Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Barcelona icon-chevron-right Los mejores restaurantes de pollo de Barcelona

Los mejores restaurantes de pollo de Barcelona

El pollo está de moda: en estos restaurantes encontraréis las mejores aves de Barcelona, preparados en todas las cocciones y variedades imaginables

La Brochette
1/2
© Maria DiasLa Brochette
A Pluma
2/2
A Pluma
Advertising

¿Recordáis a Carpanta? Quién podía morder un pollo asado a finales de los años cuarenta era un afortunado. Después llegaron los primeros asadores: eran un emblema de modernidad y se democratizó el ave deliciosa. De golpe y porrazo, todo el mundo con cuatro duros en el bolsillo se metía entre pecho y espalda un cuarto de pollo, patatas y vino espumoso. Hoy en día hay una pequeña corriente de restaurantes/asadores que rinden homenaje al humilde pollo que tanta hambre nos quitó, en versión gourmet. Y quien dice pollo asado dice canelones o croquetas: dos especialidades que también se popularizaron en las pollerías primigenias.

RECOMENDADO: Dónde comprar los mejores pollos a l'ast de Barcelona.

Pollos que no olvidaréis

Restaurantes, Catalana

A Pluma The Chicken Gourmet Place

icon-location-pin Sant Gervasi - Galvany

¿De qué va? Esta es la visión del pollo asado de Eugeni de Diego, uno de los antiguos jefes de cocina de elBulli. De Diego, respetuoso con la tradición popular dominical, vio como el sector del pollo asado no se acababa de actualizar. Pues lo ha hecho él.

¿Y esto como se come? En un local inspirado en las primeras pollerías que hubo en Barcelona, ​​encontraréis lo que él llama pollos caprichosos: cocinados durante dos horas con horno Josper, híbrido de horno de cocción lenta ​​y brasa de carbón. Además, está marinado con limón, tomillo y otras especies mediterráneas y acompañado de patatas asadas, bañadas en el jugo del pollo.

¿Pero aquí no me clavarán? A precios razonables: por 8,50 medio pollo con patatas -que también pueden llevar salsa de mole o curry rojo, en lugar de alioli- y por 13 el bicho entero. Caña bien fría a 1,50 €. Y como en las asadores tradicionales, no se olvidan de los canelones: uno muy grande de manzana golden asada y foie gras fresco a la brasa, todo ello cubierto con una ligera y cremosa bechamel. Las croquetas también son de traca.

La Turuleca
© Irene Fernandez
Restaurantes, Peruana

La Turuleca

icon-location-pin Sants - Badal

¿De qué va?  En la Turuleca –un peruano popular y pollería– la intención es "ofrecer un producto cien por cien peruano y asequible con la calidad del Ceviche 103", explica uno de los socios, Alex Luna. La situación es estrategia y filosofía: La Turuleca no está el Born, sino en Badal. Pensábamos que tendríamos una mayoría de clientes peruanos, pero no ", apunta Luna. Ofrecen un menú de mediodía, muy asequible, (bebida y postres, 11,90 €, siempre con pollo a l'ast a la peruana como segundo), trabajado con la misma calidad que el de la casa madre y donde prima la fidelidad al recetario criollo, por encima los toques de autor del Ceviche 103.

¿Pero el pollo vale la pena? Conviene no olvidar que esto tiene espíritu de asador. No falta nunca un pollo a la brasa Josper que ha pasado la noche con veinte especies. Su pechuga tiene todo el sabor que le falta al peor recuerdo que tenga de un pollo asado, y con ensalada y unas patatas extraordinarias (¡cuarto de pollo a 4,90 € para llevar!).

Advertising
La Brochette
© Maria Dias
Restaurantes, Mediterránea

La Brochette

icon-location-pin Eixample

¿De qué va? El valor de La Brochette, restaurante especializado en pollo, es haber recuperado el placer de comer el ave que idealizó la posguerra: una clásica ensalada Cèsar, unas croquetas, unos canelons, un tajín, una morcilla, una hamburguesa, un cuscús, una brocheta con berenjena picante... El pollo tiene múltiples puertas para entrar en el paraíso.

¿Vale la pena? Pedid el clásico: medio pollo al ast macerado en especies. El ave resulta fantástica, intensa de gusto y de aromas. Para acompañar el plato, pido un wok de verduras. Un placer, aunque alguien pueda pensar que se trata de un menú de dieta. La sencillez al poder. La Brochette es un restaurante sin grandes pretensiones y por eso es muy recomendable. El pollo merece llegar a los reinos celestiales.

