Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Ikoya Izakaya
Irene FernandezIkoya Izakaya

Los mejores restaurantes del Born

Tapas, arroces, mexicanos, italianos, cocina de autor... Los lugares del barrio donde siempre coméreis bien

Ricard Martín
Escrito por
Ricard Martín
Publicidad

Hemos recorrido la ciudad barrio a barrio, calle a calle, en busca de los mejores restaurantes. Ni de los más caros, ni de los más modernos, ni de los más populares: solamente los que más nos gustan. Hemos paseado por el Born buscando los lugares donde sirven los mejores platos, y lo que hemos encontrado es esto; restaurantes de donde sabemos que no saldréis decepcionados. Aquí los tenéis!

NO TE LO PIERDAS: Los 50 mejores restaurantes de Barcelona

  • Restaurantes
  • Hamburguesas
  • precio 2 de 4

Los hermanos Acero, Raúl y David, van de cara a chabola. Acero es como una furgoneta aparcada de cocina callejera con los mínimos: te comes la burger y las patatas, te bebes la cerveza y adiós. Ni postre ni café. Pero por dios, ¡qué hamburguesas! Se hacen llevar el producto del mercado de la Barceloneta y los discos son 150 gramos de solomillo de pobre con un toque (bovino) secreto. Y liman cosas superfluas para seguir una ética artesana de "todo se hace en la cocina". El éxito de la casa va con pimiento y cebolla caramelizada, pepinos, brie y mayonesa de trufa. Acero se ha convertido en una pequeña potencia: despachan cientos de hamburguesas en fin de semana, y van directos a lo básico: sus chips de boniato y la caña están muy bien.

Can Cisa / Bar Brutal
  • Bares y pubs
  • Bares de vinos
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 3 de 4

En la sombría y agradecida frescura de Can Cisa se puede apreciar la primorosa remodelación que se ha hecho de una taberna de barrio. La reverencia por la religión del barril y el rayo y la presión vecinal llevaron a los gemelos Colombo, propietarios del restaurante Xemei, a combinar una tienda de vinos en la entrada con el mantenimiento de una barra de vinos a granel y botas. Con unas 300 referencias de vinos, todos ecológicos o biodinámicos de todo el mundo, sin ningún tipo de química o aditivo, ya precios ni caros ni baratos, en una franja muy interesante. Una taberna de estilo antiguo que vende vermut, a chorro. De la pequeña cocina del bar salen platos de poca temperatura: ahumados, macerados, curados y marinados. Maridajes brutales.

Publicidad
Bar del Pla
  • Restaurantes
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4
Nada más entrar ya apetece quedarse. Esa barra de mármol llena de delicadezas es una maravilla. Platos del día, tapas y platillos clásicos y de impecable factura son la máxima representación del local. Es pecado no probar las croquetas de calamar con tinta, el canelón de la casa y el crujiente de cola de buey con foie gras. Con una carta de vinos, catalanes e internacionales, encontraréis botellas que cuestan de encontrar donde sea. Referencia a la ciudad y fuera: el cuidado del producto y el trato enamora.
  • Restaurantes
  • Catalana
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 3 de 4

En 2019, cuando el grupo Sagardi cumplió 25 años, abrieron Cadaqués, un restaurante de homenaje a la cocina del Alt Empordà, cuna del platillo y el mar y montaña. Maestros de la parrilla vasca, en Cadaqués – instalado en un antiguo bazar allí en los porches de Xifré– encontraréis un fuego diferente del vasco y una aproximación radical al arroz, porque los seis arroces de la carta se hacen desde de cero con fuego de setas o chopo. El otro puntal de la carta, por supuesto, es el mar y montaña y el platillo. ¿Ejemplos? Las albóndigas con sepia, los pies de cerdo rellenos con butifarra de perol y el bacalao con chanfaina. Cadaqués, un espacio que acoge con calidez y madera, se ha asentado en estos años difíciles, tanto como para abrir sucursal en Madrid.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

En Mari y Rufo el espectáculo no es solo la comida que se sirve, sino el ambiente que se genera gracias a la familia que lo regenta y la concurrencia que asiste. Desde oficinistas de la Via Laietana y los bancos donde trabajan hasta trabajadores del mercado de Santa Caterina jubilados, y grupos de amigos que asisten religiosamente cada semana para un desayuno de tenedor y vino a copas de cualquiera de las botellas de la carta. Platos tradicionales de pescado y marisco con el preludio casi obligatorio de una ración de jamón ibérico y gambas a la plancha. La cosa se puede alargar hasta la hora de comer, y si se acerca el fin de semana puede que os quedéis hasta las 2 de la madrugada. Por cierto, el pasado año cumplieron los 40. Referencia en el barrio.

