17 Me encanta
Guárdalo

Qué ver en Barcelona: 50 lugares que no te puedes perder

Museos, plazas, jardines, edificios modernistas... estos son los monumentos imprescindibles del patrimonio de la ciudad

Sant Felip Neri (Carlos A. Oliveras )
1/50
Carlos A. Oliveras

Sant Felip Neri

Para muchos barceloneses Sant Felip Neri es la plaza más bonita de la ciudad, quizá por su sencillez, por su tranquilidad, por su fuente y por su historia. Se llega a ella paseando por calles estrechas del barrio Gòtic. Se encuentra sobre el antiguo cementerio medieval de Monjuïc del Bisbe y en ella se encuentran la iglesia y la escuela del mismo nombre, viviendas renacentistas y las antiguas casas de los gremios de caldereros y zapateros, esta última es la sede del Museo del Calzado. Si os fijáis en la fachada de la iglesia de Sant Felip Neri veréis los restos de la metralla de una bomba que lanzó el bando nacional durante la Guerra Civil y que causó la muerte de 42 personas, la mayoría de ellas niños.

Anilla Olímpica
2/50

Anilla Olímpica

En 1992 Barcelona cautivó al mundo y la ciudad tuvo que saber adaptarse a lo que suponía organizar unos Juegos Olímpicos. Aprovechando el espacio que ofrecía la montaña de Montjuïc, se construyó esta Anilla Olímpica de más de 400 hectáreas que incluye la Torre Calatrava, el Estadio Olímpico Lluís Companys, el Palau Sant Jordi, las piscinas Picornell, la sede del INEFC (Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña) así como el Museo Olímpico y del Deporte Joan Antoni Samaranch, inaugurado en 2007. Además de acoger eventos deportivos, tanto el Estadio Olímpico como el Palau Sant Jordi se han convertido también en escenario de grandes conciertos.

Born Centre Cultural (©Irene Fernández)
3/50
©Irene Fernández

Born Centre Cultural

Después de años de excavaciones y rehabilitación y más de una disputa vecinal, en septiembre de 2013 se inauguró el Born Centre Cultural, un equipamiento ubicado en el antiguo Mercat del Born. En el interior de la estructura de hierro y cristal construida por Josep Fontserè en 1876 –fue el primer mercado de la ciudad creado según la moda de la arquitectura de París– se conservan los restos arqueológicos del barrio de Vilanova de Mar, de 1700, y contextualiza el asedio que sufrió la ciudad en 1714. Una gran pasarela recorre el centro cultural, que también tiene salas de exposiciones, una librería/tienda y un espacio gastronómico.

Cementerios
4/50

Cementerios

Hay quienes dicen que al cementerio solo piensan entrar una vez, y otros que saben separar su función funeraria para apreciar el valor artístico de sus tumbas y panteones. En los cementerios de Poblenou y Montjuïc, los más grades de Barcelona, encontramos numerosos ejemplos de diferentes estilos arquitectónicos y piezas de reconocidos artistas. Acercaos sin temor; también se organizan visitas guiadas para no perder detalle.

Barceloneta
5/50

Barceloneta

Barcelona tienen más de 4,5 kilómetros de playas, desde la de Sant Sebastià a la de Levante. Buena parte de ellas se encuentran en la Barceloneta, antiguo barrio marinero  y obrero instalado en la isla de Maians a partir del siglo XVII. Vale la pena pasear por sus  calles para descubrir algunas de las casas originales del barrio, construcciones de dos plantas poco ostentosas pero llenas de encanto. Otro de los atractivos del barrio es su variada y excelente oferta gastronómica: desde tapas y vermuts, hasta paellas y marisco.

Búnkeres del Carmel
6/50

Búnkeres del Carmel

No suelen aparecer en los recorridos turísticos de la ciudad y es una pena porque si no los visitáis os perderéis unas de las mejores vistas de Barcelona. Estos cañones antiaéreos se construyeron en 1937, en plena Guerra Civil, cuando Barcelona recibía casi 200 bombardeos al día. A partir de los años 50 y con el boom de la inmigración, fueron habitados. Se construyeron barracas y fue la lucha vecinal la que consiguió mejoras (luz, agua, contenedores) y más tarde que los realojaran en pisos con mejores condiciones. Coincidiendo con los Juegos Olímpicos, el Ayuntamiento derribó las barracas y dejó este espacio abandonado, pero fueron nuevamente los vecinos quienes lucharon para que se reconociera su patrimonio histórico.