Time Out dice
Restaurantes, A la brasa

Chez Cocó

icon-location-pin Eixample

¿De qué va? Quienes quieran recuperar el placer del pollo asado dominical, tan maltratado habitualmente, el asador Chez Cocó es su opción. Con aires recargados y señoriales –esto es como comer en el Orient Express con espacio, una delicia– este restaurante sobresale en el arte de rustir cualquier ave incluso piezas de caza mayor y menor.

¿Sólo se come pollo? Aquí convien conviven el pollo a l’ast con la becada –cima de la cocina de caza, preparada según los cánones– y otras delicias avícolas. Imperdibles la extraordinaria pularda de los Casals de Sagàs hecha en cocotte –una raza del Penedès que los hermanos Rovira han castrado, con resultados incomparables– y el pollo de Bresse, considerado el mejor pollo del mundo, con una carne firme, llena de sabor y personalidad. En definitiva, un asador de lujo.

Advertising
Gringa
© Maria Dias
Restaurantes, Mexicana

La Gringa

icon-location-pin Ciutat Vella

¿De qué va? Para los 'freaks' del bocadillo de pollo frito, una rara avis que cuesta encontrar en Barcelona, a menos que te guste la mutación rebozada que venden en KFC, la muerte de The Chicken Shop supuso la pérdida de su sándwich de pollo frito, un vacío irreparable en la ciudad ... Y que viene a llenar La Gringa: un restaurante de tacos informal que han abierto los responsables del food truck Eureka, en los límites del Raval.

La estrella es: un bocadillo de pollo frito que desapareció del plato en cuestión de segundos ... Col morada, pepinillos, pan de brioche artesanal, lima, una cortina de queso cheddar fundido, salsa chipotle y una teja de pollo con una costra de fritura perfecta, casi sexual. El trozo de ave no es ni demasiado grueso, ni demasiado grande. ¡Q acierto!

Bares y pubs, Coctelerías

Two Schmucks

icon-location-pin El Raval

Los dos 'schmucks' (gilipollas, literalmente) son de Suecia ( (Moe) y de Londres (AJ). Abrieron un bar de café, coctelería y 'brunch' en construcción. Ahora ofrecen una versión del 'brunch' del sur de EEUU con huevos y pollo de la Cataluña central. El chef es americano: tamaño 'made in USA' para platos espectaculares.

¿Qué pollo se como, aquí? El pollo frito con gofres y mantequilla de miel es un placer que de tan culpable te condena. No puedes para de mojar el pollo en la miel. El otro asen la manga es un brutal bocadillo de pollo frito al estilo del Sur crujiente, sabroso, cerdismo de calidad, que rivaliza con el de La Gringa sin problemas.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Catalana

Piolindo

Un poco de historia En los tiempos de desarrollismo en que empezaron a abrir pollos a troche y moche, el local que más pollos asó fue una cooperativa gallega que, además de criarlos, abrió dos locales en Barcelona donde comprarlos hechos. Uno en Marià Cubí y el otro, el primero, en el barri de San Pere. Y de hecho este último Piolindo ha subsistido de manera digna el envite del turismo y la gentrificación.

¿Vale la pena? Un sitio curioso: ya no es la barra de los años sesenta, sino un asador con cocina abierta. Una tienda de comida para llevar con comedor, vaya, De evidente modestia: aquí comen paletas y jubilados –especies en peligro de extinción en el barrio– un menú de mediodía a 9,90 € (12 € el fin de semana) más que digno y bien preparado, que vale la pena probar. Sobre por un bacalao 'a la llauna' decente, y un pollo asado jugoso, en el que la piel todavía es aquella golosina crujiente que recuerdas de pequeño. Y las croquetas tampoco estan nada mal.

¿Preferís la ternera?

Restaurantes, Hamburguesas

Oval

icon-location-pin La Nova Esquerra de l'Eixample

Esta hamburguesería gourmet puede convertirse en punto de reunión 'indie': la lista musical es exquisita, los Mishima van de vez en cuando y llevaron a cenar a Daniel Johnston. El cliente se puede componer su propia hamburguesa eligiendo los ingredientes -hay un billón de combinaciones- o coger una receta fijada. Muy buenas hamburguesas, también con carne de Nebraska, y una pequeña y acertada carta de vinos a precios asequibles.