  • Restaurantes
  • Mexicana
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

En el Costa Pacífico encontraréis algunos de los mejores cebiches de la ciudad en un local alegre y bien decorado, sin pretensiones, bien iluminado y muy bien atendido. La elección del pescado y la sabia maceración, las combinaciones, el original juego de las especias y el añadido mágico del picante hacen de su cebiche clásico uno de los más valiosos de Barcelona. Este restaurante es uno de los pocos mejicanos de la ciudad condal dedicado a la cocina marinera de este gigante de la gastronomía. No os perdáis los tacos de pescado estilo ensenada, con pescado fresco rebozado, col, mayonesa y aguacate. Es el segundo restaurante que abrieron los propietarios del Tlaxcal y el chef es Rodrigo Arrioja, que fue cocinero de un mexicano pionero de muy buen recuerdo, La Coronela.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • El Gòtic
  • precio 1 de 4

Cataluña y Asturias nunca habían estado tan unidas como en esta bodega. En el Chigre 1769 proponen una fusión de cocinas de dos suelos con una gran riqueza gastronómica. Tienen productos de proximidad... con identidad. Probad sus famosas pastinas al Cabrales, la fabada, la ensalada con mostaza y sobre todo la bomba de la Barceloneta rellena de pulpo. Ahora, si os gusta el pulpo, os recomendamos lo que hacen con chimichurri marino. Si bien la carta no es muy extensa, quedaréis satisfechos con la oferta basada en el buen pescado. Menos es más y, si a todo esto le ponemos una sidra bien tirada, pasaréis a admirar este local del Born ya añadirlo a vuestra lista de los que más os gustan.

  • Restaurantes
  • Cocina Internacional
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

Una apuesta segura, situada en el icónico mercado de Santa Caterina. El interiorismo del local –con un jardín exuberante dentro del mercado, con grandes ventanales– se convierte en un pulmón verde en el barrio. Y ya sabéis que cocinar, comienza por saber elegir el producto. Todos los días, los chefs José Santiago y Àlex Duran recorren las paradas del mercado. Hacen una cocina catalana renovada, llevada a su terreno, que prioriza la proximidad en platos como la coleta de rape con garbanzos, alcaparras, albahaca y piñones.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Bares de tapas
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 1 de 4

Hace 90 años que este bar, un clásico de los vermuts de antes, abrió sus puertas, y sigue en pie de guerra como siempre. De hecho, las paredes de baldosas y las tablas de mármol de toda la vida ya evidencian que tiene mucha vida. Que no os eche atrás la muchedumbre de turistas que suelen reunirse allí, incluso en tiempos postcoronavirus. A veces toca esperar, pero merecerá la pena. El Xampanyet es un imprescindible por sus míticas anchoas del Cantábrico, que ellos mismos confitan y sirven en vinagre, sin aceite; por el surtido de conservas de calidad y por los buenos embutidos y quesos que tienen en la carta. Conseguid un lugar entre la multitud y vermutead en esta taberna con historia.

  • Restaurantes
  • Marisco
  • precio 3 de 4

Este pequeño local junto a Santa Maria del Mar se transforma en un homenaje diario a la mejor materia prima procedente del puerto de Roses de la mano de la quinta generación de la familia Gotanegra, de esta localidad. El chef Rafa Zafra, de escuela elBulli, y, por tanto, muy conocedor de estos productos, ofrece pornococina de esta materia en versión marinera: recetas sencillas que respetan al máximo un producto extraordinario. Desnudar el pez, podríamos decir. ¿Queréis ejemplos? Probad unos sensacionales chipirones fritos acompañados de gota negra (mahonesa y tinta), o unos camarones de Roses cocidos al vapor de algas. ¡'Estimar' es una declaración de amor a los bienes preciados que nos da el mar!