Torre Bellesguard
7/50

Torre Bellesguard

Desde septiembre de 2013, la Torre Bellesguard, una de las obras menos conocidas de Gaudí, ha abierto su puertas para disfrute de todos. El arquitecto la construyó por encargo de Jaume Figueras y está a medio camino entre el gótico y el modernismo. Ya estuvo habitada desde cinco siglos antes por Martín el Humano, el último rey del Casal de Barcelona, que fijó su residencia a los pies del Tibidabo en 1409.

Casa Planells
8/50

Casa Planells

En plena Diagonal encontramos la Casa Planells, edificio de Josep Maria Jujol, otro de los grandes del modernismo catalán, pero más discreto que sus coetáneos. En un solar muy pequeño consiguió levantar un edificio espectacular a base de líneas redondeadas y sin demasiadas florituras en la fachada. Dentro, lo que más llama la atención es la escalera y la barandilla de hierro forjado.

CaixaForum (Scott Chasserot)
9/50
Scott Chasserot

CaixaForum

CaixaForum es otro ejemplo de edificio recuperado. Puig i Cadafalch construyó esta antigua fábrica textil a los pies de la montaña de Montjuïc por encargo del empresario Casimir Casaramona. Después de estar muchos años abandonado, la Fundació LaCaixa compró este edificio, ejemplo del modernismo industrial, y le dio otra función, la de centro cultural, social y educativo. Se inauguró en 2002 y en las obras de rehabilitación colaboraron Arata Isozaki, Francisco Javier Asarta, Roberto Luna y Robert Brufau. Además de colecciones permanentes de arte contemporáneo, hay tres espacios para exposiciones temporales y su programación incluye conciertos, charlas, proyecciones, visitas guiadas y actividades infantiles.

Jardín Botánico (© Greg Gladman / Time Out )
10/50
© Greg Gladman / Time Out

Jardín Botánico

Con un clima como el nuestro, Barcelona puede presumir de un Jardín Botánico de más de 14 hectáreas donde se preservan colecciones de plantas mediterráneas de todo el mundo. Se organiza en cinco áreas: Australia, California, cuenca mediterránea, Suráfrica y Chile. Una vez en Montjuïc, dedicadle una visita porqué tendréis, además, unas bonitas vistas sobre el delta del Llobregat, la Anilla Olímpica y parte del área metropolitana.

Colonia Güell
11/50

Colonia Güell

Salimos de Barcelona ciudad para ir hasta Santa Coloma de Cervelló, en el Baix Llobregat, para visitar el recinto industrial de la Colonia Güell. El empresario textil Eusebi Güell trasladó todas sus industrias del barrio de Sants a este pueblecito, huyendo de las revueltas sociales. Gaudí y su equipo de ayudantes se encargaron del proyecto, que incluía hospital, fonda, escuela, comercios, teatro, la cooperativa y la capilla, además de las fábricas y las viviendas de los obreros. Gaudí solo pudo construir la cripta de la iglesia, ya que la muerte de Güell cambió los planes y dejó el proyecto a medias. 
Los domingos y festivos, a las doce del mediodía, hay visitas guiadas por todo el conjunto histórico, y los sábados por la mañana se organiza el Mercat de pagès con productos locales.

Catedral de Barcelona
12/50

Catedral de Barcelona

Siempre hay que entrar en la catedral de la ciudad que se visita, y la de Barcelona es un ejemplo de arquitectura gótica que impresiona. Es Bien de Interés Cultural y desde 1929 también Monumento Histórico Nacional. Está dedicada a la Santa Cruz y a Santa Eulalia, patrona de Barcelona. Fue una joven martirizada por los romanos y cuyos restos descansan en la cripta. A parte de la riqueza artística y arquitectónica de su interior, debéis visitar también el claustro, con 13 ocas blancas (una por cada año de la vida de Santa Eulalia) y con grabados medio borrados del suelo que detallan qué gremio pagó cada una de las partes de la capilla.
Si la visitáis en fin de semana, por la mañana, es probable que os encontréis con otra demostración de tradición catalana, las sardanas.