Time Out dice
Restaurantes, Hamburguesas

Bacoa Kiosko

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Brad Ainsworth, el chef que propulsó la hamburguesa gourmet en Barcelona con el minúsculo Bacoa, abrió Kiosko poco después: el mismo concepto pero con un espacio más amplio y cómodo, y abierto a la calle. Probad cualquiera de sus deliciosas recetas con la salsa especial de chutney, patatas caseras y ya me diréis. 

Advertising
Restaurantes, Hamburguesas

Little Bacoa

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Ganador del Mejor Bocadillo 2010 según Time Out Barcelona. El chef Brad Ainsworth lo consiguió haciendo hamburguesas con la mejor ternera, recetas imaginativas y contundentes, y una parrilla de piedra volcánica que aporta un sabor ahumado inimitable al corte de carne.Little Bacoa es la primera hamburguesería del grupo Bacoa en Barcelona. 

Time Out dice
Five Guys
FOTO: Maria Dias
Restaurantes, Hamburguesas

Five Guys - Plaza Catalunya

icon-location-pin El Raval

Five Guys es un monstruo casero. Esto asegura su director general en España, Daniel Agromayor. Y tienen tienda emblema en Barcelona, ​​en Plaza Cataluña, una más de un ejército de mil restaurantes de fast food. "Os preparamos una hamburguesa como yo se la haría a la madre", dice. Cuesta encontrar argumentos en contra. Primero, no tienen congelador. "Sólo tenemos nevera, y el producto nos llega fresco cada dos días", explica. Segundo, porque "por la mañana, los empleados comienzan el día pelando patatas y picando verduras". Ante la opacidad de 'Macsitios' donde te deslizan paquetitos de no se sabe dónde, aquí cocinan delante de tus narices: un enjambre de trabajadores braseando hamburguesas y haciendo cadena mecánica, no robótica. A la plancha -con la grasa de la ternera irlandesa- y montaje ante el cliente. Tienen la misma carta desde 1986 –cuando abrieron la primera tienda cinco hermanos de Virginia– y desafían los límites del autocontrol: podéis optar por un veggie sandwich (4,75 euros) o por la de la foto: 210 gramos de vacuno (9,45 euros) y elegir quince 'toppings' vegetales gratis. Buenísima: el pan no se rompe y la verdura tiene gusto de verdura. Cerdada suprema: por 3,35 euros, refrescos ilimitados. ¡Mezclar soda de cereza con cola de pomelo! Y cosa curiosa, tiene cacahuetes gratis.

Advertising
Salt
FOTO: Esther Andrés
Restaurantes, Mediterránea

Salt

icon-location-pin La Barceloneta

El hotel W tiene un club de playa y restaurante con una cocina muy conseguida. Y sus hamburguesas son una barbaridad: La Ibérica – servida en pan de coca de aceite y con carne de vaca gallega, queso idiazábal, tomate corazón de buey, lechuga, cebolla caramelizada y mayonesa trufada-; la Seabreeze Burger -con salmón a la parrilla como ingrediente principal y pan de tinta- o la Mex Temptation -a base de secreto ibérico al pastor y servida en pan de espinaca. ¿No os queréis encerdar? Dispone de ensaladas espectaculares y muy elaboradas. Vale la pena probar la 'mizuna', hojas verdes de mostaza japonesa con gambas rojas maceradas , hinojo, zanahoria asada, tupinambo, avellanas y vinagreta de tomate asado. 

Goiko Grill
© Mariona Hostench
Restaurantes, Hamburguesas

Goiko Grill

Goiko Grill, propiedad del venezolano Andoni Goicoechea ha aterrizado en Barcelona. Abrió la primera en Madrid mientras hacía de médico interno en el hospital de La Paz. Pasó de trabajar a un ritmo demencial –compaginando guardias y parrilla– a triunfar: aunque los principios fueron duros. "No entraba ni Dios, compaginaba las guardias del hospital con el trabajo en el restaurante, llegando a dormir en el párking del local, era un ritmo demencial". Ahora bien, cuando la parrilla empezó a funcionar, Goico se decantó por el 'burger joint'. Marcado por la influencia vasca y venezolana de sus padres, en la carta podéis encontrar desde los tequeños -los palitos de queso venezolanos- hasta una hamburguesa de queso Ardiona y piquillos. Y si os apetece una barbaridad, probad la Threeler ¡una hamburguesa con tres niveles de carne!La ascensión de Goiko Grill ha sido brutal: ¡Los dos locales de Barcelona –el otro en Aribau, 113– son el 20 y 21 que ha abierto en toda España! El secreto son hamburguesas gigantescas, pero en las que el tamaño no desmerece la carne ni la receta: el emblema de la casa es la Kevin Bacon, según ellos la 'burger' más vendida de España: la carne se pica a la plancha, y se rellena con trozos de bacon, cebolla crujiente y 'cheddar'. Tienen unas veinte hamburguesas diferentes y un menú de lunes a viernes que sale alrededor de los 12 euros.Goicoechea hace hincapié en el hecho de que no hacen franquicias: "Es una empresa familiar, tenemos nuestra manera de hacer las c