Publicidad
  • Restaurantes
  • Hamburguesas
  • precio 2 de 4

¿Queda algo por hacer, en la sobreexplotada afición de las hamburguesas? ¡Sí! ¡Volver a la simplicidad! La smash burger es una hamburguesa que, en contraposición al lujo acumulativo desencajabocas a 15 euros, es una simple bola de carne picada que se aplasta a la plancha en el momento de la cocción y lleva pocos ingredientes en panecillo. Edward White, de las Islas Vírgenes de Estados Unidos, abrió Fast Eddie's a finales del 2021, en la Ribera. “Vuelvo a lo básico. 120 gramos de ternera con pepinos en vinagre, cebolla, queso, mostaza y salsa inglesa”, resume. El suyo es un dinero minimalista; solo sirve la cheeseburger, un bocadillo de pollo y patatas fritas (y los viernes, filete de pescado rebozado).

  • Restaurantes
  • Comida rápida
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

El secreto no es otro que posicionarse como reyes del pollo frito: con un pollo ecológico del Empordà y un rebozado en dos tiempos con el que el chef Daniel Viejo consigue el codiciado crujiente por fuera y tierno por dentro, con unas recetas que viajan por todo el mundo, desde Tennesse a Bangkok. ¿Quién puede decir que no a una barbaridad como las bolas crujientes de pollo a la brasa con queso fundido? También tienen restaurante en el Clot (Acequia Comtal, 7) en el Poble-sec (Magalhães, 35) y la Farga de L'Hospitalet (Av. de Josep Tarradellas y Joan).

Publicidad
Guzzo
  • Clubs
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

De raíz mediterránea con inspiraciones del mundo, así se define la gastronomía de Guzzo. En una carta corta, pero efectiva, encontrarás cebiches, tártaros y platos veganos y vegetarianos, pero también potente carne a la brasa. Desde buñuelos de setas y trufa a unos lechones a la brasa con puré de boniato, zanahoria y chimichurri. Hace años que, instalado en el Born, atrae al personal por su propuesta de comida y bebida y una programación cultural que no falla. Sus paredes acogen arte urbano y por las noches los conciertos y las sesiones de DJ maridan las comidas.

  • Restaurantes
  • Pizza
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

El tercer establecimiento Flax & Kale es monumental: 600 m² que abarcan el pasaje de las Manufactures divididos en dos aposentos. Son la vanguardia del tema healthy en nuestro país, pero aquí el epicentro es un horno donde buscan “el futuro saludable de la pizza napolitana”, explica Mar Barri, hija de la mítica Teresa Carles y gestora del local. Fueron a hacer un curso en Nápoles e investigaron para encontrar una masa elástica, de textura placentera y que se elevara, pero sin fermentación en el estómago. Esto, aparte de las pizzas, kombuchas y recetas asiáticas para seguir sorprendiendo con el cuidado del cuerpo y el medio ambiente como bandera.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • Ciutat Vella
  • precio 2 de 4

Tenemos bastante oferta de cocina de mercado, pero no siempre se hace con personalidad y originalidad. En una menestra de vainas del Fismuler hay algo más que unas vainas, o en unas aletas de pollo con yema, boniato y trufa. El concepto tiene mucho que ver con explotar los sabores de la sencillez, apostando por los productos de proximidad y calidad. ¿Un ejemplo de comida? Media ración de ensalada de bonito al sarmiento con patata ratte y encurtidos y media de calamares con setas de cardo. De segundo, albóndigas de cordero inglés presalé con remolacha asada, plato cuyos ingleses estarían también orgullosos como del fish and chips. De postre, uno de los mejores pasteles de queso del mundo. Tres exBulli tienen la culpa.

