0 Me encanta
Guárdalo

101 cosas para hacer en Madrid: Comer y Beber

Las experiencias gastronómicas que no te puedes perder en Madrid, con los bares más castizos, restaurantes imprescindibles y platos para chuparse los dedos

Bocadillo de calamares, Punk Bach

Sí, en esta lista encontraréis el bocata de calamares y la tortilla española, porque ambos son emblema de la gastronomía madrileña junto con el cocido (que también aparece) y porque, admitámoslo, a todos nos gustan. Pero en esta selección hemos querido incluir además aquellos secretos que solo los auténticos madrileños conocen, como el mejor lugar para comer croquetas y tajadas de bacalao y dónde se encuentra el restaurante chino más famoso de Madrid. ¡Qué aproveche!

Comer tarta en el Café del Jardín del Museo del Romanticismo

En medio del ajetreo de Malasaña, hay un lugar con aspecto de vergel en el que endulzarte el día mientras descansas del mundanal ruido. Porque el 'salón del té' del Museo Romántico posee uno de los jardines más coquetos de Madrid y una de las tartas de zanahoria más exquisitas de la ciudad. Una de las tantas delicatessen incluidas en la carta del también llamado 'Café del Jardín', en la que hay también una larga lista de tés y cafés, y otras delicias como las tostas de pan payés que podrás degustar al aire libre, entre la vegetación que cubre este lugar casi secreto en el que te sentirás transportado directamente al siglo XIX.

Leer más
Alonso Martínez

Degustar croquetas en Casa Labra

En la Calle Tetúan, junto al bullicio habitual de la calle Preciados y el Corte Inglés de Sol, hay una taberna centenaria cuya visita es obligada. Fundada en 1860 y conocida por ser el lugar en el que Pablo Iglesias fundó de manera clandestina el Partido Socialista Obrero Español, Casa Labra ofrece unas croquetas caseras y tajadas de bacalao tan deliciosas que, con sólo probarlas, entenderás rápidamente por qué, vayas a la hora que vayas, siempre hay gente.

Leer más
Sol

Tomar churros con chocolate en San Ginés

Definitivamente, no podrás decir que vives en Madrid o que has estado hasta que no pases por San Ginés y te tomes un chocolate caliente acompañado de unos buenos churros. Lo suyo es además degustes el famoso binomio cuando manda la tradición, es decir, tras una larga y provechosa noche de fiesta. No obstante, si esta posibilidad no está a tu alcance, bien estará que visites la chocolatería más conocida de Madrid, enclavada en el mítico pasadizo de San Ginés, a la hora del desayuno o la merienda.

Leer más
Sol
Advertising

Quedar con los amigos en La Esquina de Eusebio

La fama de este bar, situado en la zona de Puerta del Ángel, está más que justificada. Cervezas en vasos de sidra e infinidad de bandejas de pinchos y canapés gratis son el principal reclamo de este local regentado por dos simpáticos portugueses, 'Euse' y su hermana. Emplazado en calle Caramuel número 16, 'el Eusebio' es perfecto si quieres coger fuerzas antes de un concierto en La Riviera o si simplemente andas con ganas de pasártelo bien entre amigos. Es recomendable, con todo, que hagas la vuelta a casa en transporte público, ya que es más que probable que al final de la noche te hayas pimplado algo más que una consumición.

Leer más
Puerta del Ángel

Despedir la noche con espaguetis en el Laidy Pepa

El Surrealismo surgió en Francia hace ya casi un siglo, pero lo cierto es que en esta ciudad hay locales que podrían haber sido la cuna de este movimiento. Uno de ellos es, sin duda, el Café Teatro Laidy Pepa, un lugar difícil de definir y de clasificar que es mejor que conozcas de primera mano. De la personalidad de este espacio, situado en la calle San Lorenzo, no sólo hablan su horario (abierto de 12 de la noche a 6 de la mañana) ni su particular atmósfera (respirada por una multitud de almas hambrientas de juerga y de espaguetis a la boloñesa), sino también su distribución y decoración. Precedido de una escalera, en el comedor de este sótano de look retro, reina un piano que hace las delicias de los valientes de la noche, los que se arrancan a cantar, bailar y a lo que surja.

Leer más
Malasaña

Tomarte un vermú en la Plaza de Olavide

No es una plaza monumental ni imponente, es cierto, pero tiene un encanto muy especial, como pocos rincones de la ciudad poseen. Repleta de terrazas en las que es difícil encontrar un hueco cuando se acerca el buen tiempo, la Plaza de Olavide es el lugar idóneo para sentarte al sol con unos amigos y tomar una caña bien tirada o, mejor aún, una bebida aún más castiza y más de moda, el vermú. Un ritual diurno recuperado, para nuestra fortuna, de la época de nuestros bisabuelos o tatarabuelos.

Leer más
Trafalgar
Advertising

Ponerte 'morado' en el chino clandestino de Plaza España

Desde luego, es conveniente que el día que te adentres en el subterráneo de los bajos de Plaza de España para visitar su famoso restaurante chino, estés famélico. Porque este singular local, situado junto al parking, es el lugar idóneo para ponerte las botas a base de arroz frito, pollo con verduras, costillas de cerdo, empanadillas o bolas de soja. Un menú contundente y a buen precio, que olerás ya desde la misma entrada, donde con toda probabilidad tendrás que hacer cola, dado que el espacio es pequeño y sólo disponen de algunas mesitas.

Leer más
Centro

Zamparte media 'zapatilla' en el Melo's

Seguramente, si pasaras por la puerta de este bar del barrio de Lavapiés (en la calle Ave María) y nunca te hubieran hablado de él, no entrarías. Pero, aunque su fachada pase algo desapercibida, el Melo's esconde una de las delicias culinarias más sabrosas de la ciudad, las 'zapatillas'. Hechas con pan de pueblo, lacón y queso de tetilla fundido, son un secreto a voces que mereces catar. Una bomba energética de la que conviene no abusar si no quieres cambiar de talla pero que, una vez al año, no sólo no hace daño sino que es más que saludable.

Leer más
Lavapiés

Tomar un volcán en el hawaiano de Santa Ana

Si el estrés se ha apoderado de ti y últimamente andas mascullando blasfemias e improperios, para. Desabróchate el nudo de la corbata y acércate hasta Mauna-Loa —más conocido como el 'hawaiano' de la Plaza de Santa Ana—. Una vez allí, recurre a su clásico y pide uno de sus 'volcanes', cócteles afrutados de los que sale un humo de lo más apetecible. Además de por sus gigantescos preparados, este local es conocido por el exotismo de su local, en el que conviven periquitos y acuarios de peces, y por los detalles de su personal, que te obsequiará nada más llegar con abundantes aperitivos y un collar de flores de plástico al 'estilo polinesio'.

Leer más
Barrio de las Letras
Advertising

Tener una cita en el Josealfredo

El insigne cantante mexicano da nombre a este clásico de la noche madrileña situado muy cerquita de la Plaza de la Luna y a un paso de la Gran Vía. La luz íntima, los asientos aterciopelados de sus reservados y sus techos de madera logran el ambiente perfecto para que tu cita sea una victoria asegurada de antemano. La exquisita música que suena de fondo —buen soul, funky, jazz o rithm&blues— y la amplia gama de cócteles clásicos y propios —con nombres tan sugerentes como Lazy Bitch, Amores Perros o De la Puríssima— contribuirán a que los dos os veáis más guapos que nunca y a que Cupido acierte al fin con su flecha.

Leer más
Sol
Mostrar más

Críticas y valoraciones

0 comments