Advertising
Restaurantes, Hamburguesas

La Real Hamburgueseria

icon-location-pin Eixample

Para Arturo López, de La Real Hamburguesería, la explicación del éxito de las hamburgueserías venezolanas en Barcelona es obvia: "Crecemos muy cerca de la cultura norteamericana pero ponemos nuestro toque". El otro socio es el Eduardo Egui, también venezolano y cocinero que ha pasado por Mugaritz. Lejos de elaboraciones sorprendentes, dicen "querer recuperar el espíritu clásico made in USA. Y a fe que lo consiguen: con panecillo de brioche y evitando el gigantismo, recetas como la Real -cheddar, bacon, y crema de queso curat- crean adicción (y de hecho recuerdan las hamburguesas de Chicago de la vieja escuela, aquellas 'patties'de tamaño normal y sabor excelente. Todo es de producción propia -desde el guacamole hasta el ketchup de piquillos- y maridan con la excelente cerveza artesanal poblenovina Edge Brewing. La' burger 'más cara ronda los diez euros, y todas van acompañadas de patatas fritas.

La Informal, El Raval
© La Informal
Restaurantes

La Informal

La carne de las hamburguesas de La Informal, de muy buena calidad, se cocina con carbón. La ensalada nos puede llegar, por ejemplo, acompañada de tomate, mozzarella y aguacate. También si no somos carnívoros, encontraremos nuestra media naranja en este popular local de la Rambla del Raval: acaban de crear una nueva hamburguesa veggie con quinoa, berenjena y pimentón. Si os atrevéis a hacer malabares con las manos, no lo dudeís: solicitad un cucurucho de patatas fritas.

Advertising
Restaurantes, Hamburguesas

Bacoa Universitat

icon-location-pin Ciutat Vella

Bacoa Universidad es el local más grande de la cadena de hamburgueserías Bacoa, situado en pleno centro de Barcelona, entre Plaza Universidad y Plaza Cataluña. Este es el lugar perfecto para comer una buena hamburguesa con comodidad. 

Time Out dice
Restaurantes, Hamburguesas

Timesburg

icon-location-pin La Nova Esquerra de l'Eixample

Esta hamburguesería, abierta por un arquitecto, un restaurador y un ingeniero, tiene su mejor arma en quince buenísimas recetas: todas con carne de ternera de Burgos, con la opción de ternera ecológica de Lleida, todas afinadas a base de prueba, fracaso y vuelve a intentarlo. La hamburguesa DF, con el punto de picante ligero del buen comer mexicano -200 g de carne, chile chipotle, cilantro, cheddar, chile de Jalapa, nachos desmenuzados y lechuga- es un buen ejemplo.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Hamburguesas

Santa Burg

icon-location-pin Sants - Montjuïc

Uno de los locales de la ciudad dedicado en cuerpo y alma a convertir la hamburguesa en un alimento de calidad, sano y, sobre todo, delicioso. Tienen una gran variedad de hamburguesas de creación propia que, siempre que sea posible, pueden adaptarse a los gustos del cliente. No os perdáis la Richard Burger, con cebolla confitada, foie gras y huevo. Xavier Pellicer, uno de los socios, ha colaborado en la creación de la carta.

Restaurantes, Bar de bocadillos

El Filete Ruso

icon-location-pin L'Antiga Esquerra de l'Eixample

En esta hamburguesería de altos vuelos podréis encontrar el filete ruso que le dá nombre: una hamburguesa de carne seleccionada y pasada por harina. Su bistec con salsa tártara también está a la altura de las circunstancias.

Advertising
De Paula
© Maria Dias

De Paula

Ojo, que De Paula está llamado a ser una de las grandes hamburgueserías de Barcelona. La gran idea del brasileño Eder Provezana: pasar de la piedra volcánica, y aprovechar algo tan autóctono como la brasa de carbón. Trabajan sólo con corte de picanha -punta de culata, muy tierna- que pican ellos mismos.

Restaurantes, Estadounidense

Anauco BCN

En la solitaria confluencia de Valencia y Diagonal, tierra de nadie, todo nuevo establecimiento es bien recibido. Esta hamburguesería venezolana es bastante lejos de la influencia de la Sagrada Familia para decir que trabaja para la gente del barrio y no para el turista. La contundencia venezolana y el sabor caribeño se juntan con una carne buena, buena. Os proponen un reto: si devoráis una bestia de 750 gramos en media hora, le sale gratis. A ver quién es el valiente, porque es medio metro de 'burger' rodeada por un lecho de patatas fritas.

Advertising
Restaurantes, Hamburguesas

La Royale

icon-location-pin Sarrià - Sant Gervasi

Con recetas creadas por Paco Pérez, estrella Michelin, esta hamburguesería gourmet ofrece carne de todos los continentes: ternera japonesa, irlandensa o argentina y pato chino, son algunas de ellas. También disponen de una carta de gin tonic cuidadosamente preparados.

Bar Centro
© Iván Moreno
Restaurantes, Bar de bocadillos

Bar Centro

icon-location-pin Dreta de l'Eixample

“El futuro de la comida popular es la fusión del street food de todo el mundo”, dice Carlos Gremone, un cocinero venezolano que con la publicista Debora Schneider reconvirtió en 2014 un bar de menú en bocatería top. Gremone ha viajado por medio mundo –20 años de experiencia en restaurantes de Italia y Michelin– y cada uno de sus tiros –doce bocadillos y once hamburguesas– nace de horas de afinación. La cita podría ser vacía si no hiciera diana: un bocadillo de cerdo desmenuzado (EUA) que pasa por Perú –albahaca y cilantro– y se aposenta en la boca con una salsa dulce-picante con chile y jengibre (thai) tiene toda la coherencia del mundo. Todo lo hacen desde cero y bien.

Advertising
Goiko Grill
© Mariona Hostench
Restaurantes, Hamburguesas

Goiko Grill

Goiko Grill, propiedad del venezolano Andoni Goicoechea ha aterrizado en Barcelona. Abrió la primera en Madrid mientras hacía de médico interno en el hospital de La Paz. Pasó de trabajar a un ritmo demencial –compaginando guardias y parrilla– a triunfar: aunque los principios fueron duros. "No entraba ni Dios, compaginaba las guardias del hospital con el trabajo en el restaurante, llegando a dormir en el párking del local, era un ritmo demencial". Ahora bien, cuando la parrilla empezó a funcionar, Goico se decantó por el 'burger joint'. Marcado por la influencia vasca y venezolana de sus padres, en la carta podéis encontrar desde los tequeños -los palitos de queso venezolanos- hasta una hamburguesa de queso Ardiona y piquillos. Y si os apetece una barbaridad, probad la Threeler ¡una hamburguesa con tres niveles de carne!La ascensión de Goiko Grill ha sido brutal: ¡Los dos locales de Barcelona –el otro en Aribau, 113– son el 20 y 21 que ha abierto en toda España! El secreto son hamburguesas gigantescas, pero en las que el tamaño no desmerece la carne ni la receta: el emblema de la casa es la Kevin Bacon, según ellos la 'burger' más vendida de España: la carne se pica a la plancha, y se rellena con trozos de bacon, cebolla crujiente y 'cheddar'. Tienen unas veinte hamburguesas diferentes y un menú de lunes a viernes que sale alrededor de los 12 euros.Goicoechea hace hincapié en el hecho de que no hacen franquicias: "Es una empresa familiar, tenemos nuestra manera de hacer las c

Restaurantes, Comida rápida

Hard Rock Cafe

icon-location-pin Ciutat Vella

Sucursal barcelonesa de la cadena de restaurantes de cocina norteamericana y temática musical, donde a menudo es puede disfrutar de música en directo mientras se come. Aunque sea una más de las franquicias que tienen por todo el mundo, el restaurante de Barcelona ofrece hamburguesas recomendables y platos de cocina norteamericana, todo en porción XXL, claro. Vale la pena pedir la hamburguesa de la casa, la Legendary Smoked BBQ. Una animalada, por grande y por buena.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes, Hamburguesas

LaBurg

icon-location-pin Sarrià - Sant Gervasi

El huevo se ha convertido en un elemento indispensable para muchas hamburguesas pero la New York, en vez de incluirlo frito, lo lleva escaldado. Un detalle que revela el lado gourmet de un restaurante devoto de la hamburguesa. La fórmula es aparentemente simple: carne de buey de raza alpina, tomate, cebolla confitada, Emmental y el huevo. Tienen diez variedades más que desmitifican el poco valor gastronómico de las castigadas hamburguesas.