  • Restaurantes
  • Japonesa
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Es toda una garantía saber que tras un local asiático se encuentran el británico Gilles Brown, copropietario del Mosquito y el Red Ant. Su aproximación a la gastronomía del sudeste asiático es metódica y obsesiva con la calidad. El Grasshopper es aún menor que el Ramen Ya Hiro: una pequeña barra baja con capacidad para quince comensales donde probar caldos con cocciones de dieciocho horas, diferentes caldos y salsas para los diferentes ramen, fideos hechos en casa con kansui, una solución alcalina para que el agua tenga una propiedad similar a la de Japón y la pasta sea elástica y absorbente. Tienen los tres taras (miso, soja y marisco) y también un ramen vegetariano. Carta de cervezas artesanas.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Japonesa
  • precio 3 de 4

El grupo Sagardi e Hideki Matsuhisa, de la estrella Michelin Koy Shunka, han inaugurado frente a Santa Caterina Ikoya, el izakaya (taberna japonesa) que el chef nipón había soñado siempre. Ikoya es un espacio monumental equipado con una robata –parrilla japonesa– donde Matsuhisa ejecuta la visión del Mediterráneo nipón que le llevó a ser el primer japonés Michelin. En brasa, lenguado batashoyu –con soja y mantequilla– con guisantes, tataki de vaca vieja que se derrite en la boca o un tartar de atún con virutas de queso azul cantábrico que desmiente el tópico que pescado y queso son maridaje imposible. Gastronomías cruzadas en un nivel de cocina y producto estratosféricos. Tienen una de las mejores bodegas de sake del país.

  • Restaurantes
  • Española
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera

Un rincón bien guardado del Born: Joanet. En este restaurante, con más apariencia de bar de barrio que de local cool como los que abundan a su alrededor, te cuidan como nunca: pescados a la plancha, carnes de calidad, verduritas... Sin demasiadas filigranas, pero perfecto para el mediodía de cualquier día laborable en el que después se tiene que volver al trabajo y, a ser posible, sin peso alguno en el estómago que te impida seguir adelante. El menú perfecto para seguir en forma, vamos. El comedor rebosa de working class que encuentra un refugio en la comida casera, y en la terraza os sentiréis como en el café del pueblo. Las vísperas de los fines de semana ofrecen tapas hechas con amor, como las de los bares de toda la vida. Maravillosa normalidad.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Surasiàtica
  • precio 1 de 4

Conquistaron a los amantes del ramen en el Gòtic con el Koku Kitchen (Carabaza,19), y desde el 2016 hacen lo mismo en el Born con un local mucho mayor de dos plantas. La inferior, decorada como si fuera una estación de metro, está dedicada a glorificar a los fideos con caldo japoneses, mientras que en la planta que da a la calle también ofrecen otras maravillas asiáticas, como gyozas, buns y baos (panecitos asiáticos) rellenos de delicias como tempura de gambas o pollo rebozado. Su banoffee es pura lujuria: una cama de galleta salada, compacta como un lingote de oro, y cubierta por una capa de plátano laminado que se deshace en una salpicadura de toffee.

  • Restaurantes
  • Italiana
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

Si no se puede ir a Italia de vez en cuando, lo mejor es llevar a Italia a tu ciudad. El local es bonito y con un menú de mediodía irresistible. Este podría ser un resumen de Le Cucine, un italiano que hace honor a la cocina de toda la vida, bien hecha, un restaurante que se nos hace familiar. Gracias al aprovisionamiento de buenas materias primas, muchas importadas de Italia, el restaurante puede presumir de platos como la lasaña, la pasta casarecce con crema de huevos y los ñoquis con tomate, ricotta y berenjena. Los italianos, como los catalanes, tienen la mano rota en los postres, que tienen la dulzura de las familias bien avenidas, así que no os olvidéis de probar delicias como la cassata y la pannacotta.

Publicidad
Llamber
  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

Hace años que ejerce de faro gastronómico del entorno del Mercat del Born. Un restaurante astur-catalán, donde las fabas y el Cabrales se unen al mar y montaña o la butifarra. Su creador es Fran Heras, que trabajó con chefs reconocidos como Ferran Adrià y Ramon Freixa. Recientemente, con el fichaje como jefe de cocina del chef Ángel Palacios, Llamber ha dado un paso más hacia la tecnificación y el cuidado de todos los procesos de cocina. En su carta encontraréis desde un homenaje sofisticado del clásico y contundente cachopo a un pulpo con puré de albedo de limón, ciruela fermentada, vinagreta de tinta, kimchi y pack choi. Una excelencia que habla bable, catalán (y se atreve a chapurrear otras lenguas).

