grupo.

  • Restaurantes
  • precio 2 de 4

Nació en 2008 como hermano pequeño del mítico Somorrostro, pero ha ido creciendo hasta que se ha comido al mayor. Con el hermano mayor convertido en una pizzería, la lógica de cocina sencilla, honesta, de temporada y km 0 y en buena parte ecológica que tenía Somorrostro la ejecuta ahora La Violeta en un formato más reducido, más de tapas y raciones, y con una gran carta de vinos naturales. Aunque cambian mucho la propuesta –es lo que tiene seguir las temporadas– hay clásicos que con los años los clientes esperan ya: el sorprendente pulpo con hummus y chorizo, el cebiche de huevos de tortilla, las bravas y los pies de cerdo . Un pequeño bar que te hace sentir como en casa, por trato y propuesta.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • precio 2 de 4

Situado a los pies del hotel W, justo en el apéndice de la Barceloneta, este 'nuevo concepto de chiringuito', como lo llaman, tiene una terraza con vistas espectaculares al mar y al barrio. Desde aquí se tiene la sensación de estar en una bahía. El grupo Tragaluz rinde homenaje a los auténticos establecimientos preolímpicos que se encontraban a pie de playa con una cocina sencilla y muy bien hecha; tapas marineras (pececito frito, berberechos a la brasa con Espinaler), ensaladas, arroces (espectacular el arroz negro de sepionetas y alcachofas), carne y pescado fresco a la parrilla. Es el lugar ideal para plantearse si tiempos pasados fueron mejores o si las cosas simplemente deben cambiar. Buena música y gente 'cool'.

Torre d'Alta Mar
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • La Barceloneta
  • precio 4 de 4

Más allá de la cocina, ir a cenar a la torre del teleférico tiene un punto romántico, con una vista espectacular de Barcelona y el mar. La Torre de Alta Mar es cocina mediterránea y de pescado con toques modernos en un ambiente distinguido. Hay que decir que subir langostas, aceite y vinos a 75 metros de altura no es fácil ni barato, así que intentad llevar el bolsillo lleno a la hora de pedir la cuenta. Trasladar el glamour del emplazamiento del restaurante se convierte en platos como el cochinillo ahumado –servido en una especie de urna de cristal que cuando se levanta saca humo del plato– y una merluza en el pil-pil con una cubierta de plancton. Dejad espacio para los postres ya que os esperan delicias como el lingote de chocolate en tres texturas: guanaja, jivara y praliné.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad