0 Me encanta
Guárdalo

101 cosas para hacer en Madrid: Música y Noche

Desde disfrutar de un gran concierto hasta pegarnos la fiesta de nuestra vida, aquí os dejamos nuestros planes musicales y nocturnos favoritos

©Edu Peregrín y Fernando Román
Concierto en la Terraza de Matadero Madrid

El jazz, el rock, la música clásica… todos los estilos musicales tienen su lugar en Madrid. La ciudad es visitada a menudo por grupos internacionales de la talla de los Rolling Stones, AC/DC o Lenny Kravitz, actuaciones que agotan las entradas en minutos y que puedes compartir con otras miles de personas. Pero también se esconden en la ciudad pequeños rincones musicales, piano-bares y karaokes donde disfrutar de música de calidad en la intimidad. Por no hablar de todas la opciones que ofrece la noche madrileña, con discotecas, pubs y bares de copas para todos los gustos y colores.

Bailar como si no hubiera mañana en el Siroco

Si dices Siroco, yo digo 'música en directo'. Y digo 'sesiones de electrónica' y 'fiesta tropical' y 'sarao inolvidable' y 'guateque' y 'psicodelia'. Porque todas estas y muchas más palabras dan forma a la idea que dio lugar a esta sala, situada en la calles San Dimas desde hace ya más de 25 años. Una edad que este referente del circuito musical de la capital rebasa de forma espléndida, con una de las programaciones festivo-musicales más completas de la capital, en la que no faltan conciertos en acústico ni sesiones de reggae, soul, funk o groove, pero tampoco sesiones de swing, exposiciones y proyecciones de audiovisuales. Con dos salas en las que se respiran dos atmósferas bien distintas —el Lounge de arriba, más calmado; y la sala Club, en el sótano, en la que se suele pincha música electrónica— tienes para elegir cada noche.

Leer más
Conde Duque

Vivir un concierto de rock en la Wurlitzer

A pesar del alarmante ascenso del reggaetón y del asalto de los 'teen pop' de turno —del tipo Miley Cyrus/Justin Bieber—, no temas, porque todavía quedan sitios en los que vivir el rock y disfrutar de directos bien cañeros. La Sala Wurlitzer, localizada en pleno meollo de la ciudad, en la calle de las Tres Cruces, es uno de ellos. En este lugar, siempre del gusto de los amantes de los sonidos eléctricos, los devotos del rock volverán a creer en aquellas palabras de Neil Young: "El rock and roll vivirá siempre". Porque entre sus míticas paredes de madera, bien descubrirás nuevos talentos subidos a su escenario, o bien podrás desvariar -qué sana costumbre— al ritmo de sus hits, muchos de ellos con aires punk y garageros.

Leer más
Sol

Disfrutar del mejor jazz en el Café Central

Hablar del Café Central es hablar del 'club de jazz' por excelencia de la capital. Por el escenario de este emblemático lugar, situado en la Plaza del Ángel, en el espacio ocupado hace décadas por una tienda de cristales y espejos, han pasado algunas de las figuras más célebres del género a nivel mundial. Personalidades como George Adams, Tete Montoliu, Don Pullen, Art Farmer, Tal Farlow, Jeanne Lee o Lou Bennett, que han protagonizado algunos de los cerca de 12.000 conciertos vividos entre sus elegantes paredes y cristaleras en sus más de 30 años de historia.

Leer más
Barrio de las Letras
Advertising

Bailar funky hasta el amanecer en El Sol

No sólo es una de las salas de conciertos más emblemáticas de Madrid. La Sala El Sol es también un glorioso espacio de desfogue y perdición en el que podrás bailar funk, soul, rock o pop hasta el amanecer bajo sus luces de neón rosáceas y ochenteras. En su pista, de suelo rojo y con forma caverna, podrás sumarte a la multitud de cuerpos que, cada fin de semana, se reúnen dispuestos a darlo todo y a respirar esta atmósfera sin igual. Un reducto de la archimentada Movida que ha sabido envejecer como pocos locales de la capital.

Leer más
Sol

Acabar la noche en el karaoke de la Plaza de los Mostenses

Hay pocas formas tan dignas de acabar una noche de auténtica jarana en Madrid como aferrado al micrófono de este local freak-bizarro donde los haya, ubicado en el aparcamiento subterráneo de la Plaza de los Mostenses. No importa lo mucho que desentones ni que el tema con el que te hayas venido arriba esté verdaderamente desfasado, porque, en medio de esa nube etílica, es más que probable que te enfrentes a un público bastante 'despistado' y porque, como ocurre en las buenas competiciones, lo importante es participar. Así que, súbete a la ola de Rocío Jurado o dale al escándalo de Raphael y al 'Sabor de amor' de Danza Invisible. Que nadie pueda decir que no tienes actitud y, sobre todo... ¡que te quiten lo cantao!