Mosquito
  • Restaurantes
  • China
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 1 de 4

En esta taberna asiática podréis degustar diversas variedades de dumplings o empanadas chinas (rellenas de cerdo, ternera, verduras, langostinos o tofu). Y también otras delicias como el pato frito, el pollo y la berenjena bang bang –con un toque picante–, los buñuelos de pescado thai y las sopas wonton y pho. Tapas humildes y económicas, pero no menos interesantes y sabrosas, con la garantía de que todas las masas están hechas en casa. Y para acompañar cada bocado, echad un vistazo a la extensa carta de cervezas artesanas, renovada periódicamente. Hace tiempo que puede decirse que lo petan, y normalmente te encontrarás con toda una cola en la calle Carders que espera su turno.

Publicidad
N.A.P
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Pizza
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 1 de 4

No, no es una pizzería vegana. Es un acrónimo que responde a las siglas de Neapolitan Authentic Pizza. El propietario, Antonello, explica que su intención es "trasladar aquí la pizza napolitana con los precios de allí". Ha seguido obsesivamente los requisitos de la DO –horno de leña, tiempo de cocción, harina y tomate italiano–, y el resultado es una pizza superlativa y barata en un lugar reducido, eso sí, y algo ruidoso. NAP ha abierto una sucursal más amplia en la Barceloneta y otra en el Paral·lel, que mantienen los precios y la calidad del local originario. Con una veintena de propuestas, no os perdáis la NAP (con mozzarella, champiñones y crema de trufa) y el especial del día que el pizziaoli va cambiando.

  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Coctelerías
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 3 de 4

La recuperación de platos telúricos de la tradición mexicana pasados por la criba de las técnicas de vanguardia es el leitmotiv de Joan Bagur, chef con raíces menorquinas pero con años de experiencia en México. Entre los platos estrella, hay que reivindicar el pulpo tatemado y el mole con pollo de El Prat. Cabe mencionar las tortillas y el guacamole preparado en la mesa, entre otros. Además del restaurante, Oaxaca puede presumir de una mezcalería con más de 200 marcas, y una atractiva decoración con cuero, madera y acero como elementos predominantes. ¿Sabías que tienen su propia huerta mexicana? Cada día traen al restaurante chiles, jalapeños, nopales y más productos cultivados por ellos mismos cerca de Barcelona.

Publicidad
  • Restaurantes
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
En Quillo el chef Efren Moreno saca a la mesa la alegría de la cocina andaluza con elegancia, creatividad y apertura a otras cocinas ibéricas. Tapas clásicas y otros platos más creativos: tortita de camarones y platos principales como el garrinet crujiente con setas, la cola de buey con vino tinto o el pulpo a la brasa sobre parmentier de patata. Sabor y contundencia con toda la suculencia y generosidad de la cocina del sur. ¡Y también arroces de los bonos!
Encontraréis rumba en vivo de jueves a sábado noche. Y cocina ininterrumpida de 12 a 23 h.
Pork, boig per tu!

La cocina abierta, totalmente tradicional, está dominada por un horno de leña hecho a medida, un ingenio que rinde homenaje a los grandes maestros napolitanos. Allí se cocina con paciencia y sin prisas las diferentes partes del cerdo marinadas y asadas, cada una en su punto justo para poder disfrutar al máximo de todas sus cualidades, además de unas tortas que son envidia. El restaurante, situado tras el Consolat de Mar y con una terraza increíble y tranquila, es el resultado de la alianza de dos familias entrelazadas por el amor a los productos tradicionales, el grupo Sagardi y el restaurante con estrella Michelin Els Casals. Al frente, los chefs Iñaki López de Viñaspre y Oriol Rovira.

Publicidad
Sagàs
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Hamburguesas
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

Es un clásico en materia de bocadillos, y desde sus inicios tiene joyas como el sándwich de sobrasada y queso, entre otros, con un proveedor de excepción: la granja y el huerto que la familia Rovira tiene en Sagàs (Berguedà), y que también sirve de despensa en la cocina de Els Casals, con una estrella Michelin. Dice Oriol Rovira de su Sagàs que la suya no es ni siquiera una cocina de mercado, sino “de ventana”. Y es que todo lo que se sirve en el restaurante del Born son productos que se ven desde la ventana de su habitación. Vale la pena probar delicadezas como el bocadillo chino con tocino de cerdo. Todo directo de la tierra, sin intermediarios y en un ambiente distendido muy agradable.