Estación de Francia
13/50

Estación de Francia

No tiene nada que ver con las estaciones de tren clónicas, donde manda el plástico y las escaleras mecánicas. La Estación de Francia (situada en av. marquès de l'Argentera) también es hija de la Exposición Universal del 29 y es la segunda estación más grande de Barcelona, después de la de Sants. Hay quien la compara con la estación parisina de Orsay por su elegancia y monumentalidad. Podréis admirar la marquesina metálica, ejemplo de la arquitectura de hierro, con una nave doble llena de luz y espacio. El vestíbulo novecentista es igual de bonito, obra de Duran Reynals, que en los últimos años se ha mostrado como un buen espacio para acoger diferentes actividades, como ferias de segunda mano.

Sagrada Família
14/50

Sagrada Família

Es la obra inacabada por excelencia de Barcelona, pero eso no le resta belleza. Gaudí dedicó más de 40 años (los últimos 14 exclusivamente) a la Sagrada Familia, y está enterrado debajo de la nave. Genera todo tipo de opiniones, pero nunca indiferencia. Los hay puristas, que veneran la parte hecha por Gaudí, y otros que reconocen el trabajo hecho por Subirachs. En cualquier caso, es una joya modernista que merece una visita, por fuera y por dentro, seáis turistas o autóctonos.

Fuentes de Montjuïc (© Olivia Rutherford / Time Out)
15/50
© Olivia Rutherford / Time Out

Fuentes de Montjuïc

La Fuente Mágica de Carles Buïgas es otra herencia de la Exposición Universal de 1929 y uno de los monumentos de Barcelona más visitados por los turistas. Sus juegos de luces, música y agua son el eje de una serie de elementos que van desde el Palacio Nacional hasta la plaza de España.  
Al lado veréis el pabellón Mies Van der Rohe, bueno, la réplica idéntica, ya que el original que se creó también para la Exposición Universal fue demolido poco después.

Camp Nou / Museo del Barça
16/50

Camp Nou / Museo del Barça

Antes de que se lleve a cabo una remodelación millonaria, acercaos al barrio de Les Corts para visitar el Camp Nou, templo del barcelonismo, y el Museo del Barça, que está entre los cuatro museos más visitados de Catalunya. Una de las opciones más completas es el Camp Nou Experience, que incluye una vista a los espacios más emblemáticos del Camp Nou, el Museo –para conocer la historia del club y ver todos sus trofeos–, el Espacio Messi –con sus cuatro balones de oro y sus tres botas de oro– y la zona multimedia. ¡El paraíso de todo culé!

Manzana de la discordia
17/50

Manzana de la discordia

Con este nombre de reminiscencias mitológicas se conoce al tramo de Paseo de Gràcia entre las calles de Aragó y Consell de Cent. Allí están cinco edificios claves del modernismo catalán: la Casa Lleó Morera de Lluís Domènech i Montaner, la Casa Mulleras de Enric Sagnier, la Casa Bonet de Marcel·lí Coquillat, la Casa Amatller de Josep Puig i Cadafalch y la Casa Batlló de Gaudí. Se bautizó como manzana o isla de la discordia por la rivalidad que existía entre los arquitectos.

Museu Marítim (Maria Dias)
18/50
Maria Dias

Museu Marítim

Después de un gran trabajo de restauración, las atarazanas de Barcelona, declaradas Monumento Histórico-Artístico en 1976, lucen mejor que nunca. Allí se encuentra el Museu Marítim, encargado de conservar, estudiar y difundir una de las colecciones de patrimonio marítimo más importante del Mediterráneo. Además de merecer una visita por su arquitectura, el museo también acoge exposiciones de temáticas variadas y su jardín, con cafetería, es un rincón muy agradable.

Universidad de Barcelona
19/50

Universidad de Barcelona

El edificio más importante de la plaza Universitat es, lógicamente, el edificio histórico de la Universidad de Barcelona. Empezó a funcionar como centro docente en 1871 y durante todo el siglo acogió a la mayoría de facultades y centros de Barcelona, divididas en el patio de las Letras y las Ciencias. Ahora acoge las facultades de matemáticas y filología. Si os apetece visitarlo, estéis o no en edad estudiantil, se organizan visitas guiadas para grupos por los espacios más especiales del edificio: el vestíbulo principal, la escalera de honor, los claustros, el paraninfo…

Recinto Modernista de Sant Pau (© Elan Fleisher / Time Out)
20/50
© Elan Fleisher / Time Out

Recinto Modernista de Sant Pau

Cerca de la Sagrada Família se encuentra esta otra joya del Modernismo, un espectacular hospital obra de Domènech i Montaner. El arquitecto se inspiró en los hospitales más modernos de Europa y en las ideas higienistas, así que diseñó un centro con pabellones aislados (cada uno para una especialidad), rodeados de jardines y conectados por pasillos subterráneos. Domènech i Montaner creía que la armonía estética y el ambiente agradable eran buenos para la salud. Después de más de 80 años al servicio de la ciudad, la actividad hospitalaria se trasladó a otro edificio, mucho más moderno, y se empezaron las obras de rehabilitación del recinto. Ya se puede visitar por libre o con visitar guiadas. Vale la pena hacer cola para conocer la historia de uno de los hospitales más antiguos de Europa.

Laberinto de Horta
21/50

Laberinto de Horta

Pocos saben que es el parque más antiguo que se conserva en la ciudad y tener un laberinto en su interior hace que juegue con ventaja. Está en el barrio de Horta, cerca de la sierra de Collserola y, a parte del dédalo, cuenta con un jardín neoclásico del siglo XVIII y un jardín romántico del siglo XIX, así como el palacete de la familia Desvalls, propietaria del terreno, fuentes, una cascada y varias esculturas sobre la mitología griega. Entrad y jugad a ser Teseo y el Minotauro.

Mercat Flors /Teatre Lliure
22/50

Mercat de les Flors /Teatre Lliure

Estos dos equipamientos culturales ocupan lo que quedó del antiguo Palacio de la Agricultura, que se construyó en la montaña de Montjuïc para la Exposición Universal de 1929. La entonces regidora de cultura, Maria Aurèlia Capmany, y el alcalde Pasqual Maragall fueron los responsables del nacimiento, en 1983, del Mercat de les Flors como teatro municipal.

El Teatre Lliure de Gràcia crecía y fue necesario buscar una ubicación para la nueva sede. Tras desestimarse el proyecto de remodelación de la antigua plaza de toros de la Arenes, se ofreció el Palacio de la Agricultura, donde se encuentra desde 2001.

La Pedrera (© Elan Fleisher / Time Out)
23/50
© Elan Fleisher / Time Out

La Pedrera

Considerado Patrimonio de la Humanidad, la Casa Milà, popularmente conocida como La Pedrera, es uno de los edificios más queridos de la ciudad, lleno de reminiscencias marinas y mitológicas. Los arquitectos la adoran por su extraordinaria estructura: no hay ninguna pared maestra y los amplios y asimétricos ventanales de la fachada consiguen mucha luz natural. Además de ser una obra de arte en sí misma, también acoge exposiciones, conciertos en su terraza y uno de los pisos conserva los muebles y decoración de principios de 1900.

Mercado de Sant Antoni (Pere Virgili)
24/50
Pere Virgili

Mercado de Sant Antoni

Abuelos, padres e hijos han pasado más de uno y de dos domingos en este mercado intercambiando cromos o buscando libros de segunda mano. Es único en la ciudad –se instala en los alrededores del mercado del barrio de Sant Antoni–, un patrimonio, el paraíso para los coleccionistas, donde cada domingo se pueden encontrar las cosas más variopintas: libros descatalogados, sellos, cómics de todo tipo y de cualquier época… Aunque no tengáis intención de comprar, pasear entre los puestos y ver el gentío que se congrega allí desde hace décadas os hará entender la importancia de este pequeño gran mercado.

La Rambla
25/50

La Rambla

Quizá sea la vía más famosa de Barcelona. Os proponemos recorrerla de punta a punta. Desde la plaza de Catalunya, centro neurálgico de la ciudad, hasta el Port Vell. La Rambla está llena de gente a todas horas, pero también de kioscos de prensa, de flores, comercios centenarios, artistas, tiendas y otros monumentos míticos como el lugar de celebración de los triunfos del Barça la fuente de Canaletas –estad atentos porque pasa desapercibida–, el mercado de la Boqueria, el Liceu, el Teatre Principal y, al final, el monumento a Colón. Dejaos llevar por el ambiente.

Mercado de la Boqueria (© Elan Fleisher / Time Out)
26/50
© Elan Fleisher / Time Out

Mercado de la Boqueria

Sus vendedores han tenido que aprender idiomas y a ejercer de relaciones públicas, porque además de ser el mercado municipal con más oferta alimentaria, La Boqueria es ya una atracción turística más de Barcelona. Lo encontraréis en la Rambla y es el mercado más grande Catalunya, con más de 300 paradas y 2.583 metros cuadrados de superficie. Ponedlos a prueba, seguro que encontráis lo que estáis buscando, por muy extraño que parezca. Y después del paseo, siempre podéis picar algo en el Quim de la Boqueria. Autenticidad pura.