Leer más
Malasaña

Vivir una noche flamenca en El Corral de La Morería

Bailes y cante jondo, quejíos y soleás, pero sobre todo arte, mucho arte, es lo que vivirás en el tablao flamenco más antiguo de la ciudad. Un espacio mítico, abierto en 1956 muy cerca del Viaducto, por el que han pasado las grandes figuras de este estilo declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Personalidades de la talla de Antonio Gades, Pastora Imperio o Manuel Vargas, cuyos espectáculos han atraído a lo largo de la historia a turistas y aficionados singulares como Richard Nixon, Ronald Reagan, Ernest Hemingway o el Che Guevara. Arte sobre las tablas que se suma una restauración deliciosa, con platos como la ensalada de vieiras o el solomillo de buey con foie.

Reservar ahora Leer más
Austrias
Advertising

Cantar a la madrugada junto al piano del Toni2

¡Ay, si el piano de cola de este lugar único en la ciudad hablara! ¿Os imagináis qué de historias y de qué nivel podría contar? Sin duda, el listón se pone muy alto cada noche en este piano-bar situado en la calle Almirante, tan elegante, tan bohemio, tan kitsch y tan del gusto de los practicantes del Surrealismo con mayúsculas. Porque, cada noche, también entre semana, desfila sobre sus moquetas una variopinta galería de personajes —entre los que podremos estar tú y yo, por cierto— que corea los temas que los más atrevidos se atreven a catar. Una propuesta, siempre divertida, perfecta para la hora del 'after', ya que cierra sus puertas a las seis de la madrugada. 

Leer más
Chueca

Escuchar un concierto de música clásica en el Auditorio Nacional

Junto a la sugestiva oferta del Teatro Real, los conciertos que se realizan en el imponente edificio del Auditorio Nacional, te harán gozar tanto si te gusta la música clásica como si estás interesado en saber más. Su magnífica sala principal y su sala de cámara reciben cada año la visita de algunas de las mejores orquestas del  mundo, encargadas en muchos casos de ciclos dedicados a compositores o intérpretes Programas como 'Música de Hoy', el que brinda la Fundación Ibermúsica sobre 'Orquestas y Solistas del Mundo', o el dedicado a 'Grandes Intérpretes' de la Fundación Scherzo' son algunos de los más aclamados.

Leer más
Chamartín

Pasar una noche entre ‘monstruos’ del flamenco en el Candela

Muchos de los grandes 'monstruos' del flamenco han pisado su tablao. Este templo del género, fundado hace ya más de treinta años en la calle del Olmo, en el barrio de Lavapiés, cuenta con un pasado de leyenda, ya que las paredes de su 'cueva', el mítico sótano del local, han visto actuar a figuras como Enrique Morente, Paco de Lucía, Camarón, Pepe Habichuela o Rafael Riqueni. Nombres que, según cuentan, acudían invitados y atraídos por el 'duende' del antiguo dueño, Miguelito Candela, fallecido en 2008. Además de erizarte con el arte de los músicos y bailaores que se siguen dando cita, el Candela es un lugar predilecto para marchosos y noctámbulos, ya que es uno de los bares que cierra más tarde del barrio.

Leer más
Lavapiés
Advertising

Vivir una sesión de música electrónica en La Casa Encendida

El llamativo edificio neomudéjar que encontrarás en Ronda de Atocha, no muy lejos del Teatro Circo Price, es uno de los centros culturales más activos y arriesgados de la ciudad. Muchos de los nuevos talentos y destacados artistas del arte vanguardista mundial han exhibido su obra entre las paredes de este espacio en el que el arte y la cultura se manifiestan en sus más diversas disciplinas y géneros. De este modo, en La Casa Encendida lo mismo podrás asistir a una performance, que participar en un encuentro entre creadores, que contemplar una instalación artística o un ciclo de cine, o bailar al ritmo de la electrónica en alguna de las sesiones que se organizan tanto en el interior como en su magnífica terraza. Se trata, en definitiva, de pasarlo bien mientras pules tu sensibilidad artística.

Leer más
Lavapiés
Mostrar más

Críticas y valoraciones

0 comments