Restaurantes, Mediterránea

Flash-Flash Truiteria

icon-location-pin Sarrià - Sant Gervasi

Si quieres una buena tortilla, este es el lugar. También es muy aconsejable para comer a deshoras. Hay que probar la receta secreta de la hamburguesa de la casa, con un añadido en la carne picada que podréis descubrir si tenéis un paladar un poco entrenado. Por mucho que se lo preguntéis, ¡no os lo dirán!

Advertising

B-Burger

No son ni los más simpáticos -nos pusieron a parir por no haberlos incluido en una lista- ni los más diligentes -la primera vez que me presenté no cocinaban porque tenían una fuga de agua; el segundo, porque era el primer día después de vacaciones-. Pero reconozco que las hamburguesas del B-Burger son fenomenales: la que os recomiendo presenta un impecable equilibrio entre la dulzura de la salsa teriyaki y el tirón de unos shiitakes con toque de rábano japonés. Pan y carne se acoplan como un guante. Clac, clac, clac!

Restaurantes, Cocina Internacional

Paddy Flaherty

icon-location-pin El Gòtic

Buenas hamburguesas, buenos almuerzos irlandeses con black pudding, y los platos clásicos de esta energética cocina, como el estofado irlandés. Aunque esté en el epicentro turístico se come muy decentemente.

Advertising
El Club de la Hamburguesa
Ivan Giménez
Restaurantes, Hamburguesas

El Club de la Hamburguesa

icon-location-pin El Raval

Esta hamburguesería no ofrece ningún misterio, pero tiene su gracia: un surtido de unas doce hamburguesas con recetas imaginativas y producto fresco del día, están en la esquina de la Boqueria. Casi todas las piezas de ternera son de 200 gramos, y priman lo cuidadoso de la receta-probad la capresse, con pesto, mozzarella y rúcula-por encima de la acumulación de ingredientes pornográfica.

Time Out dice
Restaurantes, Bar de bocadillos

Tío Joe

Se puede innovar en la tierra quemada de la hamburguesa? Quizás no, pero que sigan abriendo si aportan tanta personalidad propia y saber hacer como la Tio Joe. Dos empresas de alimentación local se han aliado en este burger joint estilo masía catalana (el equivalente en bocadillos de los puestos decorados con yugos y arados). La carne picada es de intercostal de vaca vieja -dos días macerada en caldo- y el pan, también de elaboración propia, recuerda mucho el panecillo (costra dura, interior esponjoso). Un bocado como La Suegra (mozzarella, tomate seco, lechuga y pesto de chile habanero) se recuerda. No levantan la camisa: patatas incluidas (buenas).

Advertising

Bernie's Diner Grill & Bar Barcelona

icon-location-pin Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Esta es una cuidadosa reproducción de un 'diner' norteamericano, hasta el punto que el mobiliario se ha exportado de allá. Sólo entrar, os sentiréis como si estuvierais en un restaurante de serie americana, con butacas rojas de cuero, sus típicos ventiladores y un montón de cuadros típicos que te harán sentir en una hamburguesería de los años 50. Lo que lo distingue de otros locales similares es que Bernie's amplía la oferta. No es sólo una hamburguesería, es un restaurante norteamericano con una parrilla para hacer entrecots, costillas y solomillos, además de especialidades como la escalopa a la napolitana. Eso sí: ​​las hamburguesas, contundentes y con salsas caseras, no decepcionan en absoluto. Los nachos, las salsas, las hamburguesas, las patatas fritas... Todo se hace en el momento y de manera artesanal, de forma que os recordará a cualquier cosa menos a un 'fast food'. Además, dispone de un amplio abanico de salsas con las cuales podrás condimentar tus platos y de platos para vegetarianos. Y la cocina abre hasta tarde.

Advertising