MNAC
27/50

MNAC

El Palacio Nacional, edificio emblemático de la Exposición Internacional de 1929, es la sede del Museo Nacional de Arte de Cataluña. Lo veréis a lo lejos, desde la plaza de España, y os irá ganando a medida que subáis las escaleras que llevan hasta él. Contiene una importantísima colección de arte románico, piezas de los artistas más representativos del Modernismo catalán como Gaudí y Ramon Casas, arte gótico, del Renacimiento y el barroco y una amplia colección de fotografía.

Palau de la Música Catalana
28/50

Palau de la Música Catalana

Cuando visitéis el Palau de la Música, tened todos los sentidos despiertos al máximo, porque a cada paso encontraréis detalles, materiales e historias que os hablarán sobre el Modernismo, la música universal y Catalunya. Fue construido en 1908 por Lluís Domènech i Montaner y considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su gran sala de conciertos está vigilada por las musas, y en su fachada encontraréis los bustos de Palestrina, Bach, Beethoven y Wagner. Que su aire monumental no os confunda, consultad la programación del Palau porque no solo acoge a primeras figuras de la música clásica sino también a propuestas contemporáneas.

Montjuïc (© Olivia Rutherford / Time Out)
29/50
© Olivia Rutherford / Time Out

Montjuïc

No se le podía sacar más partido a esta montaña. Si os apetece una jornada de paseo entre parques y naturaleza, visitar Montjuïc es una buena opción. Podéis visitar el Castillo (fue fortaleza y después de la Guerra Civil, museo militar), comer en la Caseta del Migdia con Barcelona a vuestros pies y recorrer algunos de los jardines más bonitos: los jardines de Laribal (su cascada enamora); el Palacete Albéniz (que abre gratis los domingos y durante las fiestas de la Mercè); los jardines de Mossèn Cinto Vedaguer (dedicados a las plantas bulbosas, rizomatosas y acuáticas) y los jardines de Joan Brossa (un ejemplo de recuperación paisajística, ya que durante más de 30 años fue el parque de atracciones de Montjuïc).

Parque Cervantes
30/50

Parque Cervantes

Podéis recorrer el amplio parque de Cervantes subiendo desde la avenida Diagonal, donde está la entrada principal, o de una forma más relajada, bajando con calma desde la Ronda de Dalt. Esta gran zona verde, es muy apreciada por los paseantes y deportistas porque sus caminos son anchos y porque hay zonas de sol y de sombra. Pero si por algo es conocido, es por su rosaleda. Desde que empieza la primavera hasta el otoño, más de 10.000 rosales llenan las cuatro hectáreas de un extremo del parque. A principios de mayo acoge el Concurso Internacional de Rosas Nuevas de Barcelona.

Parque del Tibidabo
31/50

Parque del Tibidabo

El del Tibidabo el único parque de atracciones de la ciudad –y uno de los más antiguos del mundo– y resiste el paso del tiempo. Hay más de 25 atracciones para todas las edades, desde las más nuevas hasta otras más 'clásicas', pero que a su vez le dan cierta magia al parque. Algunas de sus atracciones más emblemáticas son el Miramiralls (un laberinto de espejos cóncavos y convexos que deforman la imagen), la Talaia (abierta en 1921, todavía es una atracción única en el mundo); el avión (réplica del primer avión que hizo el trayecto Barcelona-Madrid y que conserva en su interior elementos originales)... y  también la ciudad de Barcelona, ya que desde la montaña gozaréis de unas vistas impactantes. Llegar hasta el parque en el Tramvia Blau y en funicular forma parte de la diversión.

Palau Güell (© Olivia Rutherford / Time Out)
32/50
© Olivia Rutherford / Time Out

Palau Güell

A pesar de ser el primer encargo importante de Gaudí, sus otras obras han robado un poco de protagonismo al Palau Güell. El edificio, situado en el Raval, pertenece a la etapa orientalista del arquitecto y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984. Está estructurado en seis plantas, tiene una chimenea cónica que enlaza y ventila los pisos superiores y un terrado espectacular con 20 chimeneas y un bosque arco iris. Fue el preludio de lo que haría años después en la Pedrera.