  • Restaurantes
  • Cocina creativa
  • precio 2 de 4

El Bar Veraz en Barcelona Edition –del impulsor de Studio 54– tiene todos los números para satisfacernos. Al frente está el chef Pedro Tassarolo, que ha cocinado con los mejores lugares del mundo: Mugaritz, elBulli... Practica una cocina aparentemente sencilla que se complica, por ejemplo, con segundo mercado, puré de ñameras, patata ratte, broquillo y alcachofas confitadas. Una vuelta de tuerca en la cocina de mercado. ¡Y los fines de semana hacen un brunch por 35 euros! Y música en vivo todos los viernes.

Publicidad
Ten's
  • Restaurantes
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4
La interpretación de un superchef del concepto de la tapa. Jordi Cruz presenta las tapas de toda la vida hechas a su medida y desde una visión más creativa. Fijaos, por ejemplo, en los calamares a la andaluza con mayonesa de citronella y las bravas con alioli espumoso y sofrito picante, así como un híbrido entre el taco y el bistec tártaro. Las raciones pueden tomarse de forma individual, para compartir o en menú degustación. Los bares de tapas no están reñidos con la alta cocina, el buen producto y el eficaz servicio. Si no os podéis gastar la morterada que vale acceder al Olimpo del Masterchef, pero quiere conocer su estilo, esta es vuestra opción.
  • Restaurantes
  • Vegetariana
  • Barcelona
  • precio 3 de 4

El eslogan de este restaurante cálido y de ambiente nórdico no puede ser más claro: cocina vegetariana para vegetarianos y no vegetarianos. Escépticos de la verdura, el equipo del The Green Spot tiene argumentos muy sólidos para desmontaros todos los prejuicios. ¿Cómo? Con más de treinta platos originales, suculentos y tentadores como las setas maitake, berenjena al horno, salsifíes, anacardos y miso blanco y la hamburguesa de frijoles negros y pan brétzel. Atención también con la pizza negra con calabaza, apio y cebolla caramelizada, pistachos y queso de cabra ecológico. Uno de los proyectos más distintos del hijo de Rosa Maria Esteve. Han abierto una segunda sede en Diagonal Mar.

Publicidad
Tlaxcal Cantina & Taquería Gastronómica
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mexicana
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 2 de 4

Los tlaxcales son un postre típico del estado de Tlaxcala que se elaboran con masa de mazorca de maíz y azúcar y se moldean en forma de pan triangular o redondo. No lo sabíais ¿verdad? Es que el propósito de esta cantina es este: recuperar la cocina tradicional mexicana con un formato dinámico y jugar con platos que muchas veces no son suficientemente conocidos aquí (por eso no es extraño tener mexicanos de vecinos de mesa). Un ejemplo: el aguachile, plato típico de la costa pacífica de México, hecho con camarones crudos, chiles, limón, verduras frescas y agua. Tienen una buena carta de tacos, y vale la pena probar también la sopa de tortilla, los chilaquiles y las enchiladas. La carta obliga a volver unas cuantas veces.

  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Bar de bocadillos
  • Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera
  • precio 1 de 4

Si no lo sabes, no paras. El Transatlántico pasa desapercibido en un barrio donde despuntan los locales guiri friendly. Tumbas la esquina y te encuentras con este fabuloso bar-restaurante, refugio del curriqui y el jubilado. Es restaurante de menús, de trabajadores, de esos auténticos, ¡sí! Por las mañanas, bocadillos kilométricos para hartar los estómagos hambrientos. Al mediodía, menús dignos de los fogones más caseros, a 10 euros. Consejo: apresuraos a entrar si veis el cartel (totalmente DIY) de la puerta diciendo que hay patatas de pobre –con chorizo, buenísimas–, macarrones generosos y lasaña casera. Y según cómo, bacalao con chanfaina, fricandó y una excelente entraña, corte de ternera, tiernísimo.

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad