101 cosas para hacer en Barcelona: Gràcia

Fiestas, tiendas, bares y restaurantes y un montón de actividades que puedes hacer en Gràcia
Festes de Gràcia
© Maria Dias
Por Time Out Barcelona |
Advertising

Para muchos es el mejor barrio de Barcelona, otros ya ni lo pisan por su masificación, pero lo que es innegable es que Gràcia está lleno de vida y ofertas culturales y gastronómicas de todo tipo. Por eso no es difícil de entender que muchas de las 101 para hacer en Barcelona que hemos elegido tengan lugar en este distrito. ¿Vamos?

¡Mira la lista completa!

Música, Espacios de música

Pasar una noche en el Heliogàbal

icon-location-pin Gràcia

Entrar en el Heliogàbal siempre nos depara una sorpresa. Encontraréis conciertos de algunos de los mejores grupos (aquí, los Manel hicieron algunos de sus primeros bolos con un público afortunado de menos de 100 personas), recitales de poesía o actuaciones de artistas internacionales. Todos ellos en un ambiente familiar donde casi todo el mundo se conoce, y donde a menudo podréis encontrar músicos de la escena catalana que se escapan de los ensayos a tomar una copa. En el Helio siempre hay buen ambiente, cervezas frescas, DJ que os harán bailar hasta la madrugada... ¡No querréis salir nunca!

Bares y pubs, Coctelerías

Tomarte un cóctel (o dos, o tres...)

icon-location-pin Gràcia

Como el concepto es un poco amplio, intentaremos pasar por todos los campos posibles. Si hablamos de cócteles en Barcelona, debemos nombrar el Boadas, una guarida en la calle Tallers donde parece que se haya detenido el tiempo. No dejamos el Raval, en el Tahití os podréis tomar un combinado tiki de escándalo y, en la acera de en frente, tenéis el Negroni, también de Javier Cejas. Obviamente, el Negroni lo bordan, pero si vais perdidos, en el barman encontraréis la salvación. Saltamos a Gràcia, hasta L'Entresòl, donde podréis empezar la noche con un buen gin-tonic. Tienen más de 35 marcas de ginebra premium y una carta de gin-tonics para que encontréis el hecho a vuestra medida.

Time Out dice
Advertising
Oslo
©Maria Dias
Tiendas

Vestir 'made in' Barcelona

icon-location-pin Gràcia

Ya se sabe que si no nos cuidamos nosotros mismos, nadie lo hará por nosotros. Lo extrapolamos también al arte y al diseño hecho en Barcelona. Tanto si venís de visita como si vivís aquí, ni os acerquéis a los escaparates de las grandes cadenas al menos por un día y concederos el regalo de visitar algunas de las tiendas donde encontraréis diseños barceloneses. Os damos solo algunos ejemplos. De moda, Ailanto, Colmillo de Morsa o Ivori. Complementos, Iriarte Iriarte y Oslo. Muebles, Amato Sole e Imanol Asa.

Festes de Gràcia
©Maria Dias
Lugares de interés

Ir a las fiestas de Gràcia

Unos tienen San Fermín, otros la Feria de Abril y nosotros, entre otras, las fiestas del barrio de Gràcia. No tienen nada que ver las unas con las otras, solo que son míticas y diferentes. Las fiestas de Gràcia se celebran a mediados de agosto, pero los vecinos del barrio se pasan todo el año preparándolas. Además de contar con todos los ingredientes necesarios para unas buenas fiestas populares –actos tradicionales, muchos y variados conciertos, programación infantil y varias comidas vecinales– lo que las hace únicas es el concurso de decoración. Una veintena de calles cambian su apariencia normal durante esos días y se transforman en todo tipo de mundos: el fondo del mar, un barco pirata, un ataque zombie, la fantasía de Disney... Vamos, ¡imperdibles!

Advertising
La Vermuteria del Tano
©La Vermuteria del Tano
Restaurantes

Hacer el vermut en alguna de las bodegas más antiguas de la ciudad y en las más modernas

icon-location-pin Gràcia

Hacer el vermut siempre ha sido tradición en Barcelona, por mucho que digan que durante un tiempo no estuvo de moda y las bodegas quedaron en el olvido. Sea como fuere, hay cientos de bares, bodegas y tabernas donde disfrutar del aperitivo por toda la ciudad. Algunas de ellas son casi centenarias, como el Xampanyet, el Bar Castells o La Vermuteria del Tano, y otras más modernas pero que han querido mantener la esencia, como el caso de Balius, en el Poblenou, una coctelería especializada en vermut.

Teatro, Comedia

Morirse de risa en el Improshow del Teatreneu

icon-location-pin Vila de Gràcia

No se tiene constancia de que alguien no se haya reído en alguna de las sesiones del Improshow –en todas sus variantes– del Teatreneu. Es un espectáculo de improvisación genial, conducido por un sargento con malas pulgas y con unos contrincantes que han debido salir de la mente más perversa. Pero aquí el público es vital. Al entrar, tendréis que escribir en un papelito una idea y con ellas irá tomando forma el espectáculo de cada noche. No hay ninguno igual.

Advertising
Tiendas

Hacer tiempo en las tiendas de la calle Verdi antes de ir al cine

icon-location-pin Gràcia

Verdi lo tiene (casi) todo. Es la eterna ganadora en el concurso de decoración de calles de las fiestas de Gràcia y también una de las arterias comerciales más importantes del barrio. Por no mencionar que allí está unos de los cines en versión original más querido por los barceloneses. Bares y restaurantes comparten acera con un montón de tiendas, que uno puede visitar, por ejemplo, antes de la sesión de la tarde. La variedad es abrumadora: los muebles restaurados de Alzira, los complementos de D-Lirio, los dulces de Çukor, Japonisme, el paraíso del fanático de la cultura nipona...

Lugares de interés, Monumentos

Hacer una ruta del Modernismo diferente

Damos por hecho que, tanto si sois de Barcelona como turistas, habréis visitado los grandes edificios modernistas de la ciudad: Sagrada Família, Pedrera, Casa Batlló, Park Güell... pero tenéis que saber que otra ruta modernista es posible. El Institut de Paisatge Urbà ha contabilizado hasta 2.200 edificios 100% modernistas o con decoraciones de esta corriente, así que ¡imaginaos todo lo que está a vuestro alcance! Os recomendamos la Casa Vicens, el Hotel Espanya, la Casa Thomas o la Casa Planells.

Advertising
Lugares de interés

Observar la fauna de la plaça del sol

Explican los más viejos del lugar que hubo un tiempo en el que en la plaza del Sol se podía encontrar cualquier cosa imaginable. Ha llovido mucho civismo sobre Gràcia desde entonces, pero sobre las escaleras, bancos o directamente en el suelo de la plaza todavía hoy abunda un montón de fauna de dos y cuatro patas, dispuesta a pasar horas y horas con una Xibeca para diez. De vez en cuando, todavía se ve alguna guitarra 'garrapatera' tortura de vecinos y bienpensantes pusilánimes.

Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com