Plaza dels Àngels (Macba)
33/50

Plaza dels Àngels (Macba)

Poco a poco los ‘skaters’ le están robando el nombre a la plaza, pero no le restan protagonismo al Macba, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona. Se trata de un impresionante edificio con un gran ventanal y que combina las líneas rectas con los cilindros, obra del arquitecto estadounidense Richard Meier. Desde que se inaugurara, en 1995, el Macba se ha ganado el primer puesto en la lista de instituciones que difunden el arte y las prácticas culturales contemporáneas.

Parque de la Ciutadella
34/50

Parque de la Ciutadella

La Ciutadella es el gran parque de la ciudad y el más utilizado por los barceloneses, y es que sus más de 17 hectáreas dan para mucho. Aquí está el Zoo, los edificios del Parlament de Catalunya, un instituto, una iglesia, un lago y un quiosco donde se programa música en directo. Pero aquí tienen lugar muchas más actividades, desde ferias o mercados a eventos deportivos, conciertos, sesiones de Dj, fiestas infantiles o actos solidarios.

Santa María del Mar (© Karl Blackwell / Time Out)
35/50
© Karl Blackwell / Time Out

Santa María del Mar

Inspiró la novela ‘La catedral del mar’, de Ildefonso Falcones, y no nos extraña porque Santa María del Mar es realmente bonita a pesar de su austeridad. Es uno de los ejemplos más representativos del gótico catalán y recibe el nombre de la patrona de los marineros. Creyentes o no, no os dejará indiferentes, y su interior, amplio y luminoso, os transmitirá tranquilidad. Aprovechad la visita para cruzar la calle, allí está el Fossar de les Moreres, memorial a las víctimas del asedio que sufrió la ciudad en 1714. Un pebetero con una llama que está siempre encendida preside la plaza, que se convirtió en fosa común durante el asedio.

Gato de Botero
36/50

Gato de Botero

Es el gato más famoso del Raval, qué digo, de Barcelona entera. Ahora parece que está a gusto en la Rambla del Raval, reluce, los vecinos lo quieren, está tranquilo. Pero desde que el Ayuntamiento se lo comprara al artista colombiano Fernando Botero, en 1987, el pobre gato ha cambiado varias veces de casa. Primero estuvo en el Parque de la Ciutadella, cerca del Zoo; después y coincidiendo con los Juegos Olímpicos del 92, lo trasladaron al Estadio Olímpico y unos años más tarde volvió a cambiar de casa, en una plaza detrás de las Drassanes.

Park Güell
37/50

Park Güell

Hablamos de uno de los espacios verdes más emblemáticos de la ciudad, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984, y una de las creaciones más importantes de Gaudí. El arquitecto quiso emular en el Park Güell las ciudades jardín inglesas y se obsesionó en conseguir la integración de sus obras en la naturaleza. Hay varios elementos importantes en el parque: la Sala de las Cien Columnas, aunque tiene 86; la plaza con el banco serpenteante de ‘trencadís’, y el dragón de la escalera principal. La zona monumental es de pago desde finales del 2013: aunque también hay opciones de entrar de forma gratuita.

Plaza de la Virreina (Maria Dias)
38/50
Maria Dias

Plaza de la Virreina

El barrio de Gràcia está lleno de plazas bonitas y repletas de bares; ésta, sin embargo, es la que tiene más encanto para nosotros. Por su buen ambiente, cosmopolita y familiar; por la iglesia que la preside, por ser punto de encuentro para gente del barrio y del resto de Barcelona y por la rivalidad sana que existe entre sus tres bares principales. Podéis probarlos todos y opinar. Si pasáis por allí un domingo por la mañana es más que probable que os encontréis con exhibiciones de lindy-hop.

Museo Picasso
39/50

Museo Picasso

Si la calidad de un museo se midiera por la cantidad de gente que hace cola para entrar, el Museu Picasso ocuparía un puesto en el pódium. El museo fue creado por propio deseo del artista y de su amigo y secretario, Jaume Sabartés, que donó su colección. Ilustra los años de formación del artista, con un fondo de más de 3.800 obras que componen la colección permanente y ofrece una dilatada programación de exposiciones temporales.

Fundació Joan Miró (Maria Dias)
40/50
Maria Dias

Fundació Joan Miró

Todo juega a favor de la Fundació Miró. Uno, la colección de obras del artista, con más de 104.000 piezas, entre pinturas, esculturas y tapices, así como casi todos los dibujos de Miró. Dos, el entorno, espectaculares jardines y vistas de Barcelona desde lo alto de la montaña de Montjuïc. Tres, el edificio, obra de Josep Lluís Sert, arquitecto cofundador del GATCPAC (Grup d'Arquitectes i Tècnics Catalans per al Progrés de l'Arquitectura Contemporània) y gran amigo de Joan Miró. Cuatro, las actividades que se organizan, muchas para un público familiar.

Plaza Sant Jaume
41/50

Plaza Sant Jaume

Es el centro administrativo de Barcelona, ya que allí se encuentra el Palau de la Generalitat y el Ayuntamiento. Si buscamos sus orígenes, lleva el nombre de la iglesia que ocupaba ese espacio en la época medieval, y allí se cruzaban el Cardo y el Decumanus de la Barcino romana. Allí también estuvo el foro y el templo de Augusto, del que se conservan cuatro columnas en la calle Paradís. Por allí pasan muchas de las manifestaciones que se suceden en la ciudad y, en Navidad, también acoge un belén que cambia cada año.

CCCB
42/50

CCCB

Está muy cerca del Macba y es otro de los edificios históricos del Raval. Ocupa lo que en su día fue la Casa de la Caridad, que funcionó como tal hasta 1957, después, el edificio quedó abandonado. En 1989 la Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento aprobaron la creación del Centro de Cultura Contemporánea, dentro del proyecto de mejora del Raval, y se inauguró en 1995. La mayor parte de su espacio se dedica a acoger exposiciones, pero en el CCCB se hace de todo: festivales de música, de cine, charlas, debates… Importante, el primer domingo de cada mes abre gratis su mirador.

Sant Pere de les Puel·les
43/50

Sant Pere de les Puel·les

Sant Pere de les Puel·les no es de las iglesias más conocidas de Barcelona, pero es uno de los lugares que sin duda merece una visita. Fue un monasterio benedictino, pero del edificio original solo queda la iglesia, que fue reconstruida después del incendio de 1909. Forma una pareja inmejorable con la bonita plaza donde está ubicada, con varias terrazas y restaurantes.

Mercado de Santa Caterina
44/50

Mercado de Santa Caterina

Reconoceréis al instante el mercado de Santa Caterina por su cubierta ondulada y multicolor, con reminiscencias gaudinianas, ya que está hecha con 325.000 piezas y quiere imitar los colores de los puestos de fruta y verdura. Es el segundo mercado más antiguo de Barcelona, solo superado por La Boqueria. Las obras de reforma fueron a cargo del estudio de Enric Miralles y Benedetta Tagliabue y se conservó la fachada porticada original, reconstruida en 1988. En el interior, encontraréis la vida normal de un mercado municipal, pero con un techo de madera que le da una calidez particular. Si pasear entre tanto producto fresco os da hambre, podéis comer en Cuines de Santa Caterina, un curioso restaurante que ofrece comidas de diversos lugares del mundo en sus diferentes barras.

Plaza Real
45/50

Plaza Real

La encontraréis bajando la Rambla a mano izquierda y la reconoceréis porque es una de las pocas plazas porticadas de Barcelona y también por sus palmeras. En el centro veréis la fuente de las Tres Gracias, obra de Antoni Rovira i Trias, y las farolas son de Gaudí. Es una de las plazas con más vida de la ciudad, sobre todo por la noche, ya que hay un montón de restaurantes, bares y locales nocturnos. Eso sí, no está de más vigilar la cartera si paseáis por ella.

Columnas del Templo de Augusto
46/50

Columnas del Templo de Augusto

Es otro ejemplo de la Barcelona romana. Fue un templo de culto dedicado a Augusto y ocupaba la parte central del Foro. El paso del tiempo lo destruyó, pero a finales del siglo XIX, durante las obras de construcción del Centro Excursionista de Catalunya, se encontraron tres columnas. Una carta columna, que estuvo expuesta en la plaza del Rey hasta finales de los años 50, pero ya acompaña a las otras tres. La podéis ver en el patio trasero de este centro, en la calle Paradís.

Judería (Call) (Jose Luis Filpo Cabana)
47/50
Jose Luis Filpo Cabana

Judería (Call)

El barrio judío de Barcelona ocupaba parte del actual barrio Gòtic, entre las calles del Call, la plaza Sant Jaume, Banys Nous y Sant Sever. Además de pasear por estas calles, si queréis profundizar más en la vida de la comunidad, en el MUHBA El Call veréis algunos objetos como lámparas rituales y lápidas funerarias, así como la exposición ‘Salomó ben Adret de Barcelona (1235-1310). El triunfo de una ortodoxia’. Y por si eso fuera poco, podéis visitar la sinagoga

Plaza Prim
48/50

Plaza Prim

En la plaza Prim, la más emblemática del barrio del Poblenou, se conservan las casitas blancas de los pescadores, cuando era un barrio marinero. Es una plaza sencilla, con tres grandes ombúes, una fuente, algunos bancos y un único restaurante que tiene el privilegio de ocupar la plaza como terraza. Ya que estáis aquí, sería un sacrilegio no probar la cocina marinera que preparan en Els Pescadors.

Santa Maria del Pi (© Elan Fleisher / Time Out)
49/50
© Elan Fleisher / Time Out

Santa Maria del Pi

Entre las plazas del Pi y de Sant Josep Oriol está la iglesia de Santa Maria del Pi, de estilo gótico catalán y declarado en 1931 Bien Cultural de Interés Nacional. Además de admirar sus detalles arquitectónicos, sabed también que acoge conciertos de guitarra y los fines de semana varios artistas exponen y venden sus pinturas en la plaza.

Glòries (© Olivia Rutherford / Time Out)
50/50
© Olivia Rutherford / Time Out

Glòries

Alrededor de la plaza de las Glòries se han ido construyendo diversos hitos arquitectónicos y culturales para Barcelona. Por un lado, la Torre Agbar de Jean Nouvel, que cambió el 'skyline' de la ciudad, y por otro el nuevo Mercat de Bellcaire, o Encantes, con una la impresionante cubierta ondulante de Fermín Vázquez que refleja el bullicio del mercado. Pero allí también está el Disseny Hub Barcelona, futura sede del Museo del Diseño, el Teatre Nacional de Catalunya (obra de Ricardo Bofill) y L’Auditori (diseñado por Rafael Moneo).

Es difícil hacer una lista con todos los monumentos (museos, parques, plazas, jardines, restos arqueológicos, edificios reconocidos, mercados...) que tiene una ciudad. Pero nos hemos envalentonado y hemos seleccionado nuestros 50 lugares imprescindibles, aquellos que, tanto si sois de Barcelona como si venís unos días de turismo, deberíais visitar. Algunos están en esta lista por su encanto, otros tienen un enorme valor histórico y artístico, y otros no son muy conocidos pero merecen una visita. ¡Disfrutadlos todos!

Críticas y valoraciones

7 comments
Joan P
Joan P

Aquí em falta el baluard de Santa Madrona, entre Paral.lel i plaça Blanquerna, rere el Museu Marítim, darrer tram que resta de la muralla de Barcelona, construïda vers 1350 per en Pere III i modificada ("modernitzada" en 1660, que la Coronela de Barcelona, agrupació de recuperació històrica, obre al públic els primers, tercers i quarts diumenge de cada mes i per festes barcelonines i catalanes importants.

Olecar e
Olecar e

Muy buen post, está genial. Quiero recomendaros también servicios de alquiler de coches en barcelona en http://olecar.es para que podáis visitar estos bonitos lugares.

Fabini D
Fabini D

Vale, yo no quiero ser "tocapollas" y puede que hasta me equivoque y sea yo el "atontao". Pero creo que la frase "colecciones de plantas mediterráneas de todo el mundo." es incorrecta, o son mediterráneas o son de todo mundo ¿no? Vamos como aporte XD

TurisGen
TurisGen

@Fabini D Las plantas mediterráneas no se dan solo en la zona del mediterráneo, sino en todas las zonas del mundo de "clima" mediterráneo. Así pues, hay vegetación mediterránea en la cuenca mediterránea, pero también en CAlifornia, Chile, Australia o Sudáfrica, las "otras" zonas mediterráneas del planeta (biogeográficamente hablando)

Deka z
Deka z

Compte perquè la foto del cementiri no és de cap de Barcelona, és del cementiri d'Arenys de Mar!

Jorge Luiz S
Jorge Luiz S

Uma cidade espectacular para viver ou visitar.

Já por diversas vezes estive em Barcelona e visitei-a muito a pé.

Jorge Rego